Posts Tagged ‘lluvia’

De paraguas y gabardinas, Javier Pérez Andújar

18 February 2018

twitter: @eugenio_fouz

Maravilloso artículo de opinión sobre estilismo bajo la lluvia firmado por Javier Pérez Andújar (@sanadrianfever) publicado en El Periódico ayer.

De paraguas y gabardinas

Javier Pérez Andújar

Barcelona – Sábado, 17/02/2018.-vía elperiódico.com-

Así como la equidistancia es posible y recomendable en temas de pasiones patrióticas, no hay equidistancia que valga cuando toca elegir entre ser de paraguas o ser de gabardina. Todo lo que sabemos está en Tintín, igual que el conocimiento al completo de los antiguos egipcios se encontraba en el ‘Libro de los muertos’. Tintín es nuestro plano en el camino de las tinieblas. Nos rodean la oscuridad y la sombra, y los libros son la luz, y la crean y la atraen, y por eso en las largas noches de las primeras lecturas hay una linterna encendida debajo de las sábanas.

No hay equidistancia que valga cuando toca elegir entre ser de paraguas o ser de gabardina

Cada una de las cosas que somos las dejó escritas Hergé, dibujadas claramente, y así nos advirtió que podíamos ser de paraguas lo mismo que Tornasol o de gabardina al modo de Tintín. No es preciso decidirse ahora. Demasiado tarde, pues desde antes de abrir el primer álbum, que es el que va a cambiar la vida del tintinero, de la tintinera de cualquier época y país del mundo, ya hemos elegido nuestra estrella. Y aún así, este cruce de caminos trascendental, que creará nuestro estilo, que definirá nuestra personalidad, que va a convertirnos en los Robert Johnson de los días nublados, se dirige derecho a la extinción como una criatura del mesozoico. Me he tirado todo el invierno esperando a que lloviera para poder escribir este artículo y, caramba, sí que ha llovido al final, y fuerte, pero apenas ha durado cuatro días. (…)

siga leyendo el texto completo aquí:

https://www.elperiodico.com/es/barcelona/20180217/paraguas-gabardinas-barceloneando-perez-andujar-6631207

Una ciudad como esta

25 December 2013

twitter: @eugenio_fouz

Imagen

Una ciudad hecha de piedra, morriña y lluvia

(Lucus Augusti, el bosque sagrado de Augusto)  

 

Helter skelter

19 September 2013

EXILIO INTERIOR

twitter: @eugenio_fouz

Arthur Rimbaud (el poeta del centro, mirada pensativa y barbilla apoyada en la mano)

Arthur Rimbaud (el poeta del centro, mirada pensativa y barbilla apoyada en la mano)

La lluvia allí no es más que una rosa entreabierta” (Luis Cernuda)

Yo leo un libro en el parque. Los niños juegan esta mañana de abril, los pájaros felices cantan. El cielo azul se vuelve añil y el aire enloquece de repente. Llueve. Los columpios quietos, el tobogán vacío y el jolgorio se apaga. Tan solo quedo yo a solas con la voz escrita en las páginas que toco con los dedos.

En el tobogán yo me dejo caer con la cabeza por delante. El mundo patas arriba. Soy el chaval de trece años que lee de noche los exorcismos del padre Karras en una novela oscura y tengo miedo. Voy hacia abajo y escucho el doble lenguaje de Calamaro. El sombrero dibujado en la página impresa tenía sorpresa: un elefante en la barriga de la serpiente esa ¡Vaya con el principito! Haciendo caso a las teorías de Newton sigo cayendo y medio recuerdo las anotaciones de Harry Haller y me conmueve “De profundis” de Wilde. Me mareo, en serio, pero le entiendo Heathcliff igual que a Romeo. El amor nace en el corazón de una mujer marcada con una A escarlata. Cojo velocidad en este viaje sin frenos por el tubo, y es que “helter skelter” es un tobogán en forma de espiral, una canción de los Beatles y la locura. (En literatura siempre hay otra lectura.)

Los pies miran hacia arriba al tiempo que yo me deslizo por este tubo pistacho, acho, sin final y me da la risa, no tengo prisa. Leía a Rimbaud, ya sabe: “Le bateau ivre” o si prefiere “El barco borracho” en mi lengua y en gabacho. Era yo el poeta a los 7 años y escribía en libretas y blocs. Mi madre nos recitaba sueltos los versos de Bécquer y golondrinas y nidos en los balcones. Un toro de luto y un castigo convierten a Miguel en mi amigo. Leo en voz alta a García Lorca “ verde que te quiero verde” ¿Dije ya que llovía?

Soy yo quien está siendo arrastrado al centro de la tierra- ahora mojada-y me caigo, me caigo. Mm… huelo el perfume de las flores, es primavera, por ahí pasa una mujer (pensaría Baudelaire). Cruzando el mar Cortázar juega con las letras y las va a marear. Un diario deshojado y revuelto a medio leer en el suelo, y pienso a la fuerza en los versos libres de Whitman, en los libros de Corso y los relatos de Roald Dahl ¡Uf! Me siento fatal, se suben como cerveza las rimas a mi cabeza “tiger, tiger burning bright in the forests of the night”.

No dejo de caer hacia abajo ¡carajo! Segismundo hablando solo “¿y teniendo yo más alma, tengo menos libertad?”, la Celestina enredando a Melibea, don Quijote soñando con Dulcinea. Es el fin y quiero volver arriba otra vez, releer de Anaïs Nin sus diarios, los viajes de Gulliver, y la vida inversa de Benjamin Button. Necesito una razón para seguir. Quiero un verso que salve mi vida mañana.

 (artículo de OPINIÓN publicado el día 30 de abril de 2013 en #EXILIOINTERIOR @laverdad_es)

Maneras de llevar un paraguas

11 January 2011

(Fotografía: Un hombre con paraguas en Lugo. LAVERDAD.-9.01.2011 ; EFE)

No pretenda buscar una explicación razonable a este post de hoy. Tal vez este texto sea el escrito que guarde menos relación con la experiencia educativa o las reflexiones pedagógicas de este profesor a lo largo de todo el blog. Sin embargo, el sentimiento de nostalgia generado por el cuadro en la página 40 de un diario ha sido tan intenso que quien escribe ahora no ha podido evitar dejar constancia de ese sentir en este espacio cada vez más personal.

El domingo pasado leyendo el periódico descubría la imagen de un hombre bajo la lluvia en Lugo(Galicia). Llamaba la atención el formato vertical de la fotografía otorgando así toda la importancia al caminante. El gesto captado por el fotógrafo para la agencia EFE recogía el retrato entero de un lucense que llevaba su paraguas negro en posición horizontal de escudo, guareciéndose del viento que golpeaba de frente.

Al acabar de releer lo escrito uno entiende que este detalle pueda parecer a alguien simple y hasta ridículo pero a este lector de periódicos esta fotografía sola en la página 40 le mantuvo absorto y encantado un buen rato, por largo y por bueno.


Journalism As Literature

A graduate seminar at the University of Florida

Suspendermen

Elements of True Gentlemen

Elloboestaaqui

Disentería literaria

Garrafablog

El primer blog de Garrafón en habla hispana

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.

Cass in the Wilds

Stick your face in the schnoz of a dandelion

efnotebloc

crear siempre, aprender y guardar la llama