Posts Tagged ‘Insomnio’

Te despiertas alterado, enciendes el móvil y aparece un dinosaurio

4 October 2015

twitter: @eugenio_fouz

#El Subjetivo

Te despiertas alterado, enciendes el móvil y aparece un dinosaurio

Eugenio Fouz

moviles_2

El 23% de los niños de 12 a 15 años se despierta varias veces durante la noche para revisar WhatsApp o redes sociales. Duermen 5 o 6 horas en total; los expertos recomiendan 10. Disminuyen su concentración y rendimiento y baja su estado anímico. (Tsering Topgyal/AP)

01.10.2015 – Dicen las estadísticas que veintitrés de cada cien adolescentes ingleses interrumpen voluntariamente el ciclo natural del sueño para atender su WhatsApp. En otras palabras que un chaval de apenas trece años siente la necesidad urgente de saber quién le escribe, qué pasa en su teléfono o por qué no contestan a su ‘wassap‘ más reciente en medio de la noche aunque a las dos o las dos y media debería estar dormido e inconsciente. Estos usuarios enfermizos no se separan de una muñeca repeinada que lleva el reloj estropeado y la hora cambiada.

A mí me parece que el porcentaje de acróbatas sin cabeza de esta rara ansiedad de luna apunta demasiado bajo. Deben de ser muchos más los usuarios adictos a las redes en el Reino Unido y el resto de Europa. Y es que hoy en día es imposible caminar por una calle cualquiera del mundo digitalizado sin tropezar con astronautas imberbes hiperconectados a Ground Control como réplicas nostálgicas de comandantes Tom sonámbulos y perdidos en una gran Vía Láctea plagada de mensajes, alarmas y cables.

No supimos verlo y se nos vino encima. No fue la radio ni fue la televisión. Fuimos nosotros que no hicimos nada cuando teníamos que haber hecho algo. Ocurrió en el momento en que los niños enmudecieron y dejaron de pedirnos los juegos de mesa. Renegaron del tablero de la oca y del monopoly. Nosotros nos dedicamos a nuestras cosas mientras ellos miraban absortos las pantallas de un videojuego. Al final quisieron un teléfono que fue su juguete y su mascota. Se volvieron nerviosos y coléricos de repente. Nosotros no entendimos el origen de esa tensión de equilibrista impaciente. Al despertar todavía aparece la bestia de la que habla Monterroso.

http://theobjective.com/blog/es/eugenio-fouz/2015/09/30/te-despiertas-alterado-enciendes-el-movil-y-aparece-un-dinosaurio

Escribir en rosa

29 September 2013

EXILIO INTERIOR

twitter: @eugenio_fouz

 

 Imagen

(Toulouse Lautrec, pintor) 

 

“Desmayarse, atreverse, estar furioso” (Lope de Vega)

 Escribir por la mañana temprano mientras todos duermen. Levantarse al rato para preparar café medio a oscuras. Pensar que no hay nada que decir y creer que la vida se fundió como una bombilla en ese instante. Recordar un soneto de amor que empieza “Desmayarse, atreverse, estar furioso…” y olvidar cómo sigue. Decidir que aquel escrito no estaba bien. Trabajar a deshora. Meditar. Escuchar la voz de un pájaro madrugador a pocos metros de mi ventana. Estar feliz y triste a la vez.

De repente saber que la vida es corta y la muerte se alarga. Leer periódicos atrasados, subrayar párrafos enteros en un libro. Oír la radio medio dormido. Sentirse a disgusto por un mal gesto o un apretón de manos negado. Ponerse en el lugar de otro y creer entender lo que se siente. Tener la certeza de que de los fracasos se aprende. Darse cuenta de que el pájaro se ha callado. Verse  solo.

Sobresaltarse porque los minutos volaron y la cafetera italiana ya ha soplado. Levantarse de golpe y apagar el fuego. Servirse el café y volver a plantearse qué artículo de opinión debía haber escrito. Mirar absorto la pantalla mientras las letras suben desde el teclado. Contar casi las palabras, pensar no sé cómo salir de este embolado. Parar, coger el tazón y echar un trago extralargo. Toser, callar y seguir aquí  sentado sin saber si escribir de nuevo o borrarlo todo dándole un toque de meñique al “backspace”.  

Tener conciencia de la pena de saber que moriremos un día. Medir el tiempo que nos queda en años, hojear agendas y calendarios. Tener un reloj que nos ata y nos gobierna como decía Cortázar. Ser un esclavo. Obedecer una rutina y comprometerse. Pensar más de lo normal en la muerte. Vivir más tiempo la vida cuando la gente se muere y no hacer nada. Esperar. Resistirse y no morir. Tener insomnio. No dormir. No dar la cara. Tener mala memoria, olvidar y dejar que todo pase. Permitir la injusticia, escribir en prosa, responder a todo en silencio. Tener miedo y no ser uno mismo. Redactar mal. No pararse a oler una rosa. Disimular. Perder el tiempo, pensar en otra cosa.

Enamorarse de una mujer. Gustarte hoy más que ayer. Verla leer y que te mire extrañada y te sonría. Que vuelva a cantar el pájaro que se había ido y que llegue acompañado. No estar solo. Ser feliz un rato, escuchar a esos dos en un coro.

Descubrir un poema hermoso y ver amanecer. Tener un libro nuevo sin leer. Encontrar los papeles perdidos, saber que alguien te quiere bien. Echar de menos a un hermano, recordar un chiste bueno. Escribir bien, sentirte ufano. Jugar a algo sin darte cuenta y ganar tú. Relajarte de verdad. Pasear para hablar. Cenar con ella y tener vino blanco en la mesa. Leer. Enamorarte otra vez un poco más. Soñar. Escribir en rosa.

 

(artículo de OPINIÓN publicado en @laverdad_es -13.06,2013)

Razones para dejarlo

24 July 2012

twitter: @eugenio_fouz

  (Egon Schiele, también conocido como Armstrongfl)

Compruebo que el blogger australiano de LA VERDAD no escribe más. Parece ser un hecho que lo ha dejado, que ha dejado de escribir su blog ESCRITOS A DIARIO. Yo era uno de sus lectores aunque no de los habituales. No es un motivo de alegría para un blogger ver cómo otro blogger se despide. Quizás ya se anunciaba algo de su adiós en este post del 22 de noviembre de 2011 que copio íntegro a continuación.

 

Insomnio por Armstrong Freelance

Martes, 22 de noviembre de 2011

“ … y  en guerra con mis entrañas” (Antonio Machado)

Esta noche, durante mi insomnio habitual he estado pensando en que lo dejaba. Pensaba que no había motivos para seguir condenado a escribir. Esta noche no lo he pasado bien puesto que la decisión no era fácil. A lo largo de algo más de cinco años me he quedado sentado en la isla mirando por la ventana y relatando lo que ocurría al otro lado. Recuerdo el primer comentario publicado y el pánico que sentí entonces ¿Quién me iba a decir que haría tantos amigos en ESCRITOS A DIARIO? De verdad que estoy mal, que me siento agobiado por esta condena. Creo que hay momentos en que tecleo para que me quieran; hay veces que tecleo obligado y he hecho de este espacio libre un lugar viciado. Un día escribo desde dentro y otro no escribiría nada.

Ha habido momentos en que estuve a punto de decir adiós definitivamente para siempre. He hecho lo que quise hacer, he puesto en este álbum mis fotos favoritas, mis cuadros. He colgado las canciones que me gustan, he contestado a mis amigos y hemos bailado todos juntos en más de una ocasión. No quiero vivir para esto, no quiero vivir para contarla, no quiero vivir para escribir. Si escribo es porque necesito hacerlo.

Hoy todo es diferente. El insomnio me ha hecho ver otras cosas. No sé si realmente merece la pena desahogar mi cabeza o mi alma o lo que sea aquí, ni sé si mis amigos habrán decidido hace tiempo dejar de lanzarse al mar, a nuestra isla. No quiero consuelo, sé lo que hubo y lo que hay, creo en las cosas y en la gente auténtica porque soy un hombre de principios. No es fácil convencer a quién está convencido de lo que vale y lo que no vale.

No pido nada, no quiero que nadie me diga nada. Sólo quiero tener razones para dejarlo. Quiero razones para dejar de ser un náufrago. O una sola para serlo.

 


Journalism As Literature

A graduate seminar at the University of Florida

Suspendermen

Elements of True Gentlemen

Elloboestaaqui

Disentería literaria

Garrafablog

El primer blog de Garrafón en habla hispana

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.

Cass in the Wilds

Stick your face in the schnoz of a dandelion

efnotebloc

crear siempre, aprender y guardar la llama