Posts Tagged ‘Fundéu’

Una página web de consulta rápida sobre el uso de las tildes[llevatilde.es]

1 March 2017

twitter: @eugenio_fouz

img_20160624_154343

(Biblioteca personal.Poesía, fotografía de Hesse. EF)

página web de consulta ortográfica

http://llevatilde.es

*

NOTA:

En la portada de este blog, a la derecha en la lista de blogs, encontrará el enlace permanente a esta página web de consulta ortográfica. Justo después de un icono de cuatro libros READ THE PRINTED WORD aparece el enlace.

 

¿Lleva tilde superfuérte?

La palabra superfuérte, con vocal tónica en la segunda “e”, NO lleva tilde

La palabra correcta, con vocal tónica en la segunda “e”, sería:

superfuerte

Razón:

Las palabras llanas acabadas en ‘n’, ‘s’ o vocal no llevan tilde.

*

¿Lleva tilde prohíbe?

pro – hí – be

La palabra prohíbe, con vocal tónica en la “i”, Lleva tilde

Razón:

Se produce un hiato formado por una vocal débil acentuada (i,u) junto a una vocal fuerte (a,e,o).

*

¿Lleva tilde sonreír?

son – re – ír

La palabra sonreír, con vocal tónica en la “i”, Lleva tilde

Razón:

Se produce un hiato formado por una vocal débil acentuada (i,u) junto a una vocal fuerte (a,e,o).

*

¿Lleva tilde exhíbe?

e – xhí – be

La palabra exhíbe, con vocal tónica en la “i”, NO lleva tilde

La palabra correcta, con vocal tónica en la “i”, sería:

exhibe

Razón:

Las palabras llanas acabadas en ‘n’, ‘s’ o vocal no llevan tilde.

*

¿Lleva tilde guión?

guión

La palabra guión, con vocal tónica en la “o”, NO lleva tilde

La palabra correcta, con vocal tónica en la “o”, sería:

guion

Razón:

Las palabras monosílabas no llevan tilde según las reglas de acentuación, salvo que se utilice la tilde diacrítica.

* 

¿Lleva tilde sabéis?

sa – béis

La palabra sabéis, con vocal tónica en la “e”, Lleva tilde

Razón:

Las palabras agudas acabadas en ‘n’, ‘s’ o vocal llevan tilde.

*

¿Lleva tilde autobús?

au – to – bús

La palabra autobús, con vocal tónica en la segunda “u”, Lleva tilde

Razón:

Las palabras agudas acabadas en ‘n’, ‘s’ o vocal llevan tilde.

*

¿Lleva tilde bús?

bús

La palabra bús, con vocal tónica en la “u”, NO lleva tilde

La palabra correcta, con vocal tónica en la “u”, sería:

bus

Razón:

Las palabras monosílabas no llevan tilde según las reglas de acentuación, salvo que se utilice la tilde diacrítica.

**

La página web llevatilde.es ayuda a resolver dudas puntuales de ortografía

Advertisements

“Adelante” y “delante” (@Fundeu)

15 January 2017

twitter: @eugenio_fouz

img_0307

*

artículo de @Fundeu

Fundeu: 

adelante y delante, usos apropiados

Es frecuente la vacilación a la hora de emplear delante y adelante, adverbios que son intercambiables en algunos contextos.

Normalmente, adelante se emplea con verbos de movimiento: «El PP saca adelante el Plan Convive». Para reforzar esta idea de movimiento, a veces se usa precedido de las preposiciones hacia o para: «La oposición lamenta la huida hacia adelante del Ayuntamiento»; no obstante, tal y como señala el Diccionario panhispánico de dudas, en estos casos es preferible usar simplemente delante.

También con verbos de estado o situación pueden emplearse las dos formas, aunque adelante se usa más frecuentemente en Hispanoamérica, mientras que en España se prefiere delante: «Este sistema puede avisarte si estás cerca de un vehículo situado adelante/delante». En este uso, es habitual que adelante se utilice con más, bastante, demasiado, un poco y muy: «Corea del Sur se encontraba muy adelante de otros países en el mundo en desarrollo».

 **

adelante o delante, no alante.

Los adverbios apropiados son adelante y delante, mientras que alante es una forma popular.

Aunque la utilización de alante es especialmente frecuente en los medios deportivos hablados, se detecta en la prensa general y en todo tipo de ámbitos: «Al fondo, hay un 10 de Messi enorme y, unas filas más alante, la elástica de la selección española», «Sin dudas, alante hay arena movediza».

Sin embargo, el Diccionario panhispánico de dudas de las Academias de la Lengua y la Nueva gramática de la lengua española aconsejan evitar alante, término usado con frecuencia en la lengua popular.

Por tanto, en los ejemplos anteriores habría sido preferible decir «Al fondo, hay un 10 de Messi enorme y, unas filas más adelante, la elástica de la selección española» y «Sin dudas, delante hay arena movediza».

@Fundeu

**

Lea la versión original aquí:

http://www.fundeu.es/recomendacion/adelante/

 

“Deber” y “deber de” (@Fundeu)

14 January 2017

twitter: @eugenio_fouz

ashby2

*

texto de @Fundeu: 

Deber + infinitivo expresa obligación o suposición y deber de + infinitivo solo indica suposición, tal como recoge el Diccionario panhispánico de dudas.

Sin embargo, en los medios de comunicación es muy habitual encontrar frases en las que se emplea inapropiadamente deber de + infinitivo cuando lo que se pretende expresar es obligación: «Rajoy debe de asumir los secretos del PP», «Snowden debe de regresar a Estados Unidos para ser juzgado» o «En Guerrero se debe de combatir la pobreza y la marginación».

El Diccionario panhispánico de dudas explica que la perífrasis deber + infinitivo se construye siempre sin la preposición de cuando indica obligación: «Los usuarios de tarjeta prepago deben dar sus datos antes del 9 de noviembre» y no «Los usuarios de tarjetas prepago deben de dar sus datos antes del 9 de noviembre».

Por tanto, en los ejemplos anteriores lo apropiado habría sido escribir «Rajoy debe asumir los secretos del PP», «Snowden debe regresar a Estados Unidos para ser juzgado» y «En Guerrero se debe combatir la pobreza y la marginación».

Para indicar posibilidad o suposición, en cambio, sí se puede emplear deber tanto con la preposición de como sin ella: «Deben de ser las nueve», «Deben ser las nueve». De las dos formas puede decirse y ambas significan ‘Me parece que son las nueve’, ‘Serán las nueve’.

*

http://www.fundeu.es/recomendacion/deber-de-no-indica-obligacion-410/

 

Modos de escribir la hora correctamente en castellano (@Fundeu)

4 May 2016

twitter: @eugenio_fouz

la foto 5-2

Texto íntegro de @Fundeu: 

22/05/2007 | Piedad Villavicencio Bellolio
Diario El Universo (Guayaquil, Ecuador)
Domingo, 20 de mayo del 2007
LA HORA SE PUEDE ESCRIBIR CON LETRAS O NÚMEROS
Consulta: ¿Cómo debo escribir la denominación de las horas en una tarjeta de invitación?
“He leído que es recomendable escribir en letras, pero no sé cómo hacer para el caso de tener que indicar también los minutos, por ejemplo, 20:50 (Pamela Jaramillo Ruiz).

Para expresar la hora hay dos formas:

1) Cuando se emplean únicamente los números del 1 al 12 o los cardinales respectivos (uno al doce), para evitar ambigüedades hay que añadir la indicación del tramo del día, según como sea mañana, tarde o noche: 7 a. m., ocho antes del meridiano, 9 a. m., 10 a. m.

Al llegar a la mitad del día, no es correcto decir o escribir «doce de la tarde» en lugar de «doce del día», «doce de la mañana», «doce del mediodía», «12 m.» o, simplemente, «mediodía».

En este modelo se pueden expresar también con números o letras las horas de la tarde, noche o madrugada: una de la tarde, 2 p. m., un cuarto para las tres de la tarde, 4:15 p. m., ocho y cincuenta minutos de la noche,

8:50 p. m., nueve en punto, diez y cuarto, 11:59 p. m., doce de la noche, 1 a. m., cuatro de la madrugada o de la mañana, etcétera.

2) Cuando se usan los números del 0 (doce de la noche) al 23 (once de la noche) no es necesario hacer ninguna precisión adicional, puesto que para cada hora del día corresponde un número distinto:

La boda civil será a las 19:30; la religiosa, a las 20:50.

También se puede añadir el símbolo de la hora:

A partir de las 21:00 h estará disponible el salón de recepciones.

El uso de este modelo recomienda que se apliquen números, aunque hay casos específicos, por ejemplo, en textos oficiales o de índole legal en que se prefiere el empleo de letras:

A las diecinueve horas del lunes catorce de mayo del dos mil siete, se inició la sesión del consejo directivo del plantel…

Factores que priman para usar letras o números

En contextos en que no se requiera precisión, se pueden usar indistintamente números o letras: Eran como las diez de la mañana, cuando aquel triste niño cruzó la avenida… En el ámbito literario, por ejemplo, se prefiere la escritura con letras.

Se recomienda el uso de números en los textos en que es necesario resaltar la precisión horaria, por ejemplo, en informes científicos, en convocatorias o invitaciones: La cena de Navidad se servirá a las 20:50 en el salón principal.

Ya hemos visto que, dependiendo de lo que se desee expresar, la escritura puede oscilar entre cifras y letras, pero no se recomienda mezclar ambos tipos. Es mejor escribir 20:50 o veinte horas y cincuenta minutos que 20 y cincuenta minutos.

Para el caso de su duda, lo aconsejable, debido a la precisión o puntualidad requerida, es que use la escritura de números: 20:50 h o, simplemente, 20:50.

Datos adicionales

-El Instituto Ecuatoriano de Normalización (INEN) recomienda el modelo del literal dos (números del 0 al 23).

-Se usa indistintamente punto o dos puntos para separar las horas de los minutos: 20.50, 20:50.

-La aplicación del símbolo de la hora (h) es opcional, pero cuando se emplee debe escribirse sin punto, excepto en los casos en que esté al final del escrito: A las 19:30 h arribará el avión. El avión arribará a las 19:30 h.

-Es un error aplicar al mismo tiempo el símbolo h y las abreviaturas a. m., m. o p. m. (literal 1), ya que ambos (las abreviaturas y el símbolo) son referencias horarias: *15h20 p. m. Lo apropiado es 3:20 p. m. o, mejor, 15:20.

Diccionario de la Lengua Española, de la Real Academia Española; Diccionario panhispánico de dudas, de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española; Normas INEN.”  

[por Piedad Villavicencio Bellolio

vía

@Fundeu]

“a fuer de no es lo mismo que a fuerza de” (@Fundeu)

10 November 2015

twitter: @eugenio_fouz

lluvia en galicia

Estoy suscrito al boletín de Fundéu. Ayer recibía esta recomendación en mi correo electrónico

sobre el uso de “a fuer de”.

**

texto íntegro de Fundéu (@Fundeu)

Fundéu – BBVA

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

a fuer de no es lo mismo que a fuerza de

“El giro a fuer de significa ‘por ser’ y ‘como consecuencia de ser’ y es impropio emplearlo con el valor de a fuerza de, de tanto o aunque.

En los medios de comunicación, sin embargo, esta locución aparece en ocasiones con construcciones y sentidos que no le son propios: «Pero, a fuer de ser sinceros, en el pueblo la vida siguió su curso», «El director se arruinó una y otra vez en su empeño de ser el más grande a fuer de convertirse en el más libre» y «A fuer de verlos sentados con ella pensamos que se habían domesticado».

La Gramática académica explica que a fuer de significa ‘a ley de, en razón de, en virtud de’ y que va seguida de un sustantivo o un adjetivo. Además, esta obra y el Diccionario panhispánico de dudas censuran su empleo con un infinitivo para significar ‘a fuerza de’, ‘a base de’, ‘aunque’ o ‘de tanto’, a los que cabría añadir ‘además de’, ‘por no decir’, ‘con el fin de’, etc. No censura, en cambio, a fuer de que con el significado de ‘a riesgo de que’, como en «A fuer de que se ofendan, diré la verdad».

En consecuencia, en los ejemplos anteriores habría sido preferible lo siguiente: «Pero, para ser sinceros, en el pueblo la vida siguió su curso», «El director se arruinó una y otra vez en su empeño de ser el más grande a base de convertirse en el más libre» y «De tanto verlos sentados con ella pensamos que se habían domesticado».

Usos propios de este giro, recogidos en el Diccionario del estudiante, de las Academias de la lengua, son «Ella, a fuer de luchadora, no se quería rendir» y «Muestra una alegría que, a fuer de entusiasta, parece fingida».

*

#acentúate (@Fundeu)

16 September 2015

twitter: @eugenio_fouz

beatutiful

#acentúate

#enlasetiquetasrecuerdetambiénlaimportancia

deescribirbien

#elusodelatildenodeberíacaerendesuso

@Fundeu

#paradójicoMatildesintilde

Cacofonía y eufonía

9 November 2014

 twitter: @eugenio_fouz

la foto 4

Cuando uno explica que no suena bien en castellano decir “siete o ocho” y se opta por decir en su lugar “siete u ocho” tenemos que hablar de cacofonía. Según la RAE la cacofonía consiste en la “disonancia que resulta de la inarmónica combinación de los elementos acústicos de la palabra”. La palabra opuesta o el antónimo de cacofonía es eufonía que significa la sonoridad agradable y armónica resultante al combinar letras o palabras. Un poeta sería un pescador de eufonías.

“El latín sigue vivo” por Jon Fernández vía “La Vanguardia”

19 October 2014

twitter: @eugenio_fouz

1373267453971

No he sido capaz de resistir la tentación de copiar y pegar aquí el escrito que Jon Fernandez publica en el diario “La Vanguardia” sobre la vigencia del latín. El artículo contiene además un anexo de expresiones típicas latinas usadas en el día a día en la lengua española que no reproduzco aquí.

**

“El latín sigue vivo” por Jon Fernández

“Cuando alguien tiene muchos conocimientos se dice que sabe latín. He aquí una bonita paradoja, pues esta es una lengua que ya no conoce casi nadie, aunque hablamos idiomas derivados de ella

(La Vanguardia; 17/10/2014)

Seguro que, a priori, muy poca gente levantaría la mano motu proprio ante la pregunta de si alguien sabe latín. Pero, de facto, todo quisqui utiliza el latín a diario, sin darse cuenta. No es ningún rara avis ni ningún esnob quien en sus conversaciones habituales menciona palabras y locuciones latinas como spa, referéndum, ultimátum, álbum, campus, júnior, currículum vitae, dúplex, sui generis, tiquismiquis o, incluso, etcétera. La lista podría seguir ad infinítum y se podría alargar in sécula seculórum. Pero seguro que, a no ser que se quede in albis, no necesita ayuda ni de su alter ego ni del sursuncorda para entender todas y cada una de las palabras que acaba de leer en estas líneas. Aunque sea, en realidad, un totum revolutum de latín y castellano, y usted no haya estudiado mucho más latín que aquel ya lejano rosa, rosae.

Pues eso, que sin ser doctores honoris causa ni haber sacado notas cum laude, todos sabemos, o por lo menos manejamos con cierta soltura, el latín. Esa lengua tan antigua que, sin embargo, aún respira entre nosotros. Tanto el lenguaje culto como el popular contienen una gran cantidad de latinismos. Algunos han mantenido su significado original, como el famoso carpe diem (aprovecha el día o el momento) y otros han recibido nuevas connotaciones, como en el caso de versus. Originalmente quiere decir hacia en latín, pero los ingleses le dieron el significado de contrariedad, y lo hemos recibido con su nueva connotación de la mano del inglés.

“Es precisamente el inglés, una lengua no romance, la que más latinismos incorpora a su lenguaje y que por la influencia que ha tenido en el resto de lenguas ha transmitido muchos latinismos a las lenguas romances”, explica Emilio del Río Sanz, doctor en Filología clásica y profesor de la Universidad de La Rioja. Del inglés hemos recibido latinajos como máster (de magister), esnob (de sine nobilitate, sin nobleza), currículum vitae o ítem (del mismo modo). El profesor Del Río es un gran defensor de darle más importancia al latín en la enseñanza, y pone como ejemplo y referencia la educación inglesa y, especialmente, la alemana donde se estudian hasta cinco años de latín antes de llegar a la universidad. “No pretendo que sean cinco años en España, pero por lo menos uno o dos”, reivindica.

Del Río subraya que saber latín es un elemento básico de conocimiento para nuestras propias lenguas y nuestra cultura, que hunde sus raíces en el mundo latino. Con un mayor dominio de la antigua lengua de los romanos se nos abriría todo un mundo de curiosidades: sabríamos, por ejemplo, que la palabra salario viene de sal, porque en el mundo romano se pagaba el sueldo con sal, o que el saludo vasco agur proviene de augurium. Pero, sobre todo, utilizaríamos y pronunciaríamos mejor los latinismos, tal y como defiende Leonardo Gómez Torrego, doctor en Filología románica y miembro del consejo asesor de la Fundeu. “La persona que presume de culta con cierta frecuencia acude a los latinismos, pero hay otros que se usan popularmente y no se saben ni que provienen del latín como todo quisqui o el quid de la cuestión”, comenta. Según él, en muchas ocasiones se usan mal por desconocimiento del latín, y los errores suelen ser tanto de pronunciación como de estructura. Los castellanizamos de forma incorrecta: a grosso modo en lugar de grosso modo, motu propio en lugar de motu proprio, etcétera.

En realidad, las reglas son sencillas. Según la RAE, los latinismos de una sola palabra se castellanizan y se les añaden los acentos pertinentes (álbum, referéndum). Las locuciones (in vitro, eccehomo), sin embargo, se mantienen en latín y a veces se deben escribir en cursiva. A Gómez Torrego le parece curioso que se sigan manteniendo tantos latinismos ahora que muy poca gente estudia latín. De hecho, teme que en el futuro queden algunas frases hechas pero que con el tiempo vayan desapareciendo, porque según él, el latín ya no es importante para las autoridades en este país. “¿Quién dice hoy en día excusatio non petita, accusatio manifesta (excusa no pedida, acusación manifiesta) u homo homini lupus (el hombre es el lobo del hombre)? Antes decíamos esas expresiones con toda normalidad, pero la gente ya no domina tanto el latín, y si emplea latinismos en ocasiones las emplea desfiguradas”.

El profesor Del Río no cree que se pierdan muchos latinismos, porque los ve ya muy incorporados al sistema lingüístico. Lo que más le preocupa, e insiste una y otra vez en ello, es la falta de presencia del latín en las escuelas e institutos. Y para explicar su importancia como base para aprender otras muchas cosas, cuenta que todos los totalitarismos han perseguido y eliminado el latín, para privar de conocimiento a la población. “Menos latín y más deporte. Porque, ¿para qué sirve el latín?, dijo en una ocasión el ministro franquista José Solís Ruíz, que era natural de Cabra (Córdoba)”, recuerda Del Río. Alfonso Muñoz Molina, Catedrático de la Universidad Complutense y también parlamentario de las cortes franquistas le respondió con esta frase: “Por de pronto, señor ministro, sirve para que a los de Cabra les llamen egabrenses y no otra cosa”.

Aún hoy seguimos con más deporte que latín, pero nos rodean muchos más latinismos de los que pensamos, ya que ha sido una de las lenguas de referencia de la ciencia y la literatura por lo menos hasta el siglo XVIII, y de la iglesia hasta hace no muchas décadas. Por ello, cuando discutimos sobre economía hablamos con naturalidad del déficit, del superávit o de la renta per cápita. Cuando hablamos de salud mencionamos el spa (que viene, según algunas opiniones, de salute per aquam), de la fecundación in vitro, de la enfermedad de lupus (lobo), del delirium tremens o del famoso mens sana in corpore sano. Los abogados siguen utilizando términos como hábeas corpus, in dubio pro reo o de iure. En cuestiones de arte y música hablamos de la ópera prima de un autor, de escuchar un réquiem (literalmente descanso, porque se refiere a la música para difuntos), comentamos que la melodía va in crescendo o pedimos un bis en un concierto. Todos conocemos, además, organizaciones y empresas con nombre tan latinos como Cáritas, Sanitas, Secúritas Direct o Legálitas.

Y para más inri, tenemos los latinajos adquiridos mediante la Iglesia católica. La lista es muy larga, aunque el profesor Del Río defiende que la Iglesia no ha sido la mayor influencia a la hora de transmitir esta lengua. “Asimilar el latín a la Iglesia es reducirlo demasiado”, asevera. Pero la verdad es que nos ha dejado muchas expresiones: “Vienes hecho un eccehomo”, “estás hecho un adefesio” (de ad Ephesios, perteneciente a los efesios, un pueblo de la antigüedad al que san Pablo escribió unas cartas en la Biblia), “un funeral córpore insepulto (de cuerpo presente) o la bendición urbi et orbi (a la ciudad, Roma, y al mundo) del Papa. De hecho, se dio misa en latín hasta el concilio Vaticano II (1962-1965), en el que se decidió utilizar las lenguas de cada país. Tal fue el revuelo que el cardenal Antonio Bacci, del ala más conservadora, escribió en 1963 un diccionario para traducir los términos más modernos al latín y así poder mantener la antigua costumbre. Pero el papa Pablo VI no le hizo caso. Estas fueron algunas de las propuestas de Bacci: salivaria gummis (chicle), absurda symphonia (jazz), homo machina (robot) o follius pedunque ludus (fútbol).

A día de hoy, el único Estado del mundo en el que el latín es lengua oficial es el Vaticano, aunque en la práctica trabajan en italiano y francés, y después traducen los documentos a la lengua oficial. Con todo, los papas han llevado el latín hasta la cúspide de la modernidad. Benedicto XVI fue el primero en abrir una cuenta en Twitter, lo hizo en muchas lenguas, entre ellas en latín. Lo mismo ha hecho el papa Francisco, y su cuenta en latín tiene más de 260.000 seguidores. Así reza la descripción de su perfil: “Tuus adventus in paginam publicam papae Francisci breviloquentis optatissimus est “(Los muy esperados dichos breves del papa Francisco, que llegan para tí en una página pública). De ahí se podría deducir que Twitter se podría traducir como breviloquentor. Pero no es así, la traducción literal seria pipiatio, tal y como aclara el profesor Del Río.

Aunque no sólo los habitantes del Vaticano saben hablar latín. En todo el mundo y en varias ciudades de España existen círculos latinos en los que la gente se reúne para leer y hablar latín. Javier Ortiz, profesor de latín, es uno de ellos, puesto que es miembro del Circulus Latinus Barcinonensis. “Nuestro reto era llegar a la literatura clásica por el mero placer de leerla en su lengua original. Y muchos hemos llegado al latín vivo por esa vía”, comenta. Reivindican y utilizan formas más modernas y atractivas para estudiar latín como el método orberg (Culturaclasica.com/lingualatina/index.htm), y además de leerlo hablan de cualquier tema en esa lengua. “En latín hablamos poco sobre internet —reconoce Ortiz—, pero se puede. Para pendrive, yo propuse ferula electronica, porque Prometeo llevaba el fuego en la férula y me parecía que, como llevamos tanta información en el pendrive, la palabra férula podría servir”. Este tipo de neologismos latinos se pueden encontrar en el diccionario del Vaticano, pero también en el diccionario Galego-latino editado por la Xunta de Galicia en el año 2010. Ahí podemos toparnos con palabras como electrogramma (correo electrónico), folliludium mensale (futbolín) o pasta vermiculata (spaghetti).

También existen revistas de actualidad on line en latín como Ephemeris

(Alcuinus.net/ephemeris/), y en la red se pueden ver conferencias enteras en latín. Uno de los conferenciantes que con mayor fluidez lo habla es el italiano Luigi Miraglia, y hay varios vídeos suyos en Youtube. Pero tranquilos que el quid de la cuestión no es saber hablarlo, sino ser conscientes de los latinismos que nos rodean. Es peccata minuta no dominar dicha lengua, pero se sigue diciendo que quien sabe mucho sabe latín. Por algo será. Sapere aude, como dirían los romanos: atrévete a saber.”

(escrito por Jon Fernández)

**

Sé bueno

15 March 2014

twitter: @eugenio_fouz

Imagen

 

*eugenio fouz ‏@eugenio_fouz

¿sé bueno o se bueno? cc @Fundeu (con tilde, creo) Buenos días

 

&&Fundéu BBVA ‏@Fundeu

@eugenio_fouz Sí, con tilde: «Sé bueno».

 

*eugenio fouz ‏@eugenio_fouz

@Fundeu vale; gracias. Lo intentaré ;,)

 

&&Fundéu BBVA ‏@Fundeu

@eugenio_fouz 😉

 

My what to-do list for 2014

6 January 2014

twitter: @eugenio_fouz

Woodstock

Woodstock

The typical three new year resolutions, namely give up smoking, learn English language and go jogging are included in my to-do list. Nevertheless, I must concentrate on the second and third point. Jogging is something I have tried lots of times. Learning English language is my job and my life.

I know I must tweet less and blog more. The twitter activity generates a lot of procrastination despite all information it provides.

Professionally speaking I should get a UK exchange for my school this year, try a freer syllabus on my own, I mean, a free style in class working with grammar, revision, lexis and acquisition. Try to differentiate topics and points from each academic course. Create new things on moodle, work with texts and audios. Teach more and test less.

Read more-readers, English press, textbooks-. Watch TV series in English. Listen to podcasts and BBC radio online more often.

On the other hand, getting more personal, I would like to improve my handwriting through practice. Consider copying extracts of texts written in Bradley, Mistral or Viner Hand style.

I want to visit one of the 3 Cs in Spain (Cádiz, Córdoba, Çevilla) or the three towns.

Read and reread Shakespeare´s plays and try his Sonnets. Read poetry: Sylvia Plath and lots more. Reread Cernuda. Reread Whitman. Try to read a bit of latin and learn some new words. Blog.

Read Steinbeck´s East of Eden. Read Lawrence Sterne´s Tristram Shandy. Read Melville´s Moby Dick.

Start reading the New Testament again, little by little (the Bible).

Enjoy art, photography, poetry, novel, twitter, blogging, newspaper reading.

Consult Fundeu bulletins on Spanish language.

Keep on dreaming. Get up early. Try writing short stories.


Journalism As Literature

A graduate seminar at the University of Florida

Suspendermen

Elements of True Gentlemen

Elloboestaaqui

Disentería literaria

Garrafablog

El primer blog de Garrafón en habla hispana

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.

Cass in the Wilds

Stick your face in the schnoz of a dandelion

efnotebloc

crear siempre, aprender y guardar la llama