Posts Tagged ‘examen’

Las cosas que no hay que hacer durante un examen

17 April 2017

twitter: @eugenio_fouz

En realidad estos consejos se refieren a un examen de admisión pero tienen validez para cualquier prueba que sea realizada con seriedad

*

Extracto:

No te quieras pasar de listo nunca.-Tal cual, no quieras copiar o sacar un acordeón, las personas que están a cargo de los salones no se van a tentar el corazón para quitarte tu examen si ellos notaron algo sospechoso en tu comportamiento, simplemente no vale la pena.

Olvida que tienes celular.-Apágalo o ponlo en modo avión, no necesitas recibir mensajes durante la aplicación, incluso es posible que te pidan que lo pongas en un lugar especial el tiempo que estés en el salón resolviendo el examen y, si no te piden eso, nunca de los nuncas lo saques, eso será interpretado por las personas a cargo de los salones como intento de copiar y te quitarán el examen, si quieres saber la hora pues para eso es el reloj de pulsera.

Concéntrate nada más en el examen.-No estás allí para hacer amigos ni para socializar, si te encuentras con algún conocido lo saludas antes o después de la aplicación, no durante el examen porque igual, el intento de trabar comunicación con alguien se puede interpretarse como intento de trampa y te pueden quitar el examen (la rigidez con la que esto se ejecuta varía de institución en institución).

(…)

Continúe leyendo aquí:

http://tinyurl.com/mlo4r58

*

*

“El mejor examen que he corregido nunca”

13 April 2017

twitter: @eugenio_fouz

*

EL MEJOR EXAMEN QUE HE CORREGIDO NUNCA

por Alfonso Méndiz

Hoy he corregido los exámenes de Publicidad, y uno de ellos me ha emocionado. En vez de la respuesta a 4 grandes preguntas, me he encontrado con un examen titulado “La suerte no existe”. Es la historia de dos amigos, Catalina y Luis, que tuvieron la fortuna de hallar la semilla de un trébol de 4 hojas, la única flor con poderes mágicos.

Pero la actitud de ambos fue muy distinta. “Mientras Cati la cuidaba durante los 100 días de su gestación, Luis se pasó los primeros 99 días de festejo en festejo. No dedicó ni un instante a pensar en el trébol. Con el paso de los días, incluso llegó a olvidar la suerte que había tenido.

Al amanecer del día 100, ocurrió lo esperado. Cati cosechó un precioso trébol de 4 hojas, que le otorgó poderes mágicos. Por el contrario, Luis cosechó el mayor suspenso de toda su vida. Pobre Luis. Aprendió la lección, pero nunca más tendría la oportunidad de cosechar el trébol de 4 hojas en el día en que debería haberlo hecho. Y es que la suerte sólo existe si haces que exista.

Te pido y me pido perdón por este suspenso, Alfonso. No he estudiado lo suficiente, y tampoco he querido contestar barbaridades. Espero que, al menos, hayas pasado un buen rato”.

*

Noticia leída en El Correo:

http://tinyurl.com/l8gyyez

*

Preguntas que un profesor espera oír en un examen

9 February 2014

twitter: @eugenio_fouz

 Imagen

1.¿Puede venir, por favor?

2.¿Qué día es hoy?

3. ¿Se puede usar tippex?

4. ¿Podemos hacer las preguntas desordenadas?  

A medida que la prueba escrita avanza suele escucharse :

5. Esta pregunta no tiene sentido, profesor

6. Si este examen cuenta un 60% , ¿dónde está el otro 40%?

7.¿Cuánto tiempo nos queda?

Esos chavales, sospechosos habituales

28 December 2012

twitter: @eugenio_fouz

 

"Sospechosos habituales" (película)

“Sospechosos habituales” (película)

No apto para alumnos. Solo para profesores.

 

En época de exámenes el profesorado debería estar alerta ante ciertas actitudes de los alumnos. Ser especialmente amable con un profesor cuando la fecha de un examen ha sido fijada no puede significar nada bueno. Profesor, simule estar ocupado y aproveche ese momento de confianza de sus chavales para observar comportamientos extraños.

Hágame caso, colega, y quizá notará una pose demasiado receptiva hacia su discurso de las alumnas de la primera fila, un silencio que le sobrecogerá y le hará pensar que lo que está diciendo es verdaderamente interesante. No se lo crea. Desconfíe. Es más, siga al acecho y verá una medio-sonrisa hacia el fondo de la clase. Ahí tiene la prueba: hay un acuerdo tácito de excelencia en el comportamiento. Es irreal. Si además detecta una fascinación exagerada hacia su persona y tan solo uno de los chavales apoya una o ambas mandíbulas en la mano acodado en su mesa, ya sabe lo que hay. No ignore este tipo de señales. En breve una mano se alzará como de casualidad y, en representación de la clase, formalmente le pedirá que retrase ese examen (ya fijado, le recuerdo) un par de días o una semana.

Las líneas anteriores se refieren a lo que podría ocurrir en su caso en la fase previa a un examen. No obstante, un profesor sabe que donde se juega su prestigio es en la prueba de examen y el control de la autenticidad y validez de dicha prueba. Un alumno malo dispone de varios recursos para hacer trampa y no ser auténtico en un examen. Un chaval que copia es un mal estudiante. El buen profesor ha de estar preparado para lograr una evaluación justa y objetiva a partir de una prueba o examen bien preparado y mediante el control de calidad de las respuestas de sus alumnos en cualquier tipo de prueba.

Siga leyendo esta página y aprenda a combatir el delito de copia:

Recursos de esos chavales sospechosos habituales:

1.copiar fórmulas, vocabulario o conjugaciones de verbos escritos a mano en la barra de tippex que se piden en voz alta, casi inocentemente

2.dejar papeles tirados e inútiles en el suelo

3.pérdida de una de las hojas DIN A4 (previamente grapada en el paquete de examen)

4.hacer preguntas aparentemente tontas al profesor acerca de uno o varios ejercicios

5.levantarse de su sitio para acercarse al profesor y echar un vistazo a las respuestas de un compañero

6.copiar literalmente del libro de texto o los apuntes (suelen aparecer en la repisa del pupitre)

7.llevar el pelo largo y no dejar a la vista los oídos (en caso de ser portador del virus del pinganillo)

8.ser pillado “in fraganti” consultando algo en su teléfono móvil y declarar que solo estaba mirando la hora (los relojes caen en desuso)

9.mirar mucho, mucho al profesor

10.de la manera más ingenua y simple que consiste en haber copiado palabras clave del examen, fórmulas o frases idiomáticas en la pizarra (un profesor tiene la costumbre de colocarse de espaldas a la pizarra y en ocasiones no comprueba qué hay escrito en ella)

11.golpear repetidamente la mesa en casos de ejercicios de respuesta múltiple o ataques de tos repentinos. (Si las toses van seguidas de risas, entonces tenga la certeza de que ya han copiado y la estrategia del “enemigo” habrá tenido éxito)

12.el alumno finge tener sed y bebe muy a menudo de una botella de agua transparente

13.compruebe que las mochilas cerca de cada alumno tienen las cremalleras cerradas totalmente, a veces y durante el examen se ven muchas mochilas abiertas distraídamente y papeles luchando por salir fuera de mala manera

14.en el suelo, bajo la mesa de un alumno reina el desorden mantenido a raya por ese pie que impide que la cartera muestre su contenido  😉

15.fingimiento de desmayo

16.fingimiento de urgencia y necesidad para ir al aseo (a veces este o el otro no son ficticios, en cuyo caso tendrá que permitir la ausencia del alumno)

17.mantener una postura relajada sobre la mesa o pupitre permitiendo accidentalmente que un compañero mire por encima el examen

18.ser vigilado o sentirse vigilado (me refiero al profesor, a usted ¡ay!)

19.quejarse por todo y de todo en voz alta

20.pedir a un chaval o chavala que se cambie de sitio y escuchar a una víctima falsa gritar :“yo no he hecho nada”

21. veintiuna y la aceituna. Si es profesor, haga el favor de añadir alguna otra técnica de copia que conozca o de la que haya oído hablar. Hay un apartado de comentarios al final de este post. Gracias.

Un examen es un examen es un examen

29 June 2012

twitter: @eugenio_fouz

Vengo en son de paz aunque salgo de librar una buena batalla-y quien quiera que busque semejanzas con el proverbio machadiano. No estoy tranquilo ni conforme y no lo estaba antes hace un año ni hace dos ni tres ni cuatro. Tengo un dilema moral grande entre enseñar o preparar, tengo un dilema moral entre enseñar un idioma, hablar un idioma y escribirlo o preparar a los alumnos para una prueba específica y poco exhaustiva.

Esta carta es fruto de la reflexión sobre un tema preocupante para un profesor de Inglés de ESO y Bachillerato abatido por los resultados negativos e injustos de una prueba escrita. Estoy sinceramente preocupado por los resultados y la dudosa validez de una prueba que no parece ser objetiva. Evaluar es valorar. Una valoración aceptable y medida es aquella en la cual se distingue al alumno que sabe de aquel que no sabe. Y este no es el caso. Sería cómodo buscar un culpable, un lugar en el que descargar la incapacidad o intolerancia de un profesor de secundaria, pero no es el caso. Alguien tiene que decirlo, alguien tiene que leerlo y alguien tiene que buscar una solución. Soy partidario de una prueba escrita estricta y lógica. Soy partidario de una revisión y replanteamiento de los métodos, los exámenes, las clases y todo lo que sea posible mejorar. 

No me quedo tranquilo sin exponer que después de dedicar un año a varios aspectos de la enseñanza de un idioma extranjero como la gramática (la voz pasiva, estilo indirecto), las audiciones, la traducción y lectura de textos y demás aspectos de una clase de idioma lo que cuenta de verdad es un texto escrito sin más. Sé que criticar lo que otros hacen es fácil. No es este ni mi objetivo ni mi manera. Yo critico hoy algo que afecta a mi trabajo y algo que va más allá.

Recuerdo una escena de la conocida serie televisiva americana “The Wire” en la que un profesor sentía esta misma impotencia que yo siento cuando la administración le imponía la preparación de unos exámenes alejados de la utilidad y la práctica de una materia al ser consciente de que su trabajo primordial no era preparar un test sino enseñar una asignatura.

Puede que esté equivocado y escribo con esta duda en la cabeza. Espero la respuesta de alguien que aporte argumentos y razones.

Antes de seguir quiero aclarar que esto no ocurre hoy ni ahora por un resultado concreto. Esto ocurre hoy pero ocurría hace un año y dos. Dejo el enlace de esta inquietud sobre la prueba de PAU de Inglés al final de este escrito*[ENGLISH]

Queremos enseñar una lengua extranjera y queremos hablarla y escribirla: Queremos entenderla. Todavía hoy se trata de una prueba escrita sin parte oral (¿dónde está el problema?). La parte oral es urgente e imprescindible para quien quiera hacer uso del idioma. La prueba de la que estoy hablando deja de lado la parte creativa, los dibujos, el vocabulario elemental, los básicos, los diálogos, la traducción. No sé dónde caben los “phrasals”, “false friends”, “question tags“, “idioms“, etcétera. Reconozco, eso sí, que las dos preguntas de redacción al final de la prueba son relevantes.

Creo que uno de los motivos para esta prueba escrita es su facilidad de corrección. No encuentro otra.

Hablo con hermanos, amigos, colegas que dicen querer hablar inglés y que no saben por qué no somos capaces los españoles de dominar una lengua extraña y germánica como esta. Desde luego que la prueba de más alto nivel de la Educación Secundaria no ayuda a valorar el trabajo realizado en todos los años anteriores. Tampoco ayuda, pero es otra historia, la premisa de pasar al curso superior con una asignatura suspensa.

“Una rosa es una rosa es una rosa” (1) y un examen es un examen es un examen y debe poner a prueba lo que un examinando conoce, sabe y maneja. ¿A esto hemos llegado? ¿Este es el nivel europeo del que se habla? ¿Dónde está la idea de la comunicación y la fluidez? Este examen se ha quedado anticuado, estático y alejado de una practicidad necesaria. Este es el Bachillerato que queremos. Un Bachillerato que no es un fin en sí mismo.

Lo contrario a la indiferencia es lo que me mueve.

A quien corresponda, si cree que no es descabellado este escrito, por favor haga algo. Yo he hecho mi examen de conciencia.

* https://notebloc.wordpress.com/2011/04/16/wondering-about-pau-tests/

[16 de abril de 2011] [Escrito en Inglés]

(1)

[Gertrude Stein “Sacred Emily” (poem)]


Suspendermen

Elements of True Gentlemen

if all else fails...use a hammer

an exercise in percussive maintenance

Tiny Texts

Read, listen & learn a littleEnglish

Garrafablog

El primer blog de Garrafón en habla hispana

Mitzie Mee Blog

Bangkok - Dubai - Las Vegas - Los Angeles - New York - Tokyo. A blog about travel, food and life in Dubai.

No More Spanglish!

¿Necesita saber inglés para trabajar? Mejore su inglés eliminando los errores más comunes.

Tinkerbelle

Making her way back to Neverland one day at a time...

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.

efnotebloc

crear siempre, aprender y guardar la llama