Posts Tagged ‘enseñar’

Derechos a diestro y siniestro

7 February 2021

twitter: @eugenio_fouz

-@tumblr-

Derechos a diestro y siniestro
Eugenio Fouz

And you called yourself a teacher? / I didn´t call myself anything. I was more than a teacher. And less.” (Frank McCourt)

Las escuelas sirven para educar y enseñar cosas a los alumnos que acuden a ellas. Aunque parezca una obviedad, a veces conviene recordarlo. Para enseñar una asignatura en clase el profesor cuenta con alumnos que prestan atención, permanecen en silencio mientras habla y toman notas de vez en cuando. En el supuesto de que el alumno pertenezca a la categoría inmediatamente superior, dedicará tiempo fuera del aula a reflexionar, leer, releer, escribir y estudiar apuntes, consultar libros-más de uno- y aprender de memoria determinados puntos vistos en clase.

Si todo sigue su curso normal, el profesor enseña y el alumno aprende. Todo lo aprendido debe ser demostrado por el alumno a un observador objetivo e imparcial que es el profesor -por extensión, el centro educativo al que pertenece. A lo largo de los días de clase, el profesor propone ejercicios para realizar dentro y fuera de clase y finalmente, test o exámenes. Los exámenes son una forma de valorar el conocimiento de los alumnos. La verdad es que no debería ser el único modo de hacer esto. De hecho, cada profesor cuenta con su propio método recogido en el apartado de evaluación incluido en la programación didáctica de su asignatura.

Entre otros aspectos, la evaluación debe contemplar además un porcentaje que valore la actitud del alumno, su trabajo en el aula (cuaderno, pizarra, fichas, intervenciones) test sin aviso previo, exámenes y ejercicios. Otro aspecto a tener en cuenta es la asistencia. Muchos profesores asumimos la asistencia como un valor incuestionable; no obstante, hay alumnos que se ausentan y justifican -otros ni siquiera se molestan en esto- su falta puntualmente. Los profesores tendríamos que contabilizar la asistencia a partir de un porcentaje razonable de asistencia y no como viene aplicándose ahora, asumiendo un tanto de faltas admitidas. La asistencia ha de ser activa, porque siguiendo a Steven Wrighthay una fina línea que separa al pescador del individuo parado en la orilla sin hacer nada como un idiota”.

Llegado el final de cada trimestre se realizan exámenes de evaluación gracias a los cuales los profesores medimos el alcance del conocimiento, habilidades y parte de las competencias adquiridas por nuestros alumnos. En ocasiones hay suspensos y los alumnos quieren ver sus exámenes y el modo en que han sido calificados. Los profesores explican dónde, cómo y qué han hecho mal. La mejor explicación, la explicación más objetiva de una prueba, calificación, valoración y errores la conoce el profesor.

A principios del año 2019, un artículo publicado en el diario EL PAÍS se hacía eco de una cuestión que preocupaba a los padres de los alumnos, a los alumnos y a los profesores (Ignacio Zafra y Ana Torres, “¿Tienen derecho las familias a revisar los exámenes corregidos de sus hijos?“; El País, 31.01.2019). El caso está resuelto a favor de los padres y los alumnos. Según argumentaron algunos padres, no se veían capaces de entender las aclaraciones de los profesores en ciertas asignaturas consideradas difíciles para ellos que quieren involucrarse en la educación de sus hijos. Ahí radica parte del desencuentro. Los hijos son quienes han de ser enseñados y evaluados, no sus padres.

Con todo, hay alumnos descontentos a causa de la severidad de algunos docentes a la hora de corregir los errores que ellos -y probablemente sus padres también- consideran irrelevantes o triviales. En lugar de eso, deberían agradecer la dedicación del profesor y el nivel de exigencia requerido. Un profesional de la enseñanza está dedicado a su asignatura y quiere que sus contenidos se entiendan y se aprendan bien.

Por dar un ejemplo, el instructor de natación indulgente podría suponer un riesgo para sus pupilos haciéndoles creer que son capaces de manejarse en un medio acuático aún sin estar suficientemente preparados.

Los padres de los alumnos que solicitan copia de los exámenes finales de sus hijos lo hacen para estudiarlos en casa, para ayudarlos. Esta concesión a los padres (también a nuestros alumnos) implica una desconfianza hacia el profesor que enseña, puesto que no considera suficientemente satisfactorias las explicaciones que pueda ofrecer el docente acerca del examen y, seguramente, la actitud de su hijo en clase. Cabe pensar que el alumno, -y esto es una hipótesis- aprovechará la ventaja de estudiar los ejercicios que no ha realizado sobre otros alumnos que han confiado en la revisión abierta del profesor. Los solicitantes de copia de exámenes no acostumbran a asistir regularmente a clase ni son buenos estudiantes. La mayoría de las veces sus exámenes aparecen incompletos por lo que van a verse favorecidos con la copia entregada.

Nadie niega la comunicación con los padres, ( y por descontado con los alumnos); sin embargo, uno tiene la impresión de que el objetivo de algunos padres es que sus hijos obtengan el aprobado ¿Cómo luchamos los docentes contra este desprecio a nuestro trabajo? Uno se pregunta qué pasaría si no hiciésemos exámenes, si no elaborásemos pruebas de evaluación ¿Sería esta la mejor opción?

En fin, ninguno de esos padres que reclaman la copia escrita de los exámenes de sus hijos se ha acercado a hablar con el profesor y preguntarle: ¿qué tal es usted como profesor? ¿Explica usted bien?


Murcia, 21.01.21

__

artículo de opinión publicado en el periódico “Magisterio“, @magisnet 

el día 2.02.2021 

(solo para suscriptores)

__

#PDF

http://tinyurl.com/fce7on5c

*

“No seáis tan benévolos con los malos” …

21 June 2020

twitter: @eugenio_fouz

[Gregorio Luri, profesor y doctor de Filosofía]

 

He leído este fragmento de “La escuela no es un parque de atracciones” en Twitter compartido por un lector. El libro está escrito por Gregorio Luri. Cita a San Agustín: “No seáis, pues, tan benévolos con los malos que les deis aprobación; ni tan negligentes que no los corrijáis; ni tan soberbios que vuestra corrección sea un insulto

__

 

Enseñar, aprender, evaluar

20 May 2020

twitter: @eugenio_fouz

“Panfleto Antipedagógico” (Ricardo Moreno Castillo)

30 September 2016

twitter: @eugenio_fouz

 img_20160918_192152

He vuelto a leer el panfleto de Ricardo Moreno. Sigue teniendo vigencia en muchos aspectos. Lectura recomendable para profesores inquietos. Contiene dosis de sentido común y mucha filosofía.

Copio literalmente (ad pedem litterae) un extracto del libro que trata sobre la motivación del alumnado:

“la inteligencia para aprender es muy temprana, pero la madurez necesaria para comprender lo importante que es aprender es muy tardía. Si esperamos a que tenga esa madurez para enseñarle, los mecanismos de aprendizaje se habrán deteriorado tanto como el estómago de un niño a quien se ha dejado comer lo que le apetecía cuando le apetecía. Por eso siempre es difícil enseñar”

En el texto se habla del conocido caso de Helen Keller y su institutriz Anne Sullivan, de la disciplina, la pedagogía, Kant, los griegos, la filosofía, Savater y Unamuno, pedagogía y educación. El panfleto antipedagógico de Ricardo merece relecturas. Fue publicado por la editorial “El lector universal” en 2006.

Los grandes maestros, los que de verdad enseñan cosas a sus alumnos y dejan huella en ellos, son los exigentes, porque para contentarlos no solo hay que trabajar, sino que hay que hacerlo bien.” …

si un dentista me hace un estropicio en la boca, pero es una buena persona y vecino de mi barrio, puede ser que no lo denuncie, y me limite a buscar otro. Ahora bien, un profesional no puede confiar indefinidamente en la paciencia de sus clientes, y resulta que los alumnos de hoy están tan mal acostumbrado que casi consideran un derecho que la última asignatura se les tiene que aprobar por la cara

Circula en la red una edición imprimible en PDF. Puede descargarla desde aquí:

https://document.li/Fh62

#mypublicfiles #PDF

Visite y lea la página web si siente curiosidad:

http://www.antipedagogico.com

 

Desafíos en la escuela

3 February 2015

twitter: @eugenio_fouz

image

He leído “Los mejores maestros del mundo” en la revista XL Semanal (1 febrero 2015), un reportaje escrito por Carlos Manuel Sánchez. Me gusta lo que se cuenta de César Bona, maestro finalista del Global Teacher Prize. Bueno, en realidad, el propio maestro es quien narra su experiencia profesional. Le recomiendo, lector, que pruebe a leer el reportaje completo porque no tiene desperdicio.

Veo positivo que no haya maestros de las grandes escuelas con resultados óptimos en PISA puesto que los desafíos suelen encontrarse en los alumnos desamparados.

Supongo que habría mucho que hablar acerca de la necesidad o no de realizar exámenes. Richard Gerver considera innecesarias las pruebas escritas y los deberes para casa. Yo disiento. Creo que en la educación hay que evaluar, averiguar qué se ha aprendido realmente. Un alumno aparentemente interesado y participativo podría mostrarse incapaz de entender, conocer o aplicar unos conocimientos y el maestro debe enseñar y comprobar que el chaval aprende. Por otro lado, la idea de no proponer deberes para casa, implica que el alcance de la escuela se relega al edificio y no va más allá. ¿Qué pasa con el refuerzo, las lecturas, la creación de hábitos de estudio?

Feedback de urgencia: clase, vocabulario, práctica y herramientas

17 May 2014

twitter: @eugenio_fouz

 2014-04-26 10.28.22

Cuando una cosa no funciona es bueno preguntarse por qué no funciona, replantearse qué no se está haciendo bien y qué piensan los alumnos de la clase. La otra opción es no hacer nada.

Quería saber si preferían tener las clases en la lengua materna -castellano- y todos respondieron que no, que necesitaban aprender inglés. Uno de los chicos propuso la inserción de aclaraciones en castellano en casos puntuales. Obviamente, como profesor no es saludable acabar una lección habiendo hecho un trabajo que no ha entendido nadie.

Quise saber si les gustaba la asignatura de Inglés y he leído respuestas diciendo que sí y otras que no. Esta cuestión es subjetiva aunque no sería la primera vez que un profesor podría convertir una materia que no gusta en algo agradable. Esta es, en mi opinión, la satisfacción mayor que puede sentir un profesor. Escribí la pregunta porque es preciso saber qué les gusta y qué no les gusta.

La pregunta número 3 se refería a qué cambios harían en la clase y aquí propusieron más audios y dictados, más práctica y ejercicios en clase y una disposición más relajada para el paso de una actividad a otra. Una alumna propone mayor atención al vocabulario. Por otro lado un alumno solicita una exposición más clara de las tareas del cuaderno de clase. Me sorprende este punto ya que las tareas son anunciadas en la pizarra por medio de un icono representativo de un bloc y la palabra CUADERNO así como con una lista continua de números controlados y sincronizados en sus cuadernos y en mi dossier. Un alumno escribe que cambiaría al profesor y ahí creo que no puedo ayudar.

También propone una chica que repasemos a menudo las cosas y veo que tiene razón. Además de esto sugiere trabajar más el vocabulario y utilizar las pantallas que tenemos en el aula. Las pantallas tecnológicas interconectadas en el centro escolar era una herramiente pendiente que estoy empezando a utilizar. Un día después de haber leído el feedback de urgencia de este grupo preparé actividades de audio y vídeo, imágenes y textos expresamente para este grupo.

Pregunté si eran partidarios de hacer tareas en casa y solo los alumnos con buenos resultados contestaron afirmativamente a esta cuestión.

Memorándum.-EF; 16.05.2014

Vago, el rincón del

5 October 2013

 twitter: @eugenio_fouz

 Imagen

Todos hemos estado apartados en el fondo de la clase alguna vez por propia iniciativa o como medida disciplinaria de los profesores de la antigua escuela. Digo esto porque creo que antes el profesor solía olvidarse de los chavales del fondo. Normalmente esos alumnos se sentían cómodos e ignorados en un lugar privilegiado de la comarca leonesa de Babia. Hoy también se cuenta con los que se esconden y ciertos profesores (entre los que me cuento) atacamos directamente a los ultra sur con preguntas directas y calificaciones agresivas. A lo mejor no estaría mal aclarar que una calificación agresiva en mi escala particular de valores significa un cero sobre un total de cien puntos. En otras palabras, el alumno que recibe ese 0 instantáneo en el aula en lugar de recibir un 1 sabe que podrá sumar solo 99 puntos sobre 100 ese trimestre. Por increíble que parezca hay alumnos que olvidan por momentos el hecho de que los profesores también fuimos a la escuela.

Volviendo a la primera línea de todo el post, también contamos con aquellos chavales que no tienen más remedio que situarse lejos del profesor ya que el espacio físico es limitado. Si son de los buenos, los chicos acortan esa distancia mediante la enérgica mirada y una atención superlativa a lo largo de toda la hora.

Este post está dedicado a una institución que en su momento tenía mala prensa y solía ser consultada por vagos y maleantes – alumnos, que no estudiantes-. No obstante, hoy en día la idea de elrincondelvago ha cambiado para mejor y se ha convertido en un lugar de consulta. Profesores como yo entramos a su página web para conseguir información y , cuando la Redacción lo considera oportuno, aportar material.

Otros profesores advierten a sus alumnos de las posibles consecuencias negativas del mal uso de lo que “cocinan” estos salmantinos. (Envío al correo electrónico de los de la quinta del buitre un ejemplo de una profesora de Filosofía). Indudablemente un profesor quiere originales y trabajos propios. Copiar trabajos es un fraude y en esto estaremos de acuerdo.

Siendo alumnos todos hemos visitado el rincón del vago alguna vez por alguna razón. Allí meditamos y aprendimos lo que era una cierta clase de exilio. Unos eligieron un camino largo y otros eligieron lo más fácil que es siempre no hacer nada.

He aportado una hoja de veinte consejos para alumnos suspensos en Inglés a www.elrincondelvago.com . Ellos han tenido a bien subir esta hoja. Lea aquí

http://blog.rincondelvago.com/estudiantes/20-consejos-para-alumnos-que-hayan-suspendido-la-asignatura-de-ingles

Muchas gracias @elrincondelvago.

Muy honrado por haber podido colaborar con ustedes.

Un saludo,

Eugene;.)

Lo que enseñamos en clase

19 May 2013

twitter: @eugenio_fouz

Imagen

Un profesor, un buen profesor, no es aquel que sabe mucho y no lo transmite a sus alumnos. Un profesor ha de tener la habilidad comunicativa para hacer llegar al alumnado los contenidos de la asignatura. Un profesor bueno tiene que estar loco por su materia y pensar constantemente en cómo impartirla de la manera más atractiva. Es una idea equivocada pensar que el profesor que pone más difícil aprobar es el mejor. Sin embargo, un profesor estricto y exigente será siempre mucho mejor que un profesor blando o sin objetivos claros y elevados para sus alumnos.

Aunque parece obvio, el profesor bueno es el profesor que enseña bien. Ojo, el profesor que sabe qué conceptos necesita aprender el alumno, qué capacidades y habilidades debe impulsar en él. El profesor que sabe motivar al alumno desanimado o de bajo rendimiento. Un profesor debe evaluar-medir- lo que enseña para atender el grado de comprensión de lo enseñado.

[inspirado en la viñeta de ahí arriba tomada de @cabroncuanto1 ]

Esos chavales, sospechosos habituales

28 December 2012

twitter: @eugenio_fouz

 

"Sospechosos habituales" (película)

“Sospechosos habituales” (película)

No apto para alumnos. Solo para profesores.

 

En época de exámenes el profesorado debería estar alerta ante ciertas actitudes de los alumnos. Ser especialmente amable con un profesor cuando la fecha de un examen ha sido fijada no puede significar nada bueno. Profesor, simule estar ocupado y aproveche ese momento de confianza de sus chavales para observar comportamientos extraños.

Hágame caso, colega, y quizá notará una pose demasiado receptiva hacia su discurso de las alumnas de la primera fila, un silencio que le sobrecogerá y le hará pensar que lo que está diciendo es verdaderamente interesante. No se lo crea. Desconfíe. Es más, siga al acecho y verá una medio-sonrisa hacia el fondo de la clase. Ahí tiene la prueba: hay un acuerdo tácito de excelencia en el comportamiento. Es irreal. Si además detecta una fascinación exagerada hacia su persona y tan solo uno de los chavales apoya una o ambas mandíbulas en la mano acodado en su mesa, ya sabe lo que hay. No ignore este tipo de señales. En breve una mano se alzará como de casualidad y, en representación de la clase, formalmente le pedirá que retrase ese examen (ya fijado, le recuerdo) un par de días o una semana.

Las líneas anteriores se refieren a lo que podría ocurrir en su caso en la fase previa a un examen. No obstante, un profesor sabe que donde se juega su prestigio es en la prueba de examen y el control de la autenticidad y validez de dicha prueba. Un alumno malo dispone de varios recursos para hacer trampa y no ser auténtico en un examen. Un chaval que copia es un mal estudiante. El buen profesor ha de estar preparado para lograr una evaluación justa y objetiva a partir de una prueba o examen bien preparado y mediante el control de calidad de las respuestas de sus alumnos en cualquier tipo de prueba.

Siga leyendo esta página y aprenda a combatir el delito de copia:

Recursos de esos chavales sospechosos habituales:

1.copiar fórmulas, vocabulario o conjugaciones de verbos escritos a mano en la barra de tippex que se piden en voz alta, casi inocentemente

2.dejar papeles tirados e inútiles en el suelo

3.pérdida de una de las hojas DIN A4 (previamente grapada en el paquete de examen)

4.hacer preguntas aparentemente tontas al profesor acerca de uno o varios ejercicios

5.levantarse de su sitio para acercarse al profesor y echar un vistazo a las respuestas de un compañero

6.copiar literalmente del libro de texto o los apuntes (suelen aparecer en la repisa del pupitre)

7.llevar el pelo largo y no dejar a la vista los oídos (en caso de ser portador del virus del pinganillo)

8.ser pillado “in fraganti” consultando algo en su teléfono móvil y declarar que solo estaba mirando la hora (los relojes caen en desuso)

9.mirar mucho, mucho al profesor

10.de la manera más ingenua y simple que consiste en haber copiado palabras clave del examen, fórmulas o frases idiomáticas en la pizarra (un profesor tiene la costumbre de colocarse de espaldas a la pizarra y en ocasiones no comprueba qué hay escrito en ella)

11.golpear repetidamente la mesa en casos de ejercicios de respuesta múltiple o ataques de tos repentinos. (Si las toses van seguidas de risas, entonces tenga la certeza de que ya han copiado y la estrategia del “enemigo” habrá tenido éxito)

12.el alumno finge tener sed y bebe muy a menudo de una botella de agua transparente

13.compruebe que las mochilas cerca de cada alumno tienen las cremalleras cerradas totalmente, a veces y durante el examen se ven muchas mochilas abiertas distraídamente y papeles luchando por salir fuera de mala manera

14.en el suelo, bajo la mesa de un alumno reina el desorden mantenido a raya por ese pie que impide que la cartera muestre su contenido  😉

15.fingimiento de desmayo

16.fingimiento de urgencia y necesidad para ir al aseo (a veces este o el otro no son ficticios, en cuyo caso tendrá que permitir la ausencia del alumno)

17.mantener una postura relajada sobre la mesa o pupitre permitiendo accidentalmente que un compañero mire por encima el examen

18.ser vigilado o sentirse vigilado (me refiero al profesor, a usted ¡ay!)

19.quejarse por todo y de todo en voz alta

20.pedir a un chaval o chavala que se cambie de sitio y escuchar a una víctima falsa gritar :“yo no he hecho nada”

21. veintiuna y la aceituna. Si es profesor, haga el favor de añadir alguna otra técnica de copia que conozca o de la que haya oído hablar. Hay un apartado de comentarios al final de este post. Gracias.

Gracias, MOODLE

21 October 2012

twitter: @eugenio_fouz

No cheating in my exams, please! 😉

Debo de llevar unos tres años trabajando en el aula virtual (MOODLE). Esta herramienta ha demostrado ser muy útil. El profesor deja en la red a disposición de sus alumnos textos, vídeos, imágenes o enlaces que les servirán para completar lecciones, aumentar su interés por la asignatura. Los alumnos podrán contactar, es una opción, directamente con el profesor mediante mensajes breves de correo interno.

Me gusta, de entre las ventajas que ofrece este sistema MOODLE, la ventaja de almacenaje de datos. Me gusta la posibilidad que ofrece al profesor para  ocultar o hacer visibles determinadas páginas además de proporcionar al profesor de la asignatura un seguimiento controlado en tiempo de visitas de los alumnos al Aula Virtual. Todavía tengo mucho que aprender. No obstante, lo que estoy utilizando ya es de gran utilidad.

Algunas veces recuerdo a mis alumnos alguna información dada previamente en clase. Otras veces dejo las soluciones a ejercicios o preparo propuestas.

En el Aula Virtual he dejado escáners de crucigramas de periódicos, el juego de buscar las 7 diferencias entre dos dibujos aparentemente iguales, fotografías curiosas o cómics con comentarios en inglés. He facilitado información sobre libros de gramática inglesa, artículos de opinión de Pérez Reverte, enlaces de tumblr.com, etcétera. En este espacio he explicado cómo descargar podcasts de audio en inglés de la BBC o dónde encontrar programas de radio dedicados a la práctica de la lengua inglesa (cf. Radio Vaughan)

Al abrir la página de la asignatura de Lengua extranjera -Inglés- un alumno lee esta nota en todos los cursos:

Todos los documentos presentados en este espacio de AULA VIRTUAL están sujetos a cambios o modificaciones, y son de carácter meramente referencial o informativo. La clase en directo, los documentos en papel prevalecerán sobre estos documentos informativos.
El profesor,
E. Fouz

Look for the seven differences (ref. @laverdad_es)

También se muestran los errores típicos que los alumnos suelen cometer en gramática:

Correct your mistakes


Journalism As Literature

A graduate seminar at the University of Florida

Suspendermen

Elements of True Gentlemen

El Lobo está aquí

Disentería literaria

Garrafablog

El primer blog de Garrafón en habla hispana

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.

efnotebloc

crear siempre, aprender y guardar la llama