Posts Tagged ‘Educación’

Mi Guantánamo privado

27 July 2017

twitter: @eugenio_fouz

COvogjcUAAEwx4Z

(River Phoenix, actor; “Mi Idaho privado”, 1991)

Tengo durmiendo en mi casa un libro escrito, si no recuerdo mal, por Woody Allen y que no he leído. El título, si no me equivoco es más o menos este Cómo acabar con la cultura de una vez por todas. A mí me da la impresión de que aún siendo europeo estoy desplazado en un lugar remoto de Cuba, en otro país y en otro océano.

Mis paisanos se han vuelto locos y hablan con siglas, acrónimos, abreviaturas efímeras, tacos, panchitos y sobre todo abusan de los anglicismos. La gente ahora para decir que una cosa es moderna o se lleva, dice “esto es “trendy”, “cool” o “super”. Todo el mundo está atontado. Tíos y tías parecen idiotas siendo conducidos por un dispositivo electrónico que tenía una función originaria de accesorio, el teléfono, para convertirse en el reloj, la cámara de fotos, el levanta sonrisas, la madre del cordero, la maquinita de pitidos, la radio y la caja de aplicaciones (se dice “apps”) y que nadie se atreve a llamar teléfono, sino “smartphone”. Antes veías a un señor, señora o señorita hablando solo y te echabas a un lado pensando compasivo, uf, este está loco. A ver, que evito el contacto visual (“eye contact”) no vaya a creer que le miro mal. Los más comprometidos con la causa moral se acercarían con discreción y le dirían que dejase los aspavientos, que la gente le iba a dejar de lado y tal. Ahora no te la juegas por nadie, no llamas la atención no vaya a ser el demonio y se caiga una bofetada.

Los chavales, y me refiero a los niños, ya hablan peor que el tipo ese de vocabulario limitado a cuatro frases malsonantes. La inocencia ha dejado de relacionarse con la edad infantil. Aquella tiene que ver con la señora de pueblo que sigue la tradición familiar de su abuela. Todos los críos disponen de un teléfono smartphone mejor y más caro que el tuyo, acceden a la información, los vídeos de YouTube.

En mi infancia veíamos solo dos canales en televisión. Por la noche todos dormíamos o fingíamos estar dormidos. Ahora no duerme nadie. La televisión encendida todo el santo día y toda la maldita noche. No hay tiempo para el descanso o la desconexión. Todo fluye. Infinitos canales, vídeos de meteduras de pata que un canal copia de otro. Los jóvenes de hoy nos echan en cara la falta de libertad y democracia. Tienen razón. Nos faltó libertad y nos faltó democracia, por eso las valoramos mucho más. Más que quienes no han conocido la falta de libertades.

Las nuevas tendencias apuntan a un colegio de chavales sin tareas, felices y desocupados. El recreo y el juego (gamificación) son la base de la educación. El alumno ocupa un lugar predominante, sus intereses, sus motivos y sus móviles. El profesor es un guía, no un especialista. Nos olvidamos de una vez por todas de la autoridad del conocimiento. Por si no fuera suficiente, la evaluación del alumno sucede a través de la observación del profesor (quise decir, orientador). No se descarta la desaparición de los exámenes. De todos modos, suspender dos materias no es un problema, con lo cual, volvemos al principio igualitario de que todos somos buenos y todo el mundo vale para todo.

Hoy parece que el título del ensayo de Allen va a cumplirse con la ayuda del pensamiento único, las ideas virales que no admiten otras tendencias, el postureo, el desprestigio de la educación, y el hecho de ponernos a todos mirando a Cuenca a Finlandia y callar las voces de la disidencia.

[artículo de opinión publicado en @20m, 26.07.2017.-mi primer artículo en 20minutos.es]

Lea la versión original aquí:

http://www.20minutos.es/opiniones/eugenio-fouz-tribuna-guantanamo-privado-3099383/

*

“A veces los profesores eran injustos” (vídeo)

26 July 2017

twitter: @eugenio_fouz

[vídeo envíado vía @WhatsApp por mi hermano @pepefouzh]

A review of Ricardo Moreno´s “La conjura de los ignorantes”

22 July 2017

twitter: @eugenio_fouz

IMG_20170722_093728

The book deals with essential aspects of the task of education. Written by an experienced, veteran teacher of maths- Ricardo Moreno Castillo-. Nowadays, there is a growing tendency in Spain to follow any new methodology or idea coming from abroad in education and learning. Ricardo Moreno takes extracts from revolutionary theories, analyses them and shows the viewpoint from the other side.

Moreno Castillo shows by means of deep conviction and years of teaching experience that sometimes the old method is not necessarily wrong. He defends the importance of learning, the relevance of authority and study, the absurdity in changing things which will always be right.

However, the passion for education is not the enemy of innovation. The author appreciates the knowledge of the classics, the gravity of real thinking and the search for truth.

Ricardo Moreno criticizes the false idea of students having to be happy all the time at school and some more fantastic things of the Promised Land who some new theoreticians of pedagogy are trying to sell teachers and society as the solution to ignorance and failure.

I could not explain better than Ricardo Moreno himself all the things he deals with in the book. Nevertheless, I can do two things: first, recommend you the reading of those 195 pages; and second, enjoy the reading.

*

NOTE.-

Thanks to the Library of Murcia (@brmu, twitter) for the inter-library loan service which allowed me taking the book home.

The book has not been translated to any other language than Spanish. The author wrote a brilliant book “Panfleto Antipedagógico” (El lector universal), 2006. Barcelona-156 pages; which is still inspiring for people related to education. The book reviewed above: “La conjura de los ignorantes“, Ricardo Moreno Castillo (Los pasos perdidos), 2016. Madrid-195 pages.

*

http://tinyurl.com/y9xsjkc7

Letra cursiva

30 May 2017

twitter: @eugenio_fouz

Aijaz Rahi.-AP foto. 8.05.17

Redacción de TheObjective.com: 

“No podrás llevar ropa oscura, ni camisetas de manga larga, ni pendientes, ni broches, ni tampoco zapatos cerrados o calcetines. Estas son algunas normas del código de vestimenta que deben seguir los jóvenes estudiantes indios para realizar la Prueba Nacional de Elegibilidad y Entrenamiento (NEET) que da acceso a cursos relacionados con medicina y que está regulada por la Junta Central de Educación Secundaria (CBSE). Este domingo, más de un millón de estudiantes llegaron a distintos centros del país y tuvieron que quitarse las mangas o cambiar su pantalón vaquero, según cita Quartz.

Una chica en el distrito de Kannur, en el estado de Kerala, ha denunciado que además de buscar una tienda de ropa el domingo por la mañana para poder cambiar su pantalón negro, tuvo que quitarse el sujetador porque al entrar en el centro de examen, los ganchos hicieron saltar el detector metálico. Para tender acceso al examen, la joven tuvo que entregarle el sostén a su madre que estaba esperando fuera.

“Les dije que era mi sujetador que tenía un gancho de metal pero se negaron a dejarme entrar. Insistieron en que me lo quitara. Aunque discutí con ellos porque las reglas no mencionan nada sobre ropa interior, se negaron a escuchar mis súplicas “, dijo a The News Minute.

Por su parte, las autoridades del centro aseguraron al mismo medio que estaban obligados a seguir las normas. “Tenemos instrucciones claras de que si un detector de metales emite un pitido, no se debe permitir que nadie entrar”, afirmó el director de la escuela que estaba en el centro de exámenes.

El país donde más se copia

A pesar de que en numerosas ocasiones pueden pagar justos por pecadores, el estricto código de vestimenta en estos centros indios no es casual: la India se conoce por ser el país en el que más se copia del mundo. Las estrictas normas para poder hacer un examen se aprobaron en 2015, tras el gran escándalo que salpicó a más de 700 estudiantes, que supuestamente habían recibido ayuda en estos exámenes, a través de dispositivos de escucha colocados dentro de unos chalecos diseñados expresamente para ello. Cerca de 300 personas fueron detenidas en el estado de Bihar y 750 estudiantes fueron expulsados. Algunos exámenes del último año de secundaria también fueron cancelados en varios colegios del país.

En la India, este tipo de exámenes son cruciales para las carreras académicas de los jóvenes, sin embargo, aquellos que son pillados copiando no pueden realizar esta prueba en los tres años siguientes, e incluso pueden llegar a ser encarcelados o condenados a pagar una multa. Hace alrededor de un año, una joven fue a la cárcel durante varios días por copiar en uno de estos exámenes.

Ruby Rai, de 17 años, obtuvo la mayor puntación en el examen de Humanidades del último año de secundaria en el estado de Bihar, pero las autoridades educativas del país empezaron a sospechar a partir de una entrevista televisiva que realizó y donde dijo que las ciencias políticas se trataban de “cocinar”. El vídeo se hizo viral y la joven tuvo que volver a repetir la prueba junto con otros 13 estudiantes que habían alcanzado las puntuaciones más altas. Ruby Rai y otros dos compañeros ni siquiera pasaron este segundo examen, pero no solo fue castigada con la anulación del resultado, sino que la joven fue condenada a pasar unos días en la cárcel.”

**

Letra cursiva

Eugenio Fouz

Puedo escribir los versos más tristes esta noche”. Puedo escribir como si fuera el poeta chileno y dejar caer una estrella fugaz a su lado. Puedo afirmar que sé lo que significa estar enamorado porque, por extraño que parezca, Neruda en este poema habla de amor y desamor (que en el fondo son una misma cosa). Podría, en fin, reproducir líneas enteras de firmas ajenas y hacer creer al lector no cultivado que la disposición maestra de las palabras era mía. Mi memoria me mima.

Los especialistas de la mente y la rima aseguran que lo peor de la locura y las letras en general resulta de la caótica mezcla de lecturas, géneros literarios, y preocupaciones. Y a mí hoy me inquieta una noticia procedente del país de las vacas sagradas y la no-violencia que trata del fraude detectado en ese país durante los exámenes de acceso a Estudios Superiores. Según parece, la India es el país del mundo en el que hay mayor número de copiones. Tanto es así que la administración se ha visto obligada a adoptar severísimas medidas de control llegando a exigir ciertas condiciones en la indumentaria de los estudiantes.

Las buenas escuelas educan a sus alumnos. Quizás éstas no logren convertir a todos en individuos creativos y geniales; sin embargo, al menos deberían instruirles y convencerles de la importancia de ser honestos.

Me encuentro mareado. Es posible que haya leído más de la cuenta. Oigo voces en la cabeza que me hablan en susurros. Unas veces me confiesan “Yo la quise, y a veces ella también me quiso”, otras veces suenan a lamento “pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido”. Podría fingir que las líneas me pertenecen, pero no voy a hacerlo porque la letra cursiva me delata.

[300 palabras exactas incluido el título y autor]

*

Lea, si quiere el artículo original en @TheObjective_es:

http://theobjective.com/elsubjetivo/eugenio-fouz/letra-cursiva/ 

*

Qué no hacer en un examen (16 consejos)

4 May 2017

twitter: @eugenio_fouz

Examen de la asignatura de Lengua castellana y literatura

1.Copiar o hacer trampa

2.No estudiar nada

3.Estudiar muy poco

4.Dejarlo todo para el día anterior a la prueba

5.Escribir con mala letra o con prisa

6.Una vez hecho el examen, no repasarlo es la estupidez más grande del mundo (después de copiar, claro)

7.Cometer faltas de ortografía

8.Carecer de la utilísima habilidad de “vista de pájaro” (no para lo que está pensando, sino para ordenar las ideas y dominar sin dudas las fechas, los lugares, las obras, los autores, el contexto social e histórico, las características, etcétera)

9.Escribir una fecha sin la seguridad de que es la fecha correcta, por ejemplo, escribir que La Celestina apareció en 1492 (el año del descubrimiento de América). Se cree que aparecía en 1499 o alrededor del año 1500, esto es el siglo XVI. El alumno no debería escribir una fecha disparatada como 1984 o cualquier otra alejada de la época en que aparece una obra. 

10.No leer

11.No tener curiosidad

12.No ordenar las ideas antes de empezar a escribir

13.Contestar de manera excesivamente breve a las preguntas  

14.Emplear lenguaje inadecuado en el ámbito académico y poner, por ejemplo, que “Calisto estaba coladito por Melibea” o que “la Celestina parecía cabreada con Sempronio“. Podría escribir que Calisto estaba enamorado de Melibea y que la Celestina parecía molesta con Sempronio

15.Escribir el título aproximado, de forma inexacta y pensar que no tiene importancia cambiar “La vida es sueño” de Calderón de la Barca por “Todo era un sueño en la vida

16.Olvidar lo aprendido

 

#PDF.Archive.com

https://www.pdf-archive.com/2017/05/05/que-no-hacer-en-un-examen-ef/

*

Un blog, un profesor, una clase

17 December 2016

twitter: @eugenio_fouz

fp-dual-madrid_2012

Hay un profesor de Formación Profesional a quien he empezado a tratar en redes sociales. Escribe un blog: eFePeando. El profesor se llama Óscar Boluda Ivars. Estoy hojeando su blog ahora mismo. Copio y guardo una carta abierta a sus alumnos fechada el 14 de febrero de 2015. Actualmente, Óscar imparte clases de Formación Profesional de Logística y Márketing.

Sigo leyendo cosas de su blog que me dejan pensando. He compartido un decálogo motivador para los alumnos escrito por él en mi página de mediumhttps://medium.com/@eugenio_fouz/decálogo-molón-para-motivar-a-tus-alumnos-óscar-boluda-ivars-oscarboluda-a07b9b38acd9#.itxr3p37h

La carta abierta que escribió este profesor a sus alumnos es una de esas que a muchos nos gustaría haber escrito alguna vez. Me veo reflejado en su escrito. Dentro de su blog eFePeando encuentro una reflexión que nos propone a todos los profesores. Boluda Ivars la titula así: 10 preguntas para ti, profesor.

http://www.efepeando.com/2014/01/10-preguntas-para-ti-profesor.html

Ahora mismo ya estoy manteniendo correspondencia con Óscar a través del correo electrónico y en el Bosque Sagrado.

*

Del blog eFePeando :

http://www.efepeando.com/2015/02/carta-abierta-mis-alumnos.html

Tal vez no sea este el espacio más adecuado para comunicar algo a mis alumnos. Quizás me resulta más cómodo escribir estas palabras que expresarme verbalmente. De todos modos, quiero con esta carta abierta, mostrar mi agradecimiento a un curso de alumnos que ya han terminado sus clases en mi escuela y están a punto de continuar su formación en la empresa.

“Quiero agradeceros públicamente vuestro saber estar, vuestro cariño, vuestro buen humor, vuestra buena convivencia, vuestra flexibilidad y vuestro esfuerzo. Todos y cada uno de vosotros, en mayor o menor medida, habéis mostrado buen carácter para sacar los módulos adelante. Habéis sabido solucionar los problemas cotidianos sin injerencias del profesorado.

Sin vosotros no habría podido disfrutar de mi profesión. Sin vuestro ánimo y buenas palabras no habría ido cada día a trabajar con ganas de entrar en el aula. Sin vosotros me hubiera resultado ingrato el tiempo dedicado a preparar las clases. Porque con vosotros he podido experimentar, con mayor o menor éxito, otra forma de enseñar y aprender más memorable. Os debo igualmente disculpas por soportar posibles impertinencias, faltas de paciencia o por los sufridos cortes en la red wifi…

Uno a uno, sois todos unos tipos fantásticos. Cada uno de vosotros sobresale en algo: bondad, idiomas, memoria, ironía, tesón, viveza, sacrificio, competencias digitales, inquietud, agudeza, constancia, comprensión, cariño, experiencia personal, empatía, sensibilidad, buen carácter, discreción, tolerancia, resolución, ingenio, etc. Pese a ciertas obligaciones ministeriales, que me obligan a calificaros numéricamente, no sois una cifra para mi. Cada uno de vosotros sois únicos. Ojalá os siguiera disfrutando en mis clases. Aún así, confío en vuestros compañeros que vienen detrás. Estoy seguro, pese a los que no confían en la juventud actual, que seréis buen ejemplo a los que os preceden.

Tras casi dos cursos con vosotros, podéis estar seguros de haber alcanzado todos los objetivos necesarios en buen profesional: conocimientos técnicos y competencias personales. Digan lo que os digan, sois excelentes. Aún así, esto acaba de empezar, y vale la pena recordar que siempre podemos seguir aprendiendo para crecer como personas; que debemos hacer nuestro trabajo lo mejor posible. ¡Qué no sea por falta de ganas! Que no vale la pena la comparación constante. Que sí compensa el esfuerzo por aquello que es justo o favorable a otros.

Muchas gracias de nuevo por acompañarme en mi trabajo. Un trabajo que, ciertamente, es una parte importante de mi vida. Os echaré de menos. Me habéis hecho feliz.”

Óscar Boluda [@oscarboluda]

*

El blog:

http://www.efepeando.com

Descargo de responsabilidad de un profesor en clase (disclaimer)

20 November 2016

twitter: @eugenio_fouz

7bb64f48bc8435c7c0fd89ab087f19d2

Descargo de responsabilidad 

Copyright © 2016

Desde el momento en que usted se encuentra en un aula entiende y acepta que debe cumplir unas normas elementales de comportamiento. En un centro educativo en el que se instruye a los alumnos hay asignaturas con las que tratar conceptos teóricos y prácticos, hay alumnos como usted y profesores como yo que quiere desempeñar su trabajo de la mejor manera posible. Si se fija un poco, a lo mejor descubre a profesores apasionados por la enseñanza de su asignatura que pretenden además convertirla en algo atractivo para usted. Note cómo el alumnado respetuoso y participativo logra obtener clases interesantes y amenas, aprende cosas y está cómodo en el aula.

No debería creer, por otro lado, que el profesor viene a clase a entretenerle, a pasar el rato o a caerle simpático. La tarea del profesor es enseñar su asignatura a un alumno que atiende, aprende y estudia.

Cuente con momentos en los que preferiría estar en otro lado porque tendrá que copiar una tarea, hacer ejercicios, leer un texto, o simplemente estar en silencio. Cuente también con momentos en que no cambiaría estar en clase por nada. Un buen estudiante dedica su esfuerzo a los libros y el estudio dentro y fuera del centro educativo.

*

Recuerde lo que NO DEBE hacer en clase:

1/hablar cuando alguien habla (profesor o compañero)

2/usar o exhibir objetos ajenos al objetivo de la escuela (teléfonos móviles, naipes, bebidas alcohólicas, tabaco, diccionarios, drogas, tamagotchis, cámaras de fotos, jirafas, manuales de gramática, cómics, postales, muñecos de vudú, periódicos, revistas, aparatos de radio, reproductores de mp3, etcétera)

3/gritar

4/mirar el reloj constantemente

5/copiar en un examen

6/olvidar (o decir que ha olvidado) el libro de texto, el cuaderno, o cualquier otro material necesario en el aula

7/desoír las indicaciones del profesor

8/contestar de malas formas

9/mentir

10/ser deshonesto

[Si se le ocurren otras, por favor, comuníqueselas al profesor.]

*

SUGERENCIAS:

Sea amable con sus compañeros y el profesor.

Propóngase aprender algo cada día.

Intente escribir con caligrafía clara.

Lea despacio, separe las palabras mientras lee y trate de vocalizar bien.

Si es consciente de que algo va mal o no funciona, cambie de actitud, es decir, cállese, preste atención al profesor y aproveche el tiempo. Tome apuntes, concéntrese, lea.

Si eso no funciona, cámbiese voluntariamente de sitio.

No espere aprender algo sin hacer nada.

Eugenio Fouz.-21112016

*

#PDF.Archive.com

5 páginas (asistencia, decálogo de exámenes, disclaimer)

https://document.li/x0n4

El sentido de la educación

17 November 2016

twitter: @eugenio_fouz

botellonfeten

EXILIO INTERIOR

 

“Insist on yourself; never imitate” (RALPH WALDO EMERSON)

Un amigo me hizo reír el otro día al contarme que cuando era pequeño mientras veía la televisión sus hermanos le hicieron creer que no era él el único espectador, es decir, que la gente del otro lado de la pantalla podía verle si el aparato estaba encendido. Tal cual. Como si se tratase de una pantalla de esas de doble sentido de la célebre novela 1984 de Orwell. Me confesaba que desde entonces le preocupaba sentarse a ver la tele de cualquier manera y que dejó de hurgarse la nariz y hacer gestos raros. Se ponía serio cada vez que salía en la pantalla una chica que le gustaba. Me río, pero yo habría hecho lo mismo.

Hoy, ese amigo y yo nos hemos vuelto a encontrar y hablamos de cómo pasamos de aquella extrañeza que nos produjo la televisión a la cotidianeidad de la realidad virtual. En fin, como decía, hablamos de la inocencia que vivimos los dos. Recordamos el respeto que sentíamos entonces por todo. Obedecíamos a nuestros padres y a los profesores y no éramos tontos ni ilusos. Teníamos miedos que eran reales. Había cosas que pasaban de verdad y te dejaban aturdido unos días o durante semanas. No teníamos prisa por ser mayores.

Ahora, los chavales no quieren eso. Aparentemente, los adolescentes quieren vivir lo que no les corresponde. Ellos prefieren saltarse etapas y pretender ser lo que no pueden ser todavía. Los adolescentes hablan como adultos, fuman y beben, salen sin límite, disponen de un teléfono propio con saldo, un perfil en las redes sociales y sueñan con ser famosos. Y que sea rápido. La verdad es que lo tienen fácil.

Esto viene a cuento de la noticia de la muerte de una chica, el pasado 1 de noviembre, a consecuencia del consumo desmedido de alcohol en una salida clásica de botelleo. Lo triste del caso es que los chicos conocen el daño que ocasiona la bebida sin control, saben que no tienen edad ni razones para beber, que las fiestas clandestinas con alcohol no están permitidas y, con todo, burlan a la policía y se refugian en lugares cada vez más escondidos para seguir la fiesta. La chica no quería morirse esa noche. Nadie quería esto. Y sin embargo, sucedió. Uno se pregunta para qué sirve la educación o qué significa hoy en día ser padre. Nos falta vivir la vida más despacio.

Es cierto que en otro tiempo, mi amigo y yo queríamos divertirnos y ser amigos toda la vida. Teníamos miedos, por supuesto, y sabíamos que si hacíamos algo mal nos tocaría pagarlo. Teníamos miedo al fracaso en la escuela, a caer mal, a no aprender nada; pero había una clase de obediencia, una idea clara de principios y valores que traíamos aprendidos de casa. Si había algo que nos asustaba de verdad era la posibilidad de que no nos quisieran nuestros padres. Queríamos ser queridos, que se preocupasen por nosotros. Queríamos ser buena gente, dicho de otro modo, ser educados.

 [artículo de opinión publicado en @laverdad_es el día 16 de noviembre de 2016]

 

La buena educación a través de la ortografía

8 November 2016

twitter: @eugenio_fouz

nadie-muere-de-ortografia-copia

  [visto y leído en el TL -timeline o curso del río de la vida-

de El patio ortográfico, @PatiOrtografico]


Suspendermen

Elements of True Gentlemen

if all else fails...use a hammer

an exercise in percussive maintenance

Tiny Texts

Read, listen & learn a littleEnglish

Garrafablog

El primer blog de Garrafón en habla hispana

Mitzie Mee Blog

Bangkok - Dubai - Las Vegas - Los Angeles - New York - Tokyo. A blog about travel, food and life in Dubai.

No More Spanglish!

¿Necesita saber inglés para trabajar? Mejore su inglés eliminando los errores más comunes.

Tinkerbelle

Making her way back to Neverland one day at a time...

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.

efnotebloc

crear siempre, aprender y guardar la llama