Posts Tagged ‘Educación’

Los roles masculino y femenino en la educación de los hijos

11 July 2018

twitter: @eugenio_fouz

*

María Calvo, profesora de Derecho Administrativo de la Universidad Carlos III habla del padre destronado y la mamá-bis en el entorno familiar. Una entrevista publicada en ElDebateDeHoy. Podrá no estar de acuerdo con lo que piensa pero merece la pena leer toda la entrevista.

https://tinyurl.com/y7hwzvrf

*

Esta es la dirección general de la publicación:

https://eldebatedehoy.es

*

Advertisements

Cuatro errores cometidos por un mal conversador

28 April 2018

twitter: @eugenio_fouz

Descubro en la red un breve tratado de urbanidad firmado por Benjamín Martín Sánchez, canónigo de la Catedral de Zamora. Copio el extracto dedicado a los errores evitables en la conversación.

Del libro Cortesía y buenos modales (Benjamín Martín Sánchez)

-vía apostoladomariano.com-

“Defectos que suelen aparecer en el hablar

1/ monopolizar la conversación de tal modo, que si no se les interrumpe, a veces cansan y aburren a cuantos les escuchan

2/ hablar a gritos de tal manera que molestan a los oídos y es falta de educación

3/ emplear palabrotas o frases groseras, señal de poca cultura y educación. Nuestro lenguaje debe ser decente y respetuoso

4/ criticar o murmurar sin estar seguro de lo que se dice. Hay que hablar con sencillez y sinceridad”(…)

**

Ortografía

15 April 2018

twitter: @eugenio_fouz

Ortografía en imágenes (@OrtograImagenes)

*

Cediendo el paso, o no (Arturo Pérez Reverte)

26 March 2018

twitter: @eugenio_fouz

“Camino por el lado izquierdo de una calle de Lisboa, subiendo del Chiado al barrio Alto: una de ésas que tienen aceras estrechas que sólo permiten el paso de una persona a la vez. Me precede un individuo joven, sobre los treinta y pocos años. Un tipo normal, como cualquiera. Un fulano de infantería que camina con las manos en los bolsillos. Podría ser portugués, o inglés, o español; de cualquier sitio. Va razonablemente vestido. De frente, por la misma acera, camina hacia nosotros una señora mayor, casi anciana. Por reflejo automático, sin pensarlo siquiera, bajo de la acera a la calzada para dejar el paso libre, atento al tráfico, no sea que un coche me lleve por delante. Lo hago mientras supongo que el individuo que me precede hará lo mismo; pero éste sigue adelante, impasible, pegado a las fachadas, obligando a la señora a dejar la acera y exponerse al tráfico.” (…)

Lea aquí el artículo completo de Arturo Pérez Reverte:

http://www.xlsemanal.com/firmas/20180304/arturo-perez-reverte-patente-de-corso-cediendo-paso-no.html

*

Luz Sánchez Mellado entrevista a Nuccio Ordine

12 January 2018

twitter: @eugenio_fouz

Luz S Mellado (@luzsmellado)

*

Leí el libro de Ordine, Clásicos para la vida hace unas semanas. Me gustó leerlo. Lo descubrí en el Bosque Sagrado que es Twitter un fin de semana cuando la cuenta de un programa de Radio Nacional (RNE, @NEUDC_RNE) citó el libro del italiano y propuso sortear un ejemplar. Me interesé por la obra de inmediato. Más tarde llegué a esta entrevista de Luz Sánchez Mellado (@luzsmellado) y me vi incapaz de no leer.

**

Inicio y primera pregunta de Luz al profesor Ordine

“Llega el profesor Ordine, bate a punto de nieve la diestra que se le ofrece, suelta el torrente de su discurso por esa boca y una escucha o escucha. No extraña que sus clases en la Universidad de Calabria se llenen de jóvenes atraídos por la apasionada invitación a la vida, la alegría y la cultura a través de la lectura de los clásicos de este humanista y filósofo experto en el Renacimiento. Su 1,90 a ojo, el traje y la corbata que se tendrían solos de tanto apresto y el tumbaoque llevan los italianos al caminar también hacen su parte. Pero dejemos hablar al clásico vivo.

LUZ SÁNCHEZ MELLADO.-Hay chicos a quienes les piden leer La Celestina, ven un vídeo y aprueban. ¿Qué hacemos mal?

NUCCIO ORDINE.- Los padres tienen una responsabilidad limitada. Ahí se ha equivocado la escuela y la universidad que formó a los profesores que piensan que pueden atraer el interés de los jóvenes por los clásicos con un vídeo o Internet. Y eso es una mentira enorme. Si el vídeo sustituye al clásico es la muerte. Tenemos muchas herramientas, pero solo leyendo a los clásicos te puedes enamorar de ellos y pueden servir para entender la vida.” (…)

Lea la entrevista completa aquí:

https://elpais.com/cultura/2018/01/07/actualidad/1515323900_761686.html

Maleducados

7 January 2018

twitter: @eugenio_fouz

*

Texto íntegro de protocolo.org

Maleducado ¿Quién? ¿Yo?

La buena educación no es una cuestión baladí. A diario podemos comprobar que no todo el mundo es tan educado y amable como debería serlo

Redacción Protocolo y Etiqueta

Todo el mundo es muy educado… pero de palabra.-Es curioso comprobar como casi todo el mundo habla de la mala educación, pero poca gente se fija en uno mismo. Siempre lo hace mal el vecino de enfrente, pero casi nadie “ve la paja en el ojo propio”. La mala educación no es un hecho aislado y puntual. Ser un maleducado es un comportamiento reiterado en el tiempo.

Hacer un experimento: tu vida en un día.-Un buen experimento sería grabar durante un día completo, desde que uno se levanta de la cama por la mañana hasta que vuelve a ella por la noche. Sería una forma objetiva de comprobar cómo es el comportamiento en casa, con los vecinos, en la calle, en el trabajo, etcétera. Puede ser una manera de descubrir muchas cosas que una persona ignora -o no quiere ver- sobre sí misma, pero que sí ve y critica cuando lo hacen los demás.

¿Te sientes identificado con alguno de estos comportamientos?.- Te levantas y gruñes, no das ni los buenos días. Tener un “mal despertar” o haber dormido mal no es una excusa para no tener un mínimo de cortesía con las personas con las que convives. No cuesta nada dar los buenos días con una sonrisa, o al menos con una cara agradable.

Llamadas a cualquier hora. Tomas el teléfono y te pones a llamar sin mirar la hora a la que haces esas llamadas. Como tú ya te has levantado para ir a trabajar o eres madrugador, piensas que el resto de amigos o familiares también tienen tu mismo horario. No reparas en “molestar” a los demás, aunque no sea para cosas importantes.

Llamar por teléfono.- ¡Viva el silencio! ¿Pones la televisión a todo volumen mientras desayunas? ¿Sintonizas la radio y la pones a “todo trapo” mientras te duchas para escuchar bien tus canciones favoritas? ¿Cantas -por decir cantar- a “grito pelado” en la ducha? Este comportamiento y otros similares causan muchas molestias a tus vecinos, sobre todo a horas intempestivas –muy temprano o muy tarde-.

Portazos y taconeos. Sales de casa y con toda tu fuerza cierras la puerta blindada haciendo temblar, prácticamente, todo el edificio. No contento con eso, vas taconeando, cual bailaor de flamenco, por todo el pasillo y escaleras sin el menor cuidado. No es cuestión de andar de puntillas, pero tampoco de ponerle ritmo flamenco a la mañana, o a la noche.

Hola, soy yo. Las visitas sorpresa están bien para un programa de televisión que busca “impactar” con su inesperada presencia. Visitan a una persona a la que quieren decir algo, o a la que quieren transmitir un mensaje. Pero una visita sorpresa no es nada agradecida cuando la haces tú. Presentarte en casa de unos amigos o familiares sin avisar es un verdadero incordio. Incluso, puedes poner en un compromiso a tus amigos o familiares. Las personas a las que visitas pueden tener unos planes que cumplir: salir de compras, ir al cine, salir de viaje, preparar una comida, estar atendiendo otra visita, estar trabajando, etcétera.

Te puede interesar: cómo utilizar el teléfono móvil de forma correcta.-“Radiar” las conversaciones. Suena tu teléfono móvil y da lo mismo que vayas en metro, en autobús que andando por la calle, tu conversación la escuchan muchas personas en cien metros a la redonda. No por gritar más, se escucha mejor. Si hay mala cobertura deja la llamada para más tarde. Si es importante, por favor, hablar un poco más bajito. A nadie, o casi nadie, le interesa tu vida sentimental, tus problemas en el trabajo o el aviso de que puedes pasar por la tintorería a recoger esa prenda de ropa que dejaste a limpiar hace dos días.

Ser puntual.-Bueno, total por media hora. La puntualidad no es tu fuerte, y te crees que el tiempo de los demás no es valioso. Eres lo que hemos dado llamar un “ladrón del tiempo”. “Robas” el tiempo de los demás llegando tarde a tus citas. La puntualidad no solo es “cortesía de reyes” sino una necesidad vital para no perder algo que es tan irrecuperable y valioso como el tiempo.

Pasota, pero con los demás. Eres de los que necesita una respuesta inmediata a una llamada, a un mensaje, a un whatsapp, etcétera. Tú eres el centro del mundo, pero las demás personas con las que te relacionas, no. Te importan bastante poco los demás. No contestas a las llamadas, a los whatsapps, etcétera.

Un energúmeno al volante. Al entrar en el coche sufres esa transformación tan habitual en muchos conductores. Sacas todos tus “buenos modales” dedicando todo tipo de gritos, improperios y palabrotas –acompañados, en ocasiones, con algunos gestos obscenos y groseros- con cualquiera que se cruce en tu camino, bien sean unos peatones, o bien otros conductores que te están poniendo de los nervios.

Con la boca llena. Tienes poco tiempo para comer, lo sabemos. Pero no puede ser una excusa para ir chorreando salsa por los labios mientras corres a toda prisa camino de la oficina. O comes como si no hubiera un mañana, y dejas ver que masticas muy bien los alimentos con un abrir y cerrar de la boca que deja ver al resto de personas hasta las muelas del juicio.

Hora del cigarro o de un capricho. Terminas de tomar un café a media mañana o de comer, y abres tranquilamente tu paquete de tabaco, tu chocolatina, tu lata de refresco o tu paquete de chicles y todo el envoltorio al suelo. Funda de plástico, cartoncillo, envoltorio, etcétera, todo al suelo. Total, tenemos servicio público de limpieza, para que preocuparse si se ensucia un poco la calle. Por supuesto, al terminar de fumar el cigarrillo, también la colilla va al suelo. O cuando el chicle ya no tiene mucho sabor, también lo tiras al suelo.

A última hora. Aunque no sales tarde de trabajar tienes la “buena” costumbre de ir a las tiendas unos minutos antes de cerrar. El típico cliente de última hora. Y además, no solo vas a comprar una cosita de nada, ¡qué va!, estás un buen rato para hacer tu compra, sobre todo cuando se trata de un supermercado. Tu sales a tu hora; al resto de trabajadores también les gusta salir a su hora y terminar su jornada laboral a tiempo para disfrutar de su tiempo libre. ¡Un poco de consideración!

De vuelta a casa podríamos hacer un recorrido similar al que hemos relatado, seguramente, con unos comportamientos tan educados, amables y generosos. El día da para mucho cuando somos un ‘dechado’ de cortesía y buenas maneras.

Como hemos dicho al principio con mucha facilidad vemos los malos comportamientos y “errores” en los demás, pero no nos damos cuenta que muchos de ellos los cometemos nosotros. Quién no ha dicho alguna vez una frase parecida a esta: ¡Qué vecino tan maleducado! ¡Qué forma de gritar por el teléfono! ¡Qué asco, comiendo con la boca abierta! ¡Vaya carácter que tiene ese conductor! ¡Será cerdo, tirando esos envoltorios al suelo!, etcétera.

Cuidado, porque a lo mejor lo dicen de nosotros, aunque no lo podamos escuchar, en más de una ocasión. No todo lo malo lo hace siempre “el vecino de enfrente”.

*

https://www.protocolo.org/social/etiqueta-social/maleducado-quien-yo.html

**

 

Sobre educación y buenos modales

27 August 2017

twitter: @eugenio_fouz

 Cqe2udbXEAAS3YK

[visto en TL de Raquel Martínez, periodista y presentadora de televisión (@RaquelMtnez_tv)]

raquel_martinez_2305_01

Mi Guantánamo privado

27 July 2017

twitter: @eugenio_fouz

COvogjcUAAEwx4Z

(River Phoenix, actor; “Mi Idaho privado”, 1991)

Tengo durmiendo en mi casa un libro escrito, si no recuerdo mal, por Woody Allen y que no he leído. El título, si no me equivoco es más o menos este Cómo acabar con la cultura de una vez por todas. A mí me da la impresión de que aún siendo europeo estoy desplazado en un lugar remoto de Cuba, en otro país y en otro océano.

Mis paisanos se han vuelto locos y hablan con siglas, acrónimos, abreviaturas efímeras, tacos, panchitos y sobre todo abusan de los anglicismos. La gente ahora para decir que una cosa es moderna o se lleva, dice “esto es “trendy”, “cool” o “super”. Todo el mundo está atontado. Tíos y tías parecen idiotas siendo conducidos por un dispositivo electrónico que tenía una función originaria de accesorio, el teléfono, para convertirse en el reloj, la cámara de fotos, el levanta sonrisas, la madre del cordero, la maquinita de pitidos, la radio y la caja de aplicaciones (se dice “apps”) y que nadie se atreve a llamar teléfono, sino “smartphone”. Antes veías a un señor, señora o señorita hablando solo y te echabas a un lado pensando compasivo, uf, este está loco. A ver, que evito el contacto visual (“eye contact”) no vaya a creer que le miro mal. Los más comprometidos con la causa moral se acercarían con discreción y le dirían que dejase los aspavientos, que la gente le iba a dejar de lado y tal. Ahora no te la juegas por nadie, no llamas la atención no vaya a ser el demonio y se caiga una bofetada.

Los chavales, y me refiero a los niños, ya hablan peor que el tipo ese de vocabulario limitado a cuatro frases malsonantes. La inocencia ha dejado de relacionarse con la edad infantil. Aquella tiene que ver con la señora de pueblo que sigue la tradición familiar de su abuela. Todos los críos disponen de un teléfono smartphone mejor y más caro que el tuyo, acceden a la información, los vídeos de YouTube.

En mi infancia veíamos solo dos canales en televisión. Por la noche todos dormíamos o fingíamos estar dormidos. Ahora no duerme nadie. La televisión encendida todo el santo día y toda la maldita noche. No hay tiempo para el descanso o la desconexión. Todo fluye. Infinitos canales, vídeos de meteduras de pata que un canal copia de otro. Los jóvenes de hoy nos echan en cara la falta de libertad y democracia. Tienen razón. Nos faltó libertad y nos faltó democracia, por eso las valoramos mucho más. Más que quienes no han conocido la falta de libertades.

Las nuevas tendencias apuntan a un colegio de chavales sin tareas, felices y desocupados. El recreo y el juego (gamificación) son la base de la educación. El alumno ocupa un lugar predominante, sus intereses, sus motivos y sus móviles. El profesor es un guía, no un especialista. Nos olvidamos de una vez por todas de la autoridad del conocimiento. Por si no fuera suficiente, la evaluación del alumno sucede a través de la observación del profesor (quise decir, orientador). No se descarta la desaparición de los exámenes. De todos modos, suspender dos materias no es un problema, con lo cual, volvemos al principio igualitario de que todos somos buenos y todo el mundo vale para todo.

Hoy parece que el título del ensayo de Allen va a cumplirse con la ayuda del pensamiento único, las ideas virales que no admiten otras tendencias, el postureo, el desprestigio de la educación, y el hecho de ponernos a todos mirando a Cuenca a Finlandia y callar las voces de la disidencia.

[artículo de opinión publicado en @20m, 26.07.2017.-mi primer artículo en 20minutos.es]

Lea la versión original aquí:

http://www.20minutos.es/opiniones/eugenio-fouz-tribuna-guantanamo-privado-3099383/

*

“A veces los profesores eran injustos” (vídeo)

26 July 2017

twitter: @eugenio_fouz

[vídeo envíado vía @WhatsApp por mi hermano @pepefouzh]

A review of Ricardo Moreno´s “La conjura de los ignorantes”

22 July 2017

twitter: @eugenio_fouz

IMG_20170722_093728

The book deals with essential aspects of the task of education. Written by an experienced, veteran teacher of maths- Ricardo Moreno Castillo-. Nowadays, there is a growing tendency in Spain to follow any new methodology or idea coming from abroad in education and learning. Ricardo Moreno takes extracts from revolutionary theories, analyses them and shows the viewpoint from the other side.

Moreno Castillo shows by means of deep conviction and years of teaching experience that sometimes the old method is not necessarily wrong. He defends the importance of learning, the relevance of authority and study, the absurdity in changing things which will always be right.

However, the passion for education is not the enemy of innovation. The author appreciates the knowledge of the classics, the gravity of real thinking and the search for truth.

Ricardo Moreno criticizes the false idea of students having to be happy all the time at school and some more fantastic things of the Promised Land who some new theoreticians of pedagogy are trying to sell teachers and society as the solution to ignorance and failure.

I could not explain better than Ricardo Moreno himself all the things he deals with in the book. Nevertheless, I can do two things: first, recommend you the reading of those 195 pages; and second, enjoy the reading.

*

NOTE.-

Thanks to the Library of Murcia (@brmu, twitter) for the inter-library loan service which allowed me taking the book home.

The book has not been translated to any other language than Spanish. The author wrote a brilliant book “Panfleto Antipedagógico” (El lector universal), 2006. Barcelona-156 pages; which is still inspiring for people related to education. The book reviewed above: “La conjura de los ignorantes“, Ricardo Moreno Castillo (Los pasos perdidos), 2016. Madrid-195 pages.

*

http://tinyurl.com/y9xsjkc7


Suspendermen

Elements of True Gentlemen

if all else fails...use a hammer

an exercise in percussive maintenance

Tiny Texts

Read, listen & learn a littleEnglish

Garrafablog

El primer blog de Garrafón en habla hispana

Mitzie Mee Blog

Bangkok - Dubai - Las Vegas - Los Angeles - New York - Tokyo. A blog about travel, food and life in Dubai.

No More Spanglish!

¿Necesita saber inglés para trabajar? Mejore su inglés eliminando los errores más comunes.

Tinkerbelle

Making her way back to Neverland one day at a time...

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.

efnotebloc

crear siempre, aprender y guardar la llama