Posts Tagged ‘cultura’

Un proyecto llamado Archiletras.com

22 September 2018

twitter: @eugenio_fouz

[Arsenio Escolar, periodista y filólogo]

Gracias a la cuenta de @ProfedonPardino en Twitter que compartía ayer la idea de Archiletras.com (@archiletras) descubrí el proyecto de un medio dirigido por el periodista y filólogo Arsenio Escolar. El fundador de 20minutos, primer diario gratuito en España, inicia un diario en web, papel y revista sobre la lengua española. Ahora. Cuando todo el mundo ha perdido el norte y las calles se inundan de carteles en inglés, mensajes publicitarios en lengua inglesa e inventos con futuro si tienen la palabra mágica con toque anglosajón. El periodista burgalés camina contracorriente. Me gusta.

*

De la página web de Archiletras.com:

“Para público general culto interesado en la lengua, pero también para todos aquellos profesionales que tengan la lengua española como su principal materia profesional (como profesores de español, filólogos, lingüistas, traductores, correctores, o editores), o bien como una de sus principales herramientas de trabajo (escritores, periodistas, publicistas, mercadotécnicos, locutores, abogados o políticos, entre otros).”

http://archiletras.com

*

 

Advertisements

Percebes o lechugas o taburetes por Javier Marías

19 April 2015

red rybbt rybbub

***

 Percebes o lechugas o taburetes

Javier Marías

“El titular no podía ser más triste para quienes pasamos ratos magníficos en esos establecimientos: “Cada día cierran dos librerías en España”. El reportaje de Winston Manrique incrementaba la desolación: en 2014 se abrieron 226, pero se cerraron 912, sobre todo de pequeño y mediano tamaño. Las ventas han descendido un 18% en tres años, pasándose de una facturación global de 870 millones a una de 707. La primera reacción, optimista por necesidad, es pensar que bueno, que quizá la gente compra los libros en las grandes superficies, o en formato electrónico, aunque aquí ya sabemos que los españoles son adictos a la piratería, es decir, al robo. Nadie que piratee contenidos culturales debería tener derecho a indignarse ni escandalizarse por el latrocinio a gran escala de políticos y empresarios. “¡Chorizos de mierda!”, exclaman muchos individuos al leer o ver las noticias, mientras con un dedo hacen clic para choricear su serie favorita, o una película, o una canción, o una novela. “Quiero leerla sin pagar un céntimo”, se dicen. O a veces ni eso: “Quiero tenerla, aunque no vaya a leerla; quiero tenerla sin soltar una perra: la cultura debería ser gratis”.

Pero el reportaje recordaba otro dato: el 55% no lee nunca o sólo a veces. Y un buen porcentaje de esa gente no buscaba pretextos (“Me falta tiempo”), sino que admitía con desparpajo: “No me gusta o no me interesa”. Alguien a quien no le gusta o no le interesa leer es alguien, por fuerza, a quien le trae sin cuidado saber por qué está en el mundo y por qué diablos hay mundo; por qué hay algo en vez de nada, que sería lo más lógico y sencillo; qué ha pasado en la tierra antes de que él llegara y qué puede pasar tras su desaparición; cómo es que él ha nacido mientras tantos otros no lo hicieron o se malograron antes de poder leer nada; por qué, si vive, ha de morir algún día; qué han creído los hombres que puede haber tras la muerte, si es que hay algo; cómo se formó el universo y por qué la raza humana ha perdurado pese a las guerras, hambrunas y plagas; por qué pensamos, por qué sentimos y somos capaces de analizar y describir esos sentimientos, en vez de limitarnos a experimentarlos.

El que no lee acepta estar en el mundo que le ha tocado en suerte como un animal

A ese individuo no le provoca la menor curiosidad que exista el lenguaje y haya alcanzado una precisión y una sutileza tan extraordinarias como para poder nombrarlo todo, desde la pieza más minúscula de un instrumento hasta el más volátil estado de ánimo; tampoco que haya innumerables lenguas en lugar de una sola, común a todos, como sería también lo más lógico y sencillo; no le importa en absoluto la historia, es decir, por qué las cosas y los países son como son y no de otro modo; ni la ciencia, ni los descubrimientos, ni las exploraciones y la infinita variedad del planeta; no le interesa la geografía, ni siquiera saber dónde está cada continente; si es creyente, le trae al fresco enterarse de por qué cree en el dios en que cree, o por qué obedece determinadas leyes y mandamientos, y no otros distintos. Es un primitivo en todos los sentidos de la palabra: acepta estar en el mundo que le ha tocado en suerte como un animal –tipo gallina–, y pasar por la tierra como un leño, sin intentar comprender nada de nada. Come, juega y folla si puede, más o menos es todo.

Tal vez haya hoy muchas personas que crean que cualquier cosa la averiguarán en Internet, que ahí están los datos. Pero “ahí” están equivocados a menudo, y además sólo suele haber eso, datos someros y superficiales. Es en los libros donde los misterios se cuentan, se muestran, se explican en la medida de lo posible, donde uno los ve desarrollarse e iluminarse, se trate de un hallazgo científico, del curso de una batalla o de las especulaciones de las mentes más sabias. Es en ellos donde uno encuentra la prosa y el verso más elevados y perfeccionados, son ellos los que ayudan a comprender, o a vislumbrar lo incomprensible. Son los que permiten vivir lo que está sepultado por siglos, como La caída de Constantinopla 1453 del historiador Steven Runciman, que nos hace seguir con apasionamiento y zozobra unos hechos cuyo final ya conocemos y que además no nos conciernen.

Y son los que nos dan a conocer no sólo lo que ha sucedido, sino también lo que no, que con frecuencia se nos aparece como más vívido y verdadero que lo acaecido. Al que no le gusta o interesa leer jamás le llegará la emoción de enfrascarse en El Conde de Montecristo o en Historia de dos ciudades, por mencionar dos obras que no serán las mejores, pero se cuentan entre las más absorbentes desde hace más de siglo y medio. Tampoco sabrá qué pensaron y dijeron Montaigne y Shakespeare, Platón y Proust, Eliot, Rilke y tantos otros. No sentirá ninguna curiosidad por tantos acontecimientos que la provocan en cuanto uno se entera de ellos, como los relatados por Simon Leys en Los náufragos del “Batavia”, allá en el lejanísimo 1629. De hecho ignora que casi todo resulta interesante y aun hipnotizante, cuando se sumerge uno en las páginas afortunadas. Es sorprendente –y también muy deprimente– que un 55% de nuestros compatriotas estén dispuestos a pasar por la vida como si fueran percebes; o quizá ni eso: una lechuga; o ni siquiera: un taburete.”

elpaissemanal@elpais.es

***

Spain WTF

29 January 2015

twitter: @eugenio_fouz

B8go7iDCQAAi6ty.jpg-large

Si fuéramos de otra manera, es decir, si no pretendiésemos acelerar de cero a cien en cuatro segundos y tuviésemos un poco de autoestima por nuestra lengua, nuestra cultura y nuestros valores, el desafortunado cartel no sería motivo de escarnio. Un nativo inglés jamás elegiría las iniciales W T F como cabecera de un congreso puesto que esas siglas pueden interpretarse mal y cualquiera jugaría a leer “What the Fuck?” o, para entendernos “Pero, ¿qué cóño?“.

La sensación de ridículo y cachondeo es mayúscula en un país que se vuelca en la idea de dominar una lengua extranjera en detrimento de la propia lengua.

***

NOTA URGENTE:

Parece ser que he sido víctima de un “fake” o un engaño. Corrijo el error a continuación:

http://www.genbeta.com/actualidad/cazadores-de-fakes-mariano-rajoy-con-spainwtf-no-spainqtf

Pido disculpas a los asesores del Foro de Turismo Global por mi precipitación en el escrito sin haber comprobado antes la veracidad de la información. Mantengo, sin embargo, el texto por varias razones. La primera razón es que creo que estamos en una situación lingüística muy confusa y otra de las razones para no borrar el post “Spain WTF” es expiar la culpa del error cometido.

Estudiar, aprender latín otra vez

7 July 2014

twitter: @eugenio_fouz

2014-07-06 09.58.39

(Mark Ruffalo, actor)

Cuando era estudiante de bachillerato recuerdo las historias que contaban los veteranos sobre esta asignatura. A casi nadie le gustaba el latín. Los libros de latín se basaban en un método de gramática y traducción; de hecho, creo que esta ha sido la forma de aprender lenguas que siempre hemos seguido hasta hace unos años. Los libros no eran muy atractivos, sin embargo, a mí me gustó esta asignatura desde el primer día. Supongo que la profesora tuvo su parte de culpa también.

Hoy encuentro un libro de texto para un curso de Letras de Educación Secundaria Obligatoria que me parece un gran acierto. El libro Latín 4º ESO está editado por SM y una de las autoras es Patricia Cañizares. El enfoque propuesto recoge tres aspectos de la materia: cultura, vocabulario y gramática. En el libro se introduce de manera ordenada la idea de los orígenes de Roma y la lengua latina, su relación e influencia en el castellano y otras lenguas adornado con curiosidades, mapas y textos brevísimos para traducir. A veces tan solo frases.

Creo que la asignatura de Latín debe centrarse en la gramática y la traducción. Aprender latín significa sobre todo comprender textos escritos. Me gusta la idea de agrupar palabras en un apartado de cada tema para que el estudiante memorice su significado. En una clase de Latín se hace imprescindible un buen diccionario. Yo recuerdo el diccionario Spes,ei de entonces. Hoy conozco otro diccionario muy recomendable de Latín en la misma editorial SM y dirigido por Concepción Maldonado.

Actualmente disponemos de un lugar en las redes, Vicipaedia que procede de Wikipedia y no sería extraño escuchar audiciones de textos recitados en esta lengua clásica.

NOTA:

Hojeando el material del profesor enviado por la editorial descubro unas actividades de refuerzo en las cuales se fomenta la traducción de frases latinas al castellano y se atreve también a pedir la traducción inversa, es decir, del castellano al latín. Me parece un libro de texto atractivo, interesante y bien enfocado.

¿Quién era Dante? ¿Qué es el infierno?

25 October 2013

twitter: @eugenio_fouz

 Imagen

La asignatura de Religión no está bien vista hoy por hoy. Sin embargo, es importante considerar la importancia de algunas nociones de carácter bíblico y religioso para entender muchas circunstancias y preocupaciones actuales. Uno no puede ignorar el concepto de pecado, penitencia, confesión y arrepentimiento. Uno no debería atreverse a hablar de becerros de oro, de Moisés o de la Torre de Babel ni de Dante, el infierno y el purgatorio sin tener conocimientos de carácter religioso.

http://es.wikipedia.org/wiki/Divina_Comedia

La queja del señorito

25 August 2013

twitter: @eugenio_fouz

Imagen

Seguramente habrá visto alguna otra viñeta de Juan Ramón Mora en este blog. Admiro al artista capaz de concentrar el continente (dibujo) y el contenido (texto brevísimo) en una imagen singular, en una viñeta. Sigo a Mora en Twitter desde hace mucho tiempo y es tan ácido en los tuits como aparenta en lo que escribe y dibuja. 

Guardo la viñeta que copio hoy aquí desde hace semanas. Un señorito se queja en voz alta de la facultad de leer y escribir de quienes suponemos son criados o empleados suyos. El señorito aparece en su montura consultando un iPad. Contra la desigualdad y la injusticia la educación y la letra escrita son las mejores armas. 

 

*Si quiere saber más de JRMora, aquí tiene el blog y su cuenta de Twitter: 

http://www.jrmora.com/blog/

twitter: @JRMora 

 

Y luego filosofar

13 March 2012

twitter:@eugenio_fouz

(José Manuel Puebla, licenciado en Bellas Artes y humorista gráfico. LAVERDAD, 12.03.2012-lunes)

Imagino que Puebla no imagina lo que me ha hecho cavilar el otro día por culpa de una viñeta suya publicada en LAVERDAD en la sección de opinión del diario. En ese cuadro el autor colocaba a dos hombres de pie, uno al lado del otro y sosteniendo cada uno un cartel con un mensaje. Los dos pedían algo. El personaje de la izquierda pedía ayuda para poder subsistir y el de la derecha pedía mecenazgo. Uno de los dos retratados podría ser cualquier hombre en situación crítica de desempleo o futuro incierto y el otro resultaba familiar o al menos guardaba un parecido físico con un representante popular o conocido de la cultura regional.

Uno haría siempre caso al hombre de la izquierda por muchas razones. La primera razón sería que todo el mundo debería tener satisfechas sus necesidades primarias y la situación de desempleo o futuro incierto no es grata. Como hemos aprendido en la escuela “primero vivir, luego filosofar”. Sin embargo, también es verdad que la cultura es un bien necesario y el cartel de la derecha está justificado. En la vida tiene que haber algo por lo que luchar además de la supervivencia.

Hay otra parte en el mensaje del mecenazgo cultural y es la defensa de la defensa de la cultura venga de donde venga. La iniciativa privada es una opción más a la cultura. Sin los mecenas no habríamos conocido probablemente las pinturas de Velázquez o Da Vinci.

De las historias que uno ve en televisión ha habido una brillante y excepcional que no se olvida. En esa serie se contaba la vida de los supervivientes de un accidente aéreo que llegaban a una isla perdida llena de energía y misterio. Cuando todos se ocupaban de buscar alimentos y refugio, un personaje llamado Hugo encontró un claro entre los árboles y organizó una partida de golf con parte del equipaje recuperado del avión y cambió algo en la vida de todos los que jugaron.

(Gracias, Puebla)


Suspendermen

Elements of True Gentlemen

if all else fails...use a hammer

an exercise in percussive maintenance

Tiny Texts

Read, listen & learn a littleEnglish

Garrafablog

El primer blog de Garrafón en habla hispana

Mitzie Mee Blog

Bangkok - Dubai - Las Vegas - Los Angeles - New York - Tokyo. A blog about travel, food and life in Dubai.

No More Spanglish!

¿Necesita saber inglés para trabajar? Mejore su inglés eliminando los errores más comunes.

Tinkerbelle

Making her way back to Neverland one day at a time...

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.

Cass in the Wilds

Stick your face in the schnoz of a dandelion

efnotebloc

crear siempre, aprender y guardar la llama