Posts Tagged ‘Cuenca’

Mi Guantánamo privado

27 July 2017

twitter: @eugenio_fouz

COvogjcUAAEwx4Z

(River Phoenix, actor; “Mi Idaho privado”, 1991)

Tengo durmiendo en mi casa un libro escrito, si no recuerdo mal, por Woody Allen y que no he leído. El título, si no me equivoco es más o menos este Cómo acabar con la cultura de una vez por todas. A mí me da la impresión de que aún siendo europeo estoy desplazado en un lugar remoto de Cuba, en otro país y en otro océano.

Mis paisanos se han vuelto locos y hablan con siglas, acrónimos, abreviaturas efímeras, tacos, panchitos y sobre todo abusan de los anglicismos. La gente ahora para decir que una cosa es moderna o se lleva, dice “esto es “trendy”, “cool” o “super”. Todo el mundo está atontado. Tíos y tías parecen idiotas siendo conducidos por un dispositivo electrónico que tenía una función originaria de accesorio, el teléfono, para convertirse en el reloj, la cámara de fotos, el levanta sonrisas, la madre del cordero, la maquinita de pitidos, la radio y la caja de aplicaciones (se dice “apps”) y que nadie se atreve a llamar teléfono, sino “smartphone”. Antes veías a un señor, señora o señorita hablando solo y te echabas a un lado pensando compasivo, uf, este está loco. A ver, que evito el contacto visual (“eye contact”) no vaya a creer que le miro mal. Los más comprometidos con la causa moral se acercarían con discreción y le dirían que dejase los aspavientos, que la gente le iba a dejar de lado y tal. Ahora no te la juegas por nadie, no llamas la atención no vaya a ser el demonio y se caiga una bofetada.

Los chavales, y me refiero a los niños, ya hablan peor que el tipo ese de vocabulario limitado a cuatro frases malsonantes. La inocencia ha dejado de relacionarse con la edad infantil. Aquella tiene que ver con la señora de pueblo que sigue la tradición familiar de su abuela. Todos los críos disponen de un teléfono smartphone mejor y más caro que el tuyo, acceden a la información, los vídeos de YouTube.

En mi infancia veíamos solo dos canales en televisión. Por la noche todos dormíamos o fingíamos estar dormidos. Ahora no duerme nadie. La televisión encendida todo el santo día y toda la maldita noche. No hay tiempo para el descanso o la desconexión. Todo fluye. Infinitos canales, vídeos de meteduras de pata que un canal copia de otro. Los jóvenes de hoy nos echan en cara la falta de libertad y democracia. Tienen razón. Nos faltó libertad y nos faltó democracia, por eso las valoramos mucho más. Más que quienes no han conocido la falta de libertades.

Las nuevas tendencias apuntan a un colegio de chavales sin tareas, felices y desocupados. El recreo y el juego (gamificación) son la base de la educación. El alumno ocupa un lugar predominante, sus intereses, sus motivos y sus móviles. El profesor es un guía, no un especialista. Nos olvidamos de una vez por todas de la autoridad del conocimiento. Por si no fuera suficiente, la evaluación del alumno sucede a través de la observación del profesor (quise decir, orientador). No se descarta la desaparición de los exámenes. De todos modos, suspender dos materias no es un problema, con lo cual, volvemos al principio igualitario de que todos somos buenos y todo el mundo vale para todo.

Hoy parece que el título del ensayo de Allen va a cumplirse con la ayuda del pensamiento único, las ideas virales que no admiten otras tendencias, el postureo, el desprestigio de la educación, y el hecho de ponernos a todos mirando a Cuenca a Finlandia y callar las voces de la disidencia.

[artículo de opinión publicado en @20m, 26.07.2017.-mi primer artículo en 20minutos.es]

Lea la versión original aquí:

http://www.20minutos.es/opiniones/eugenio-fouz-tribuna-guantanamo-privado-3099383/

*

Advertisements

“No estamos solas, dice” por @Barbijaputa

21 August 2015

twitter: @eugenio_fouz

2015-08-11 12.36.44

Nos hace falta a todos, sobre todo a los hombres, educación. Nos hace falta una educación en todos los ámbitos: instrucción académica en general, buenos modales, respeto por la cultura, hablar bien y escribir bien, aprender a escuchar, sensibilidad hacia el otro, valor para cuestionarnos principios morales y valor para defender en lo que creemos de verdad. Nos hace falta desde hace tiempo una educación sexual que rompa tabúes sobre las relaciones sexuales, la libertad sexual, etcétera. La higiene femenina, el carácter femenino, el derecho a quedarse sola o solo, el derecho a la fidelidad y al desengaño. Esta activista que firma @Barbijaputa escribe un artículo en @eldiarioes retomando un tuit del presidente de gobierno que dice “no estáis solas” aludiendo a las dos víctimas de violencia de género en Cuenca, Laura y Marina. Es preciso cambiar y mejorar muchas cosas para que lo que sucedió el 5 de agosto de 2015 no tenga cabida en nuestra sociedad, en ninguna sociedad.

***

No estamos solas, dice

por 

Barbijaputa

“Ayer aparecieron los cuerpos de Laura y Marina, las dos chicas desaparecidas en Cuenca el 5 de agosto. El principal sospechoso de los asesinatos es el ex de Marina. Ella le había pedido a Laura que la acompañara a casa de él para recoger algunas pertenencias y nadie volvió a verlas. La sociedad vuelve a horrorizarse por otro desenlace abominable, pero vuelve a ponerse la venda en los ojos ante el hecho, escandolosamente cotidiano, de que las mujeres necesitamos ir acompañadas a la que fue nuestra casa a recoger nuestras cosas, porque sabemos que quien nos espera tras la puerta, un día nos amó pero hoy es sólo un hombre y, como tal, puede hacerte daño. El clamor no es que Marina pidiera ayuda para no estar a solas con su expareja, y que esto sea una práctica habitual. No. Eso es lo normal, porque los hombres, pues ya se sabe, se ponen violentos, son así, lo llevan en los genes, pierden la cabeza, son muy pasionales. Así que todo vuelve a centrarse en el desenlace: el clamor es sólo que las mató.

Cuando una mujer rompe con su pareja de una forma no consensuada, también es habitual que alguien se ofrezca a acompañarla, casi siempre un hombre. No hace falta que en la relación haya habido malos tratos para que se tome esta y otras muchas precauciones. Un hombre que deja a su chica no necesita ir acompañado de un hombre –mucho menos de una mujer– para recoger sus cosas e irse para siempre.

Este miedo que sentimos se suma a muchos otros que nos hacen modificar comportamientos desde bien pequeñas, de hecho, nos enseñan a modificarlos. Ya desde la infancia nos aconsejan sutilmente cómo evitar ser agredidas sexualmente: no hables con extraños, no te quedes a solas nunca con este u otro hombre (con las mujeres podemos estar cuánto y cómo queramos), no te montes en el ascensor con desconocidos… y mientras crecemos, seguimos adaptándonos a la realidad del papel que tenemos asignados por nuestra propia seguridad: no andar sola por la calle de noche, elegir rutas hacia casa que sean más seguras aunque sean más largas, dar teléfonos falsos en discotecas, no dejar jamás nuestra copa sola, vestir sin enseñar “demasiado” y un lista de precauciones sin fin.

Además de medidas para no sufrir agresiones, tenemos que poner atención en no herirlos a ellos. Por ejemplo, en su orgullo: no coquetees con un chico si no piensas llegar hasta el final (siendo el final lo que él considere que es el final, no tú, que tú eres la mujer). Y también medidas para no herir su sensibilidad como, por ejemplo, desarrollar técnicas dignas de Mata Hari cuando estás con la regla y te quedas sin tampones; si hay hombres cerca, has de pedirle uno con todo el disimulo del mundo a tu amiga o compañera del trabajo, para que ninguno tenga que visualizarte menstruando, porque es muy desagradable. No deja de ser revelador que algo tan cotidiano como la menstruación nos dé tanto pudor, y ni siquiera nos damos cuenta de que este pudor está intimamente relacionado con la invisibilización de la mujer en la sociedad. No conozco a ninguna mujer que haya pedido una compresa a otra de una forma natural. El ritual para hacerlo es levantarse, acercarse a otra, pedírsela casi en un susurro, entonces ella sacará disimuladamente de su bolso un neceser, lo abrirá sin que nadie la vea y, como quien te está pasando droga, te dará la ansiada compresa, que tú meterás corriendo en el bolsillo del pantalón y no sacarás hasta que estés en el baño con la puerta cerrada.

Unas se adaptan de mejor grado a lo establecido y otras se rebelan todo lo que pueden, pero todas, absolutamente todas, crecemos con los mismos miedos y pudores en nuestra espalda. Quizás lo más peligroso es cómo la sociedad los normaliza porque, cuando algo es ‘lo normal’, no es necesario cambiar y se perpetúa. Nadie se horroriza porque las mujeres tengamos que poner cuidado hasta en decidir cuándo nos vamos a casa porque, a partir de según qué hora, vamos a pasar miedo. Ni siquiera muchas de nosotras nos damos cuenta de que son miedos que tenemos, simplemente, por ser mujeres.

El machismo es un problema político, además de cultural, y nos afecta a todas; incluso hasta la que esté leyendo estas líneas meneando la cabeza. Por eso, todas deberíamos tener en cuenta cuáles son las políticas de igualdad que programa y aplica el partido al que tenemos pensado votar. Y sin ningún género de dudas, debería ser imperdonable para cada mujer de este país, que mientras este Gobierno recorta en un 37% el presupuesto de políticas para promocionar la igualdad, el presidente del mismo tuitea esto cuando un hombre quema viva a su pareja en su lugar de trabajo:

 

https://twitter.com/marianorajoy/status/619837416988409856

Que no estamos solas, dice. No, claro. Nos acompaña siempre una amiga.”

[13/08/2015, publicado en @eldiarioes ]

http://www.eldiario.es/zonacritica/machismo-feminismo-feminicidios-barbijaputa-violencia_de_genero_6_419668048.html


Suspendermen

Elements of True Gentlemen

if all else fails...use a hammer

an exercise in percussive maintenance

Tiny Texts

Read, listen & learn a littleEnglish

Garrafablog

El primer blog de Garrafón en habla hispana

Mitzie Mee Blog

Bangkok - Dubai - Las Vegas - Los Angeles - New York - Tokyo. A blog about travel, food and life in Dubai.

No More Spanglish!

¿Necesita saber inglés para trabajar? Mejore su inglés eliminando los errores más comunes.

Tinkerbelle

Making her way back to Neverland one day at a time...

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.

efnotebloc

crear siempre, aprender y guardar la llama