Posts Tagged ‘chavales’

Mi Guantánamo privado

27 July 2017

twitter: @eugenio_fouz

COvogjcUAAEwx4Z

(River Phoenix, actor; “Mi Idaho privado”, 1991)

Tengo durmiendo en mi casa un libro escrito, si no recuerdo mal, por Woody Allen y que no he leído. El título, si no me equivoco es más o menos este Cómo acabar con la cultura de una vez por todas. A mí me da la impresión de que aún siendo europeo estoy desplazado en un lugar remoto de Cuba, en otro país y en otro océano.

Mis paisanos se han vuelto locos y hablan con siglas, acrónimos, abreviaturas efímeras, tacos, panchitos y sobre todo abusan de los anglicismos. La gente ahora para decir que una cosa es moderna o se lleva, dice “esto es “trendy”, “cool” o “super”. Todo el mundo está atontado. Tíos y tías parecen idiotas siendo conducidos por un dispositivo electrónico que tenía una función originaria de accesorio, el teléfono, para convertirse en el reloj, la cámara de fotos, el levanta sonrisas, la madre del cordero, la maquinita de pitidos, la radio y la caja de aplicaciones (se dice “apps”) y que nadie se atreve a llamar teléfono, sino “smartphone”. Antes veías a un señor, señora o señorita hablando solo y te echabas a un lado pensando compasivo, uf, este está loco. A ver, que evito el contacto visual (“eye contact”) no vaya a creer que le miro mal. Los más comprometidos con la causa moral se acercarían con discreción y le dirían que dejase los aspavientos, que la gente le iba a dejar de lado y tal. Ahora no te la juegas por nadie, no llamas la atención no vaya a ser el demonio y se caiga una bofetada.

Los chavales, y me refiero a los niños, ya hablan peor que el tipo ese de vocabulario limitado a cuatro frases malsonantes. La inocencia ha dejado de relacionarse con la edad infantil. Aquella tiene que ver con la señora de pueblo que sigue la tradición familiar de su abuela. Todos los críos disponen de un teléfono smartphone mejor y más caro que el tuyo, acceden a la información, los vídeos de YouTube.

En mi infancia veíamos solo dos canales en televisión. Por la noche todos dormíamos o fingíamos estar dormidos. Ahora no duerme nadie. La televisión encendida todo el santo día y toda la maldita noche. No hay tiempo para el descanso o la desconexión. Todo fluye. Infinitos canales, vídeos de meteduras de pata que un canal copia de otro. Los jóvenes de hoy nos echan en cara la falta de libertad y democracia. Tienen razón. Nos faltó libertad y nos faltó democracia, por eso las valoramos mucho más. Más que quienes no han conocido la falta de libertades.

Las nuevas tendencias apuntan a un colegio de chavales sin tareas, felices y desocupados. El recreo y el juego (gamificación) son la base de la educación. El alumno ocupa un lugar predominante, sus intereses, sus motivos y sus móviles. El profesor es un guía, no un especialista. Nos olvidamos de una vez por todas de la autoridad del conocimiento. Por si no fuera suficiente, la evaluación del alumno sucede a través de la observación del profesor (quise decir, orientador). No se descarta la desaparición de los exámenes. De todos modos, suspender dos materias no es un problema, con lo cual, volvemos al principio igualitario de que todos somos buenos y todo el mundo vale para todo.

Hoy parece que el título del ensayo de Allen va a cumplirse con la ayuda del pensamiento único, las ideas virales que no admiten otras tendencias, el postureo, el desprestigio de la educación, y el hecho de ponernos a todos mirando a Cuenca a Finlandia y callar las voces de la disidencia.

[artículo de opinión publicado en @20m, 26.07.2017.-mi primer artículo en 20minutos.es]

Lea la versión original aquí:

http://www.20minutos.es/opiniones/eugenio-fouz-tribuna-guantanamo-privado-3099383/

*

Advertisements

Esos chavales, sospechosos habituales

28 December 2012

twitter: @eugenio_fouz

 

"Sospechosos habituales" (película)

“Sospechosos habituales” (película)

No apto para alumnos. Solo para profesores.

 

En época de exámenes el profesorado debería estar alerta ante ciertas actitudes de los alumnos. Ser especialmente amable con un profesor cuando la fecha de un examen ha sido fijada no puede significar nada bueno. Profesor, simule estar ocupado y aproveche ese momento de confianza de sus chavales para observar comportamientos extraños.

Hágame caso, colega, y quizá notará una pose demasiado receptiva hacia su discurso de las alumnas de la primera fila, un silencio que le sobrecogerá y le hará pensar que lo que está diciendo es verdaderamente interesante. No se lo crea. Desconfíe. Es más, siga al acecho y verá una medio-sonrisa hacia el fondo de la clase. Ahí tiene la prueba: hay un acuerdo tácito de excelencia en el comportamiento. Es irreal. Si además detecta una fascinación exagerada hacia su persona y tan solo uno de los chavales apoya una o ambas mandíbulas en la mano acodado en su mesa, ya sabe lo que hay. No ignore este tipo de señales. En breve una mano se alzará como de casualidad y, en representación de la clase, formalmente le pedirá que retrase ese examen (ya fijado, le recuerdo) un par de días o una semana.

Las líneas anteriores se refieren a lo que podría ocurrir en su caso en la fase previa a un examen. No obstante, un profesor sabe que donde se juega su prestigio es en la prueba de examen y el control de la autenticidad y validez de dicha prueba. Un alumno malo dispone de varios recursos para hacer trampa y no ser auténtico en un examen. Un chaval que copia es un mal estudiante. El buen profesor ha de estar preparado para lograr una evaluación justa y objetiva a partir de una prueba o examen bien preparado y mediante el control de calidad de las respuestas de sus alumnos en cualquier tipo de prueba.

Siga leyendo esta página y aprenda a combatir el delito de copia:

Recursos de esos chavales sospechosos habituales:

1.copiar fórmulas, vocabulario o conjugaciones de verbos escritos a mano en la barra de tippex que se piden en voz alta, casi inocentemente

2.dejar papeles tirados e inútiles en el suelo

3.pérdida de una de las hojas DIN A4 (previamente grapada en el paquete de examen)

4.hacer preguntas aparentemente tontas al profesor acerca de uno o varios ejercicios

5.levantarse de su sitio para acercarse al profesor y echar un vistazo a las respuestas de un compañero

6.copiar literalmente del libro de texto o los apuntes (suelen aparecer en la repisa del pupitre)

7.llevar el pelo largo y no dejar a la vista los oídos (en caso de ser portador del virus del pinganillo)

8.ser pillado “in fraganti” consultando algo en su teléfono móvil y declarar que solo estaba mirando la hora (los relojes caen en desuso)

9.mirar mucho, mucho al profesor

10.de la manera más ingenua y simple que consiste en haber copiado palabras clave del examen, fórmulas o frases idiomáticas en la pizarra (un profesor tiene la costumbre de colocarse de espaldas a la pizarra y en ocasiones no comprueba qué hay escrito en ella)

11.golpear repetidamente la mesa en casos de ejercicios de respuesta múltiple o ataques de tos repentinos. (Si las toses van seguidas de risas, entonces tenga la certeza de que ya han copiado y la estrategia del “enemigo” habrá tenido éxito)

12.el alumno finge tener sed y bebe muy a menudo de una botella de agua transparente

13.compruebe que las mochilas cerca de cada alumno tienen las cremalleras cerradas totalmente, a veces y durante el examen se ven muchas mochilas abiertas distraídamente y papeles luchando por salir fuera de mala manera

14.en el suelo, bajo la mesa de un alumno reina el desorden mantenido a raya por ese pie que impide que la cartera muestre su contenido  😉

15.fingimiento de desmayo

16.fingimiento de urgencia y necesidad para ir al aseo (a veces este o el otro no son ficticios, en cuyo caso tendrá que permitir la ausencia del alumno)

17.mantener una postura relajada sobre la mesa o pupitre permitiendo accidentalmente que un compañero mire por encima el examen

18.ser vigilado o sentirse vigilado (me refiero al profesor, a usted ¡ay!)

19.quejarse por todo y de todo en voz alta

20.pedir a un chaval o chavala que se cambie de sitio y escuchar a una víctima falsa gritar :“yo no he hecho nada”

21. veintiuna y la aceituna. Si es profesor, haga el favor de añadir alguna otra técnica de copia que conozca o de la que haya oído hablar. Hay un apartado de comentarios al final de este post. Gracias.


Suspendermen

Elements of True Gentlemen

if all else fails...use a hammer

an exercise in percussive maintenance

Tiny Texts

Read, listen & learn a littleEnglish

Garrafablog

El primer blog de Garrafón en habla hispana

Mitzie Mee Blog

Bangkok - Dubai - Las Vegas - Los Angeles - New York - Tokyo. A blog about travel, food and life in Dubai.

No More Spanglish!

¿Necesita saber inglés para trabajar? Mejore su inglés eliminando los errores más comunes.

Tinkerbelle

Making her way back to Neverland one day at a time...

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.

efnotebloc

crear siempre, aprender y guardar la llama