Posts Tagged ‘cartas’

Carta de un profesor a la persona equivocada

21 June 2011

Twitter: @eugenio_fouz

(Fotografía tomada del blog “Los pies en la tierra” de Miguel Angel Ruiz)

Y sería la persona equivocada si está leyendo esta carta abierta porque tiene hijos en edad escolar y se cuestiona si podría comportarse su hijo como dice este profesor y ya le falta tiempo para hablar con su hijo y el profesor. Usted que lee esta carta y le preocupa que las cosas se hagan bien, usted es la persona equivocada. La carta está dirigida a otro padre, al padre que no acabaría de leerla.

Pero a lo mejor no. A lo mejor usted puede hacer algo. Es posible que alguien haga un comentario dejando en evidencia el mal comportamiento de un alumno en clase y alguien no va a poder callarse. A lo mejor, usted no es la persona equivocada. Y si es usted aquél que uno piensa que no terminaría de leer esta carta, gracias por intentarlo. Si usted es quien uno cree que es, la persona equivocada, gracias también por la lectura y el apoyo.

Carta del profesor

En toda ocupación uno tiene el derecho a ejercer su trabajo con unas garantías de respeto hacia su persona y su labor. En nuestro trabajo no hay un mínimo de respeto por parte de algunos alumnos. Entendemos como respeto, entre otras cosas, el hecho de no ignorar la presencia del profesor en el aula.

Escuchar al profesor siempre que hable, porque cuando habla enseña, orienta y aconseja. (No debería ser necesario el grito o el enfado para que el alumno siga las indicaciones del profesor)

Concretamente en el área de lenguas extranjeras la labor del enseñante consiste en utilizar el idioma extranjero en clase y mover a los alumnos a usarlo en clase. Sin unas condiciones básicas de silencio y orden esto es imposible.

El alumno debe aprender el idioma. Debe hablarlo, debe escribirlo. Debe realizar tareas en casa. Debe consultar libros y diccionarios.

El alumno debe, en primer lugar, saber escuchar.

Ciertos alumnos acuden a clase tarde . Hay alumnos que no traen un cuaderno ni un libro. Hay alumnos que tienen una imperiosa necesidad de ir al aseo constantemente.

La única herramienta que tiene quien enseña es la educación, la asignatura que trata de impartir y la palabra. Un profesor no es un pastor ni un vigilante. Es mucho más que eso.

(Carta rescatada entre un montón de papeles y fechada en el año 2002)

Una carta que es una flecha

26 October 2010

Hay palabras o cartas que no se olvidan incluso pasado un año. Esta carta enviada por RM es de esas. Como una flecha en llamas atraviesa el aire, rasga la red de redes y alcanza de lleno el punto exacto de la diana, justo en el centro.

Hace un año empezaba la primera convocatoria de miperiodicodigital del diario LAVERDAD que contaba con el apoyo de la Consejería de Educación y uno formaba un equipo de jóvenes reporteros dispuestos a hacer un periódico digital con mucha ilusión y muchas ideas.

http://www.miperiodicodigital.com/2010/

Se abría una Redacción en el periódico para ser el buzón de cartas de los lectores. De todas las cartas recibidas ésta fue incendiaria e impactante.

Después de haber pedido permiso al autor para su publicación,-sí, después de casi un año -a través de un correo electrónico al correo remitente, el arquero concede su aprobación y aquí está ese mensaje.

Este año ya se ha iniciado la segunda edición de miperiodico digital que coordina Fernando Castillo, periodista de LAVERDAD, y en esta ocasión también incluimos la sección de Cartas a la Redacción abierta al lector.

13.11.2009 – …*

No se entra en el mundo del alcohol. El alcohol está ahí siempre. Esperando.

Un día te das cuenta de que es un compañero fiel. Te alegra, te calma, te da valor, le quita importancia a las cosas, los demás se vuelven agradables, de pronto hasta entiendes a quien, antes de la copa, no podías ni ver… No hay tarea, por poco que apetezca hacerla, que no sea mucho más llevadera con una copita. Es sublime la escena de la película de Billy Wilder “The lost Weekend” (“Días sin huella”) en la que Ray Milland le cuenta al camarero cómo le hace sentir el alcohol, cómo le convierte en el superhombre que siempre quiso ser. Bill Wilson, cofundador de Alcohólicos Anónimos, colaboró con los guionistas de la película.

Creo que la frase más dicha en la historia del cine es: “necesito una copa”. Y el protagonista, después de salvar a la humanidad, se toma esa copa para celebrarlo. O la protagonista ahoga sus sufrimientos con una copa. O el “él” y la “ella” se conocen tomando copas en la barra de un bar (“bares, ¡qué lugares!”).

La suerte se celebra brindando con alcohol. La desgracia se ahoga brindando con alcohol. Es normal, todo el mundo lo hace. Todos comen tarta de cumpleaños… menos los diabéticos. Todos brindan con champán… menos los alcohólicos que quieren recuperarse.

Yo no me metí en el alcohol, nací dentro de una cultura que lo utiliza, pero pertenezco a ese 10 % aproximado de la población que no reacciona bien ante esa droga. El problema es que te das cuenta cuando ya se ha desatado la enfermedad. De pronto te ves diciendo: “yo controlo”, y no te das cuenta de que quien no tiene problemas no tiene nada que controlar.

¿Cómo salir? Con la derrota más absoluta. Renunciando a ese “control”, dándote cuenta de que no eres el controlador, sino el controlado. Es humillante. Duele. Crees que no eres como los demás, que eres diferente y que a nadie le pasa lo mismo. Entonces empiezas a rechazar a todo el mundo como forma de defenderte ante ese espejismo de rechazo ajeno. Hasta que pides ayuda y reconoces que algo te pasa, encuentras a quienes hablan tu mismo idioma, te identificas con ellos y te dejas llevar. Ya no estás solo. Cada 24 horas empieza el mundo. La vida son 24 horas. Aprender a vivir el momento presente es la solución… y renunciar al control de lo incontrolable.

No es un vicio. Es una enfermedad (dichoso gen ADH2 del que me falta la copia, alas de mariposa color gin tonic, como decía Manuel Alcántara en una memorable columna del periódico La Verdad).

Pero de la humillación más absoluta nace la humildad, que no es más que dignidad humana. Reconoces tus carencias (¿quién no las tiene?), y de la nada más absoluta empieza a surgir la persona que eres y que aún no conoces porque te la tapaba el alcohol.

No puedo transmitir en una carta las vivencias de años de alcoholismo activo y años de feliz recuperación, pero sí quiero dar fe de que se puede salir, y todo el dolor se convierte en una valiosísima experiencia para que otros puedan salir a su vez.

(RM. Murcia.-recibido el 14.11.09)

…*

Esta es la carta recibida en la Redacción. Ojalá recibamos cartas tan emotivas en la segunda edición de miperiodico digital.

Gracias al autor por esa flecha que no deja indiferente y muchas gracias por permitir publicarla después de meses, semanas, días y horas.

Uno seguiría contando cosas de la energía que transmite la elaboración de un periódico en la escuela, de la importancia de la información y la libertad de expresión, de la urgencia de incorporar en el curriculum escolar una asignatura trimestral o cuatrimestral relacionada con la redacción de noticias y el compromiso con la cultura y la comunicación. De momento, una señal de ese mundo de las columnas y las imágenes.


Journalism As Literature

A graduate seminar at the University of Florida

Suspendermen

Elements of True Gentlemen

Elloboestaaqui

Disentería literaria

Garrafablog

El primer blog de Garrafón en habla hispana

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.

efnotebloc

crear siempre, aprender y guardar la llama