Posts Tagged ‘amor’

Wakefield (Nathaniel Hawthorne)

12 November 2017

twitter: @eugenio_fouz

Quiero guardar un extracto del relato corto del escritor americano Nathaniel Hawthorne titulado Wakefield. La historia que se cuenta aquí es singular y extraña como lo es también la historia contada en El adversario de Emmanuel Carrère.

*

Wakefield, Nathaniel Hawthorne

“Recuerdo haber leído en alguna revista o periódico viejo la historia, relatada como verdadera, de un hombre -llamémoslo Wakefield- que abandonó a su mujer durante un largo tiempo. El hecho, expuesto así en abstracto, no es muy infrecuente, ni tampoco -sin una adecuada discriminación de las circunstancias- debe ser censurado por díscolo o absurdo. Sea como fuere, este, aunque lejos de ser el más grave, es tal vez el caso más extraño de delincuencia marital de que haya noticia. Y es, además, la más notable extravagancia de las que puedan encontrarse en la lista completa de las rarezas de los hombres. La pareja en cuestión vivía en Londres. El marido, bajo el pretexto de un viaje, dejó su casa, alquiló habitaciones en la calle siguiente y allí, sin que supieran de él la esposa o los amigos y sin que hubiera ni sombra de razón para semejante autodestierro, vivió durante más de veinte años. En el transcurso de este tiempo todos los días contempló la casa y con frecuencia atisbó a la desamparada esposa. Y después de tan largo paréntesis en su felicidad matrimonial cuando su muerte era dada ya por cierta, su herencia había sido repartida y su nombre borrado de todas las memorias; cuando hacía tantísimo tiempo que su mujer se había resignado a una viudez otoñal -una noche él entró tranquilamente por la puerta, como si hubiera estado afuera sólo durante el día, y fue un amante esposo hasta la muerte.

Este resumen es todo lo que recuerdo. Pero pienso que el incidente, aunque manifiesta una absoluta originalidad sin precedentes y es probable que jamás se repita, es de esos que despiertan las simpatías del género humano. Cada uno de nosotros sabe que, por su propia cuenta, no cometería semejante locura; y, sin embargo, intuye que cualquier otro podría hacerlo. En mis meditaciones, por lo menos, este caso aparece insistentemente, asombrándome siempre y siempre acompañado por la sensación de que la historia tiene que ser verídica y por una idea general sobre el carácter de su héroe. Cuando quiera que un tema afecta la mente de modo tan forzoso, vale la pena destinar algún tiempo para pensar en él. A este respecto, el lector que así lo quiera puede entregarse a sus propias meditaciones. Mas si prefiere divagar en mi compañía a lo largo de estos veinte años del capricho de Wakefield, le doy la bienvenida, confiando en que habrá un sentido latente y una moraleja, así no logremos descubrirlos, trazados pulcramente y condensados en la frase final. El pensamiento posee siempre su eficacia; y todo incidente llamativo, su enseñanza. (…)

Lea el relato completo aquí:

http://tinyurl.com/ybx6n8cb

[vía http://www.ciudadseva.com, @SlideShare]

*

Advertisements

El amante de Marguerite Duras

27 November 2016

twitter: @eugenio_fouz

lamante

Jane March, “El amante” (Jean-Jacques Annaud, 1991)

“Muy pronto en mi vida fue demasiado tarde. A los dieciocho años ya era demasiado tarde. Entre los dieciocho y los veinticinco años mi rostro emprendió un camino imprevisto. A los dieciocho años envejecí”

El amante, M. Duras (página 8)

No hay nada más hermoso en el mundo que una mujer, y nada más serio que una mujer enamorada

21 March 2016

twitter: @eugenio_fouz

crimen_de_honor_india-768x512(Mukesh Gupta/REUTERS).-India. #CrimenDeHonor.-10.03.16

Una chica es quemada viva hasta la muerte por su propia familia. Se trata del último crimen de honor conocido en el país. Su delito haberse casado con un hombre fuera de su casta contra los deseos familiares. El viernes, su hermano la arrastró a la calle y prendió fuego. La joven Rama Kunwar se casó hace ocho años con Prakash Sevak, de casta superior. El pasado 4 de marzo, decidió ir a ver a sus padres con la esperanza de que la hubiesen perdonado. Sin embargo, al día siguiente, varios familiares le prendieron fuego con un bote de queroseno. “Gritó para pedir ayuda pero nadie fue en su rescate”, asegura Brijran Singh, un alto funcionario de Dungarpur. Según las autoridades, esa misma noche los acusados llevaron a cabo el funeral de Kunwar siguiendo la tradición hindú, es decir, quemando el cuerpo “hasta destruir las pruebas”.

#ElSubjetivo

No hay nada más hermoso en el mundo que una mujer,

y nada más serio que una mujer enamorada
Eugenio Fouz

Netizen poet & blogger;

profesor de Inglés.

Soy twitter-adicto.

La figura de una mujer portadora de una vasija de barro se recorta al contraluz del sol rojo que se apaga lentamente. Nacer hombre o mujer en la India no es una simple diferencia de género. La graciosa silueta femenina vuelve a casa con agua, semillas y pájaros en la cabeza cuando anochece.

Ella no es Rama Kunwar. No puede ser ella. Rama era india. Tenía treinta años hasta hace apenas unos días. Ya no va a seguir cumpliendo años ni tareas domésticas para el hombre que la condenó a quererle. Esta mujer no va a envejecer más porque se equivocó dos veces. La primera equivocación que cometió fue sentir una emoción prohibida por un hombre de otra casta. La joven atrevida rondaría la veintena y, apasionada como era, tomó la iniciativa en el amor y sedujo a quién sabía que sería su esposo.

En el mundo actual hay culturas que ignoran los principios de igualdad, enamoramiento y libre albedrío. En países en los que la espiritualidad o el respeto a las vacas sagradas es un valor de su particular idiosincrasia todavía hoy se confunde el amor con el honor. En la India, la justicia de sangre estigmatiza a la mujer siempre con la letra A de Adúltera u otra letra cualquiera para nuestra Hester Prynne heroica.

La segunda equivocación de Rama Kunwar fue pensar que su familia había desterrado para siempre las ideas de deshonor, la vergüenza y el matrimonio de conveniencia y regresar a casa para encontrarse con un destino inmerecido y sangriento a manos de sus hermanos. Esta vida no tiene mucho sentido cuando la honra de un individuo depende de alguien ajeno a sí mismo.

[artículo publicado en #ElSubjetivo vía @TheObjective_es; 10.03.16]

Lea la versión original aquí:

http://theobjective.com/elsubjetivo/eugenio-fouz/no-hay-nada-mas-hermoso-en-el-mundo-que-una-mujer-y-nada-mas-serio-que-una-mujer-enamorada/

Sobre la vida y la muerte

22 December 2015

twitter: @eugenio_fouz

IMG_0865

Un adicto a twitter como yo descubre muchas joyas literarias en el Bosque Sagrado sobre todo cuando interactúo con otros tuiteros. Un ejemplo de lo que uno recoge en las redes sociales es este artículo publicado en “El Mundo” por Ricardo F. Colmenero que me recomendó @carisimolider.

**

Lapidando a la abuela

RICARDO F. COLMENERO

80815 ELMUNDO.-

“Después de morir el abuelo, la abuela Amparo debió echarse como una decena de novios. Se los echaba en Benidorm, a donde la mandó mi madre con el Imserso en los 80 para pasar el luto. Entonces empezó a desaparecer durante meses. A veces se presentaba con alguno en casa, y yo puteaba a mi padre con que no tenía huevos de llamar a alguno “papa”. El pobre se ponía de los nervios. Luego, esos hombres, simplemente se morían.

La abuela Amparo era muy atractiva incluso superada la barrera de los 75, que debe ser una barrera como la muralla China. Cuando le preguntaban su secreto hablaba de un vaso de agua templada en ayunas, tal cual venía del grifo. La fría se la echaba en las tetas al salir de la ducha. Decían que era una adelantada a su tiempo, pero yo creo que lo que intentó fue frenarlo con todas sus fuerzas.

Mi abuela es la mujer a la que más he querido en toda mi vida. Vivía con ella tres meses al año en Sanxenxo, veía boxeo de madrugada en la gallega, cerraba mis explicaciones imbéciles sobre alguna ex con un: “Ya, es que era muy guapa la muy hija de puta”. Cuando se le fue la cabeza yo estaba lejos. Regresé pensando que no me reconocería pero tuve suerte. Una sonrisa de segundos. Me preguntó si era feliz, y le dije que sí besándole las manos. A la semana siguiente se fue.

Se había pasado treinta años pidiéndome que tirara sus cenizas al mar. Y aquel agosto me traje unas pocas a Ibiza en un joyero de madera que mi madre selló con cinta aislante porque no tenía cierre. Mientras lo hacía le di la lata con mi temor a que se abriera en la maleta y la abuela se esparciera por todas la ropa, así es que agotó el rollo.

Cuando llegué a las rocas de la torre de Cala Conta lancé el joyero pensando que se hundiría, pero no lo hizo. Tampoco se abrió. La caja empezó a dar vueltas y vueltas arrastrada por la corriente. Las olas le pasaban por encima. Desaparecía y volvía a aparecer perfectamente sellada. No quería ni pensar que alguien pudiera encontrarla. Los barcos pasaban demasiado cerca y la corriente la acercaba hacia la playa. Me desnudé para recuperarla pero el mar había elegido ese día para transformarse en una bolsa inmensa y rosada de medusas.

La perseguí unas dos horas siguiendo la línea de costa mientras empezaba a anochecer. Iba a aparecer en alguna orilla intacta. Estaba al borde de un ataque. Lloré como no había llorado la noticia de su muerte. Así es que agarré una piedra y la lancé contra el joyero. La primera con timidez, pero luego le lancé otra, y luego otra, y luego otra más grande. Algunas le daban, la mayoría no. Cuando acertaba el joyero se hundía y volvía a salir intacto a la superficie. Lancé decenas de piedras enormes contra la abuela hasta que el joyero se abrió. Pude ver escaparse hacia el fondo un chorro espeso de ceniza. Me dejé caer al suelo casi sin tiempo para gritarle que lo sentía, y por última vez que te quiero.”

@rfcolmenero77

 *

recomendado por @carisimolider

Releer “Sonata de estío” es un placer de padre y señor mío

15 September 2015

twitter: @eugenio_fouz

niña chole 2

[seen on @Pinterest]

♣♣ Ramón del Valle-Inclán, Sonata de primavera. Sonata de estío. Colección Austral. Espasa Calpe. 16ª edición. Madrid 1989

Sé lo que me digo. Me gusta leer más de una vez un libro de quien escribe de manera impecable y deja entrever la riqueza de su léxico, rico, variado y cosmopolita.

El gallego en el exilio escribió las sonatas con gracia y estilo. De las cuatro sonatas, la “Sonata de estío” es mi favorita. Valle Inclán hace prosa poética. Cuando habla del olor a brea y a algas a causa del baldeo en la cubierta de la fragata en que se encuentra el marqués de Bradomín, yo me lo creo y la huelo.

La primera vez que el “don Juan feo, católico y sentimental” (como se describe a sí mismo el protagonista de las sonatas) ve a la Niña Chole “era una belleza bronceada, exótica con esa gracia extraña y ondulante de las razas nómadas, una figura hierática y serpentina, cuya contemplación evocaba el recuerdo de aquellas princesas hijas del sol, que en los poemas indios resplandecen con el doble encanto sacerdotal y voluptuoso”… (página 98; op.cit)

Más adelante el marqués empieza a considerar la posibilidad de empezar a perder cuando confiesa para sus adentros: “estaba seguro de concluir enamorándome locamente de sus lindos ojos si tenía la desgracia de volver a verlos. Afortunadamente, las mujeres que así tan de súbito nos cautivan suelen no aparecerse más que una vez en la vida” (página 100; op.cit)

Además de Tirso, Zorrilla, Torrente Ballester, Lord Byron y otros narradores de la leyenda donjuanesca, a mí particularmente me atrae el carácter del personaje que declara: “Solo dos cosas han permanecido siempre arcanas para mí: El amor de los efebos y la música de ese teutón que llaman Wagner.”(página 146; op.cit)

♥♥

Una mujer atractiva de más de cuarenta años

31 January 2015

twitter: @eugenio_fouz

IMG_0467

Una novela sobre el amor de una mujer madura que toca el chelo y da clases de música. El atractivo de una mujer de más de cuarenta años, su encanto, su misterio y el poder de los celos.

La historia ronda las quinientas páginas. Las últimas cien páginas están dedicadas a aspectos oscuros de la trama y la enriquecen.

Estoy leyendo “Diario de una mujer adúltera”  de Curt Leviant.

**

http://www.librosyliteratura.es/diario-de-una-mujer-adultera.html

He leído una historia ficticia de un escritor extranjero que escribía en inglés

30 August 2014

twitter: @eugenio_fouz

Lolita

He terminado de leer una novela de amor y desamor. Me gustó el estilo del autor, su manejo del francés y otras lenguas. Creo que el trabajo de traducción de Enrique Tejedor también tiene su parte de culpa. 

Un ficticio Humbert Humbert se enamora de una adolescente. La pasión-obsesión enfermiza-que siente por ella convierte el amor y la belleza en algo sublime y la llama Lolita, Lola, Lo, Dolores, Carmen, Dolly y él se transforma en araña, sapo y seductor. Un personaje masculino y perverso como este escribe un diario y sabemos que conoce a los clásicos, recita a Catulo y a Cervantes, y a Shakespeare. 

El argumento de la novela está bien construído y el amor inunda todo. Supongo que me dio pena la sensación de desamparo de un hombre enamorado que es testigo de su propia decadencia. 

Vladimir Nabokov es un autor ruso que escribe en inglés. A este escritor le gustan los juegos de palabras y las lenguas extranjeras.

Yo leo con portaminas y subrayo frases o palabras. En este libro he marcado muchas líneas y recuerdo párrafos especialmente hermosos. 

“_Lolita -dije-, esto quizá no tenga pies ni cabeza, pero debo decírtelo. La vida es muy corta. De aquí a ese viejo automóvil que conoces tan bien hay un trecho de veinte a veinticinco pasos. Es un trecho muy corto. Da esos veinticinco pasos. Ahora. Ahora mismo. Vente así como estás. Y viviremos felices el resto de nuestras vidas.

Carmen, voulez-vous venir avec moi? “…

Vladimir Nabokov. Lolita. (Editorial Anagrama, 1986.-Barcelona) Traducción: Enrique Tejedor

Rojo y negro

25 July 2014

twitter: @eugenio_fouz

rojo y negro

 

Ayer acabé de leer un libro que habla de amor y me encuentro bien. La verdad es que estoy satisfecho porque había intentado leerlo más veces sin lograr llegar al final. El autor de la novela “Rojo y negro” es Stendhal, el mismo que elabora la teoría de la cristalización en el amor.

Las páginas que leía me recordaban a Flaubert y a Goethe, a Madame Bovary y a Carlota y Werther. A lo largo de las casi seiscientas páginas de la novela parecía descubrir como lector ingenuo y masculino que no hay dos mujeres iguales, que Madame de Rênal no es igual que Mathilde de La Mole y que la estrategia para seducir a una mujer depende de la mujer. Pienso, como pensaba antes, esto sí, que es la mujer la que elige al hombre y si no hay llama en ella no hay nada.

Julien Sorel es un seminarista con una memoria prodigiosa, capaz de recitar párrafos enteros de la Biblia en latín, pero es también ambicioso y clandestino. Admira a Napoleón y las letras. El padre Chelán o el abad Pirard, su amigo Fouqué o sus pequeñas enamoradas ayudan a este pequeño donjuan ilustrado a soportar una vida enroscada en deseos de grandeza y emociones amorosas.

En la novela de Stendhal hay mucho de psicología femenina, de moralidad, de iglesia y devoción, de tratos entre caballeros y cuestiones de honor, de amor y desamor. Decía antes que la obra me hacía pensar en Goethe y Flaubert, pero es que también me venía a la cabeza la historia de “Pepita Jiménez” de Juan Valera.

La Gran Araña nos observa desde arriba

15 November 2013

 

EXILIO INTERIOR

twitter: @eugenio_fouz

Imagen

“Usted es un hombre que ve una ofensa en un ramo de rosas” (Enoch Thompson, “Boardwalk Empire”)  

 

Una chica de 22 años, Gabriela Hernández, aparece muerta en su apartamento de la ciudad de Veracruz en México. Su hermano mayor encuentra el cuerpo sin vida de Gabriela colgado de una viga. Según se desprende de las informaciones facilitadas por la prensa mexicana, la joven estudiante de telebachillerato arrastraba una depresión desde hacía tiempo probablemente motivada por una relación amorosa virtual con un joven de otro país. Quizás esa mezcla dañina de ausencia y lejanía de los enamorados provocó el malestar en la joven; o tal vez no fuera ese el motivo que llevó a “la jarocha” a tomar la decisión de suicidarse.

Enamorarse no es noticia, pero matarse por amor sí lo es. Amar a alguien es afirmar la vida; matar a alguien, incluso matarse uno a sí mismo es la negación de la vida. Aparentemente Gabriela se suicida por amor y prepara previamente el escenario a su antojo para publicarlo en la célebre red social conocida como facebook. La adolescente de Veracruz convierte una confesión privada en un acto público restándole valor a una situación amorosa personal y exclusiva.

No entienda este escrito como una acusación a la joven. No la culpo de nada, pero me apena  pensar que hoy las cosas suceden de esta manera. El mundo es un pañuelo y decisiones que tendrían que llevar un tiempo de cavilación como pueden ser una ruptura amorosa o un desengaño se solucionan por la vía rápida sin darle tiempo al tiempo, sin dejarle espacio a la lentitud, la mesura o la calma. Esta vez se trata de algo tan serio como un suicidio.  

En este mundo en el que vivimos estamos perdiendo cosas que no tendríamos que perder. Hemos renunciado a la privacidad y al pudor de forma voluntaria. Aquellos que supieron lo que era la falta de libertad hoy saben en qué consiste  ser libre. Haga la prueba y hable a la gente de compromiso y lealtad, hable del barbecho y la espera y no tardará en oír protestas y quejas, precisamente de quienes no conocen nada de eso. Lo que hace años se lograba con el trabajo de los brazos y las manos hoy se reduce a dos dedos deslizándose por la pantalla de un dispositivo electrónico hiperconectado a la red. Muchos están atrapados y no lo saben, o si lo saben no parece importarles. Salga a la calle, al tranvía, a los bares y observe cómo vivimos la vida en la tela de araña.

Lo que sucedió el día 8 de noviembre en el apartamento de Gabriela podría titularse como aquella novela de Gabriel García Márquez “Crónica de una muerte anunciada”. Nos creímos que la vida estaba hecha para contarla pero no es así. Ah, ojalá Gabriela hubiese escuchado esa frase budista sobre la vida que dice: “al final solo importan tres cosas: cuánto has amado, con qué gracia has vivido y cómo has sabido dejar pasar de largo las cosas triviales

(artículo de opinión publicado en @laverdad_es el miércoles 13 de noviembre de 2013)

¿Por qué se respeta tanto a Shakespeare?

25 July 2012

twitter: @eugenio_fouz

(Escena de “Shakespeare in love” 1998, Dir. John Madden)

“E se todo fose doutro xeito a como o estamos vendo? E se o aparantemente simple non fose tal” (twitter : @kikonovoa) *

Eso me pregunto a menudo. ¿Qué ha hecho el inglés para merecer esa admiración enorme a lo largo de los años? Un extranjero que escribía constantemente y que seguramente hablaba en verso como Cyrano; un solitario soñador inspirado en la vida y el amor quién sabe la querida, que rimaba las palabras –la mirada perdida- y se inventaba escenas, personajes y citas.

Algo distinto tendría que tener este dramaturgo. Sí, tendría cultura e imaginación, pasión por las letras. Un hombre enamoradizo de la belleza en la mujer (también dicen que de lo que fuera menester), dramático, hiperbólico y trágico me lo imagino loco y medio enfermizo rimando las frases a medida que van llenando su cabeza & corazón, su alma inglesa. Ese filósofo sabio y la emoción temblona en sus manos de tinta creando mundos y recreando reyes y vasallos, dejando mil reflexiones en voz alta, monólogos y ensayos sin saber que con los años repetiríamos hipnotizados lo que dejó escrito, inmortales como fantasmas en un escenario.

 

 

*¿Y si todo fuese de otro modo a como lo estamos viendo? ¿Y si lo aparentemente simple no fuese tal? (Kiko Novoa)


Journalism As Literature

A graduate seminar at the University of Florida

Suspendermen

Elements of True Gentlemen

Elloboestaaqui

Disentería literaria

Garrafablog

El primer blog de Garrafón en habla hispana

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.

Cass in the Wilds

Stick your face in the schnoz of a dandelion

efnotebloc

crear siempre, aprender y guardar la llama