Posts Tagged ‘agosto’

La viñeta intemporal de agosto (Forges)

17 July 2016

twitter: @eugenio_fouz

forges

[@forges ]

Los españoles hacemos el mismo plan todos los años al inicio de las vacaciones de verano. No queremos encontrar todo el tráfico en la carretera 😉 cc  @DGTes

Advertisements

Agosto [un artículo de Xosé Carlos Caneiro]

19 August 2015

twitter: @eugenio_fouz

IMG_0601

Cuando paso unos días de verano en mi tierra natal me gusta leer prensa allí también. Uno de los periódicos que favoritos de mi padre es @lavozdegalicia. Encontré este texto de Xosé Carlos Caneiro en la contrapartada del diario escrito en gallego: “Agosto”.

***

Agosto 

por

Xosé Carlos Caneiro (@xccaneiro)

“Agosto é un imprevisible estado de ánimo. Hai amores que nacen e outros que, como flores de abril, fenecen vítimas dunha onda esquiva do mar. En agosto hai quen desconecta da máquina febril que ordena a súa vida e quen quere conectarse aos electróns das modas adelgazándose o corpo e a alma. Tango, o meu can, pernocta deitado no lombo dunha estrela, namorado e cativo duns ollos que só el pode ver. Hai agostos de mar e outros de botellín de cervexa na praza do lugar, trenzando festas con orquestra azul. Hai agostos envoltos na nostalxia, como se este mes canalla quixera revolver na memoria con afán tristón. Regresan, daquela, os primeiros amores a bater na porta da túa noite. Miras cara atrás e ves o rastro, apenas nada, que os teus pasos foron deixando no camiño. Somos o que perdemos. Volven pequenas cancións, estribillos encapsulados no iglú do tempo: o soño dunha noite de verán. O segredo da felicidade consiste en que a felicidade non ten segredo ningún. Deixarse ir, sen máis. Non facerse preguntas para non encontrar respostas. Agosto inventouse para a alegría: non pensar. Estou convencido de que a máis sólida ventura acontece cando un non pensa. Para qué. Déixate ir, pois, río abaixo no río de agosto. Non poñas resistencia. Procura unha sombra cando pesen soles e calores. Pero non resistas. Estou canso do verbo resistir. Pensar, resistir: para qué, volvo a preguntarme. Agosto camiña con pés de milpéndora as aristas do teu corpo. Goza, se podes. E se non o consegues, pensa que ha de vir outro agosto menos infeliz. Que todos os túneles teñen final. Que alá ao fondo alguén escribiu un poema para ti, unha música, outro 6 de agosto. Un imprevisible estado de ánimo.”

http://tinyurl.com/owx4r5l

[artículo publicado el 6 de agosto de 2015 en @lavozdegalicia]

*

Agosto es el mes más largo

21 August 2014

 EXILIO INTERIOR

twitter: @eugenio_fouz

 2014-08-17 10.21.48

***

NOTA:

Al escribir este artículo me inspiré en el primer verso de T.S.Eliot de La tierra baldía  que dice “Abril es el mes más cruel”. He pensado siempre que agosto es el mes más largo del año. Todos los años en agosto siento una especie de nostalgia de la ciudad a la que regreso, que es más de una. Y pienso en Murcia, en Lugo, y en las crónicas de Carlos del Amor en Madrid. A veces también pienso en la canción de Aznavour “Venecia sin ti” (la escuchaba mientras escribía) y, en esta ocasión, el vídeo compartido por el diario LA VERDAD en Twitter.

Una vez escrito el texto me dí cuenta de mi olvido al no citar las voces de una mujer en una plaza de Murcia así como el murmullo de las cigarras en la película “¿Hay alguien ahí?” (La Verdad, 16.08.2014).

http://www.laverdad.es/murcia/ciudad-murcia/201408/16/calor-vacaciones-dejan-desierta-20140815204942.html

***

 “Por las calles desiertas, nadie” (Luis Cernuda)

Si Eliot nos desveló la superlativa crueldad de abril en un poema oscuro y babélico, el mes de agosto tira lentamente de nosotros hacia la tierra y nos alarga la vida. Su lentitud de piedra nos recuerda que toca descanso y recogida. Agosto es el tiempo de barbecho.

Agosto es el final de un ciclo y el inicio de otro. No hay gente en las calles, las tiendas cierran y las ciudades se despiertan en un callado silencio a lo largo del mes que sigue a los sanfermines y al Tour de Francia. Agosto es el mes más largo. Aparentemente el tiempo no vuela sino que se despereza tranquilo y ajeno a la hora y al calendario. Hasta que llega la Asunción de la Virgen,  el día 15 y nos alerta de la fugacidad de la vida.

Todos los quince de agosto veía yo imperturbable el informativo en televisión hasta que alguien decidió un año que la ciudad triste y abandonada podía ser noticia y dejó a Carlos del Amor que lo contara. A partir de entonces he esperado ese momento de la tarde para escuchar como en un fado la desolación de las calles de Madrid. Este año no escuché el fado ni hubo esa nostalgia de  una “Venecia sin ti”, ni Charles Aznavour contaba aquello de “no pareces igual, eres otra Venecia más fría y más gris”.

Esta vez, regresaba a Venecia para encontrarme al filo del medio mes con la imagen icónica de la Dama de Murcia, bronceada y sola en la plaza de la Fuensanta. Veía un cuadro volcado por este diario en una red social titulado: “¿Hay alguien ahí?” (LAVERDAD, 16.08.2014). Estuve atento y entendí que si el termómetro no mentía era normal la inexistencia de transeúntes expuestos a 35º en la ciudad donde vive el sol .

Mi nostalgia no se conformaba y quiso más. Al cuadro siguió el enlace de texto y la película casi muda de la ciudad desnuda. Las calles vacías parecían gigantes parados en un paisaje donde el silencio llena todo salvo la interrupción de los pitidos intermitentes de los semáforos de la Gran Vía murciana que dan el paso a unos peatones que no viven aquí y niegan el paso a coches imaginarios un día 16 de agosto de cualquier año de la historia. Una paloma blanca cruza a media altura de lado a lado la plaza de Santo Domingo. Imagino al reportero sediento y añorante de un poco de sombra pero sabe que la soledad agosteña del Romea y la calle Platería le esperan. Más allá, ni la plaza del cardenal Belluga ni el agua mansa del Segura logran aliviar la sensación de amargura. Una brisa inesperada, y tal vez breve, en las hojas de los árboles sin pájaros junto al desasosiego de cuatro campanadas de una iglesia cercana intentan despertar los sentidos de una ciudad que hoy está triste.

 {artículo de opinión publicado el día 20.06.2014, miércoles en @laverdad_es}

https://www.youtube.com/watch?v=n-MjZz9xQGs#t=16

Típico de agosto

12 August 2013

 twitter: @eugenio_fouz

Imagen

Suele pasar. Lo más normal en estos meses de verano es que uno escoja un lugar para desconectar de la escuela, las matemáticas y la lengua, los exámenes y los profesores. Es típico ver a algún alumno en la playa jugando en la arena, en la calle alegre y desenfadado o en la piscina echando todo ese material fuera de las orejas.

No desconecte del todo con los libros. Una buena novela en agosto después de una mañana de sol en la playa o en la piscina es muy recomendable.

¡Buen verano!

 


Journalism As Literature

A graduate seminar at the University of Florida

Suspendermen

Elements of True Gentlemen

Elloboestaaqui

Disentería literaria

Garrafablog

El primer blog de Garrafón en habla hispana

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.

Cass in the Wilds

Stick your face in the schnoz of a dandelion

efnotebloc

crear siempre, aprender y guardar la llama