Suerte torera


twitter: @eugenio_fouz

devuelven_libro_100_a-os_retraso-985x656

Foto: Michaela Rehie/Reuters; Estados Unidos | #Libros | Devuelven a una biblioteca pública un libro prestado con 100 años de retraso. Un libro que había sido tomado prestado de la Biblioteca Pública de San Francisco, en California, hace 100 años fue finalmente devuelto el pasado viernes. Se trata, curiosamente, del libro Forty Minutes Late (Cuarenta Minutos Tarde), del autor norteamericano Francis Hopkinson Smith. La multa por demora asciende a un total de 3.650 dólares, aunque no será cobrada por la amnistía sobre las multas por libros atrasados anunciada por la institución a principios de año.

El libro fue tomado prestado por la octogenaria Phoebe Webb a principios de 1917, y no lo pudo devolver ya que falleció dos semanas después de que la fecha de devolución se venciera el 6 de abril de 1917. Su bisnieto, Webb Johnson, lo encontró en un viejo baúl en 1996, pero no lo llegó a devolver porque pensó que la biblioteca ya no estaría interesada en él. No obstante, aprovechando la amnistía anunciada por este ente público de San Francisco, decidió que lo mejor sería devolverlo. “Disfruté realmente leyéndolo”, ha declarado ante medios locales, “por lo que pensé que los demás también deberían poder hacerlo”.

 

#ElSubjetivo @TheObjective_es

Netizen poet & blogger, profesor de inglés.

Me llamo @eugenio_fouz

y soy twitter-adicto.

@eugenio_fouz

 

Suerte torera

Eugenio Fouz

23012017.-Antes de que empiece a leer este artículo le advierto que escribo con engaño, es decir, que de algún modo me presento aquí hoy un poco torero y voy a darle uno o dos pases, si se deja, claro. Lo primero que debe saber es que el titular que culmina esta fotografía de libros antiguos no está exento de ambigüedad. Un hombre moderno se extraña al descubrir una noticia en la devolución de un préstamo de biblioteca fuera de plazo. La infractora, una mujer de ochenta años llamada Phoebe Webb, elegía el libro “Forty Minutes Late” de Francis Hopkinson Smith para leer en su casa. Le sorprendería descubrir lo que es capaz de hacer la gente con un libro prestado. Hay lectores que leen y se paran a pensar en lo que leen, lectores que subrayan palabras o líneas, lectores que no leen y lectores que hacen que leen. Hay lectores que doblan las esquinas de las páginas para marcar su lectura, hay lectores maltratadores de libros y hay gente que los roba, se olvida de ellos o los pierde.

Y la verdad es que no se me ocurre ninguna razón para no devolver algo prestado cuanto antes. Supongo que depende de cómo le enseñan a uno de niño a cuidar lo que es ajeno mejor que si fuera propio y de cómo se aprende a tratar a los demás con seriedad. Observaba yo, de la mano de mi madre cada vez que ella rompía el discurrir armónico de la calle para mirar escaparates, cómo tenía el detalle de comprobar que no incomodaba a nadie ni entorpecía el trajín de los viandantes.

El caso es que la señora Webb no había olvidado devolver el libro prestado a la biblioteca. La literatura pareció querer acompañarla para siempre.

*

Lea la versión original en @TheObjective_es aquí:

http://theobjective.com/elsubjetivo/eugenio-fouz/suerte-torera/

Advertisements

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: