Saber reírse de uno mismo


twitter: @eugenio_fouz

lazarillo, goya

 (El Lazarillo de Tormes.-Francisco de Goya)

He estado releyendo estos días la célebre obra picaresca de autor desconocido. Me he reído al llegar al párrafo que copio a continuación. Es bueno saber reírse de uno mismo como hace el Lazarillo cuando su amo ciego contaba con gracia la picardía de su lazarillo al tratar de engañarle cambiando una longaniza por un nabo. De todos los amos que tuvo el pícaro, sentí afecto especial por el escudero.

 **

Lazarillo de Tormes, ANÓNIMO

décimocuarta edición (Francisco Rico).-

Cátedra, Madrid 1999

extracto de las páginas 40-41

“¡Oh gran Dios, quién estuviera aquella hora sepultado, que muerto ya lo estaba! Fue tal el coraje del perverso ciego, que, si al ruido no acudieran, pienso no me dejara con la vida. Sacáronme de entre sus manos, dejándoselas llenas de aquellos pocos cabellos que tenía, arañada la cara y rascuñado el pescuezo y la garganta. Y esto bien lo merescía, pues por su maldad me venían tantas persecuciones.

Contaba el mal ciego a todos cuantos allí se allegaban mis desastres, y dábales cuenta una y otra vez así de la del jarro como de la del racimo, y agora de lo presente. Era la risa de todos tan grande, que toda la gente que por la calle pasaba entraba a ver la fiesta; mas con tanta gracia y donaire recontaba el ciego mis hazañas, que, aunque yo estaba tan maltratado y llorando, me parescía que sinjusticia en no se las reír. “

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: