Memorándum, memorándum


 EXILIO INTERIOR

Imagen

twitter: @eugenio_fouz

 

Whatever satisfies the soul is truth” (WALT WHITMAN)

Dicen que la memoria es selectiva y que, entre otras cosas, esta cualidad nos ayuda a recordar vivencias pero también nos ayuda a olvidar. Yo tengo memoria y suelo recordar versos, versículos, citas y títulos de artículos y libros. Recuerdo ahora el título de un artículo de Rosa Montero que decía: “Me pregunto si he aprendido algo”. El artículo fue publicado en febrero del 2010, así que ya me dirá si tengo o no tengo memoria. La verdad es que lo recuerdo porque me gusta cuando la periodista habla del éxito y el fracaso, me gusta su concepto de la sabiduría esencial de la vida y sobre todo cuando dice que no escribe para enseñar, sino para aprender. Pienso que se trata de esto y me pregunto lo mismo. Me pregunto qué he aprendido.

Una amiga mía compartía en facebook la carta enviada por un padre al profesor de su hijo. Esa carta decía: “mi hijo tiene que aprender que no todos los hombres son justos”, le pedía al profesor que enseñase a su hijo a perder y también a disfrutar de los éxitos, le rogaba que le tratase bien pero sin mimarle. Sugería además que le inculcase el amor a los libros y a la maravilla de los pájaros. El padre seguía en la misiva pidiéndole al profesor que le mostrase en la medida de lo posible el valor de la risa frente a la tristeza y que no olvidase tampoco “que por cada enemigo hay otro que es amigo”. El padre que firmaba la carta era Abraham Lincoln.

En este momento me pregunto si he aprendido algo. Gracias a Wikipedia he reencontrado en la red un viejo texto titulado “Desiderata” (cosas deseadas) que uno de mis hermanos me había leído cuando éramos niños. Mi hermano tenía el poema impreso en la primera página de una agenda. Según dice la leyenda el pequeño texto fue encontrado en una iglesia de Baltimore. Hoy sabemos que la pequeña joya fue escrita por el poeta Max Ehrmann. Comienza con estas palabras: “Camina plácido entre el ruido y la prisa y piensa en la paz que se puede encontrar en el silencio”(…) Querido lector, si ya me conoce un poco, sabrá que copié “Desiderata” y lo guardé en una libreta.

Hace unos días repetía en voz alta una frase del blogger Alfredo Vela: “si en una acción formativa el que más aprende no es el profesor, lo más probable es que no haya sido buena” y creo que no puedo estar más de acuerdo. Un profesor vocacional ha de ser humilde y curioso. Creo que los profesores aprenden también de los malos alumnos;  y los alumnos aprenden de los profesores apasionados.

He tenido la sensación este año de aprender mientras enseñaba. He aprendido de las estrategias de mis colegas, de las preguntas y las propuestas de mis alumnos. Después de todo lo que yo he aprendido este año me extrañaría que mis alumnos no hubiesen aprendido nada.

{artículo de opinión publicado el 25 de junio de 2014 en @laverdad_es}

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: