Defina la libertad en menos de 40 palabras


 EXILIO INTERIOR

twitter: @eugenio_fouz

Imagen

 

“Vos querés decir que se puede volver loca” (Julio Cortázar)

Defina la libertad en menos de 40 palabras. Esta bien podría ser una de las cuestiones propuestas en un examen de Educación Ético-Cívica para alumnos de dieciséis años. Encontrar respuestas de manual aprendidas de memoria y volcadas en el papel sería lo más fácil para aquel que no quisiera esforzarse un poco. Supongo que a mí me gustaría leer algo parecido a esto: “ya empezamos a no entender el término libertad fijando límites a la extensión de los argumentos” o “la libertad es equivocarse una vez y tener la oportunidad de volverse a equivocar más veces”. También me gustaría leer que la libertad es la capacidad de ir con la gente o ir solo y saber que nadie es indiferente.

¿Qué es la libertad? La libertad es algo que se conoce de verdad cuando se ha sufrido su pérdida ¿Cómo se explica lo que es la libertad a alguien a quien no le faltado nunca? Un adolescente de hoy no ha conocido la censura en la televisión ni en la prensa o los libros, no ha conocido la represión sexual y menos aún el aburrimiento o la intolerancia. Paradójicamente algunos de estos jóvenes sí parecen conscientes de los valores democráticos de los que disponen. Otros adolescentes y jóvenes de ayer han conocido aquellas cosas y lograron preparar una sociedad plural y más libre para todos.

Hace casi cuarenta años, en junio de 1977, Adolfo Suárez se convertía en el presidente de nuestro país ganando las primeras elecciones democráticas después de la Guerra Civil. Cuatro años más tarde tuvo lugar la intentona golpista de Tejero y siguieron sucediéndose los cambios de rumbo en el gobierno español. Hoy domingo mientras escribo estas líneas elegimos en las urnas a un presidente para Europa y al votar en estos comicios europeos medimos en cierto modo el peso de los partidos políticos españoles.  

En una sociedad democrática real todos los ciudadanos mayores de edad gozan del derecho al voto. Votar es un derecho y una libertad. No votar o abstenerse es el mismo derecho y la misma libertad. Esta mañana me recordaba alguien cercano que en ciertos países del mundo el voto es todavía un acto obligatorio.

La participación de los individuos importa y mucho en la calle y en las urnas. No entiendo las manifestaciones violentas, ni los linchamientos ni los escraches. Cualquiera que se queje a destiempo y sin medida de lo que sea y donde sea, cualquiera que considere necesario acosar a un político bueno o malo, o insultar a un personaje célebre acusado de fraude, estafa o maltrato en la calle o en su casa, solo o con su familia y diga que eso es libertad y democracia, para mí que uno de los dos -él o yo- estamos equivocados. 

La libertad es un concepto moral y el hombre, que no es amoral, vive en lucha perpetua con los conceptos del bien y del mal.

 {artículo de opinión publicado en @laverdad_es ;- 28.05.2014}

Tags: , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: