Una declaración de principios (Profesor insomne)


twitter: @eugenio_fouz

Imagen

 

(Adrien Brody, Detachment (2011), dir. Tony Kaye) 

Este documento recoge los principios y valores de nuestro centro en referencia a las normas de convivencia en la escuela y los derechos y deberes de los alumnos y profesores como puntos esenciales del reglamento.  Además incorpora anexos de leyes, declaraciones de derechos y fuentes que, de algún modo, fundamentan las ideas contenidas en el mismo.

Este es un documento dinámico de un centro dinámico que busca ser mejor en todo momento y quiere preparar a la sociedad para la educación. La educación en su sentido más amplio e ideal es el objetivo a lograr: conocimiento de las materias, su aplicación en el día a día, sensibilidad e intelecto, respeto al prójimo, buenas formas y desarrollo integral del individuo.

De acuerdo con las ideas establecidas en nuestra Constitución española de 1978 y siguiendo la filosofía implícita en el documento de los 30 artículos de la Declaración de los Derechos Humanos de 1948, que conocemos y aceptamos abiertamente, esta institución defiende la permanencia de la cultura, el esfuerzo y la iniciativa como piezas clave de la educación.

Nos regimos por valores democráticos y respetamos asimismo valores tradicionales. Entendemos como elementos indispensables en una educación de rigor los principios de autoridad, respeto y disciplina.

Ya en la Ley Orgánica del Derecho a la Educación (LODE) de 1985, siendo ministro de Educación José María Maravall, leíamos en el Titulo Preliminar, en su artículo 2º la importancia para la ley de impulsar el “pleno desarrollo de la personalidad del alumno” y el énfasis en “la adquisición de hábitos intelectuales” entre otros puntos. También se hablaba entonces, en el artículo 3º, de la libertad de cátedra del profesorado. Y más adelante, en su artículo  6º  del “respeto a la libertad de conciencia y la dignidad de los alumnos”. 

El decreto 115/2005 del 21 de octubre publicado en el Boletín Oficial de la Región de Murcia el 2 de noviembre de 2005 supone un avance claro en la especificación de los deberes y derechos de los alumnos en los centros escolares, así como en el intento de crear unas normas de convivencia que puedan llevarse a la práctica y la prueba de ese anhelo es la creación de un Plan de Convivencia, y la simplificación en la tipificación de faltas, facilitando así la labor educativa del profesorado. En cuanto a los deberes de los alumnos, el decreto en cuestión muestra (en su título III)  con tan sólo cuatro artículos cuatro ideas elementales e irrenunciables: el estudio como obligación, el respeto al profesor, la tolerancia con los compañeros y la participación del alumno en la vida escolar.

Pensamos que todos y cada uno de nosotros somos imprescindibles, y en eso consiste la convivencia. Creemos en la idoneidad del diálogo como vía de conocimiento y de resolución de cuestiones, problemas o conflictos; aunque puede haber otras vías.

En el artículo 26 de la Declaración de los Derechos Humanos y en el artículo 27 de la Constitución española se reconoce el derecho a la educación.  Y nosotros creemos que un individuo al comienzo del curso académico no puede ser el mismo individuo que durante el curso o al finalizar el curso. La educación debe hacerse ver en su formación y sus inquietudes.

Lo único que podemos exigir al alumno es que asista a clase, que traiga su material, que se comporte de manera correcta y sepa hablar y sepa guardar silencio, que respete a sus compañeros y profesores y que haga su trabajo. Su trabajo mínimo sería tomar notas y mostrar interés por las materias que se imparten. Si ese alumno es además estudiante, estudiará dentro y fuera del centro. Aún no habiendo superado las pruebas de evaluación, ese alumno será estudiante con asignaturas suspensas, pero al fin, estudiante.

En el artículo 24 de la Declaración de los Derechos Humanos se reconoce el “derecho al descanso y al disfrute del tiempo libre”. El alumno tiene derecho al descanso, pero ese derecho se merece habiendo trabajado previamente; si no, no se  merece.

Tags: , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: