Tienes un email


twitter: @eugenio_fouz

(Fotografía: LA VERDAD. – Vicente Vicens )

«Tenemos un alma para perderla»

(Emil M. Cioran)

Casi no sé cómo empezar a escribir un artículo que no debería tener errores. Este de hoy tenía que haberlo escrito hace mucho tiempo en un cuaderno personal y leerlo dos veces antes de enviar el próximo artículo a la Redacción de ‘La Verdad‘. En los diarios pasan muchas cosas que el lector ignora.

Seguramente no sabrá, amable lector, que alguna vez -y en mi caso ocurrió unas cuantas veces- el mismo texto contiene fallos o letras olvidadas, un plural equivocado, una palabra repetida o faltas de estilo. El lector desconoce la paciencia de los redactores del periódico que ahora sostiene en sus manos. Lo normal en una sección de Opinión suele ser recibir el texto y responder «OK, gracias», sin esperar otro correo electrónico del autor, salvo excepciones.

El pasado 14 de junio, con motivo del vigésimo quinto aniversario de la muerte de Borges, Carlos del Amor recordaba en el informativo de RTVE los consejos que el escritor argentino recibía de su padre: «Tienes que escribir mucho, corregir mucho, romper casi todo y, sobre todo, no apresurarte a publicar».

Esa advertencia final se ha convertido en el mayor problema de quien teme perder una idea, una palabra o una frase. En realidad, uno teme que se pierda todo entre redes y cables, emails o carpetas. Dándole vueltas y vueltas a ese miedo irracional el articulista escribe, lee, relee y retoca más de dos y tres veces. En un momento dado no ve errores en el texto escrito, no percibe aquella letra sobrante; no observa frío ya el título ni piensa corregirlo por otro impactante.

Si vuelve a releer el correo enviado, dudará quizás si estaría bien cambiar un adjetivo o perdonarlo, pensará si no sería mejor un infinitivo o un pasado.

Esta vez no puede ocurrir, esta vez no. Todo tiene un límite y la paciencia de un periodista también lo tiene, a pesar de que uno crea ciegamente en la maravillosa frase atribuída al más famoso compositor alemán de todos los tiempos, que sentenciaba acertado: «El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad».

(Publicado en LA VERDAD el 24.09.2011)

http://www.laverdad.es/murcia/v/20110924/opinion/tienes-email-20110924.html

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: