La educación muchas veces consiste en decir “no”


twitter:@eugenio_fouz

(The crucible.-1996, dirigida por Nicholas Hytner. Interpretado por Winona Ryder y Daniel Day Lewis)

¿Quién nos enseña el bien o el mal?

Uno sólo es responsable de lo que hace. Un padre enseña. Pero en una familia que es un infierno, los otros pueden ser el purgatorio o el cielo. Lo que está bien o mal en una familia no siempre coincide con la moral social. ¿Quién nos enseña lo que está bien o lo que está mal?

En una familia puede haber un padre razonable y unos hermanos que son solidarios. También podría darse el caso de que el padre no fuese bueno. Cada hijo, educado por igual en la familia, es diferente. Hay diferentes sensibilidades y tendencias. ¿Somos el resultado de lo que son nuestros padres?

He visto a padres incapaces de reñir o llamar la atención a sus hijos cuando estaban molestando o alborotando en cualquier lugar. He visto a padres que no dejaban de reñir a sus hijos y amargarles en todo momento. Y también he visto a padres jugar con sus hijos y padres que querían a sus hijos.

Un padre no es un amigo, es un padre.

Tenemos derecho a saber, tenemos derecho a conocer.

Alguien tendrá que comunicar esos principios del bien y del mal y alguien tendrá que encargarse de que esos valores permanezcan y no se pierdan. Podría ser la escuela o la Iglesia. ¿Somos el resultado de lo que nos enseñan los otros?

Uno sólo es responsable de lo que hace.

Tenemos derecho a conocer y a saber. Sin la cultura no hay alfabeto ni números ni códigos, no hay libros. Sin la educación no podríamos ni siquiera seguir unas normas de un código de circulación. Quienes incumplen las normas de circulación, lo hacen porque no las conocen o porque están convencidos de que están aquí por encima de los otros. Les han inculcado a fuego desde pequeños en su entorno familiar, probablemente, que eran los amos. Y ellos se lo han creído.

Porque, muchas veces la educación consiste en decir “no”.

¿Quién aprende? Aprende aquél que hace que trabajen las orejas y abre los ojos y está dispuesto a escuchar al otro y a dejarse sorprender por razones nuevas. Aprende aquél que, caiga quien caiga, no teme escuchar argumentos y enfrentarse.

O estamos encerrados y atrapados, solos y sin horizonte sin saber ni voluntad de saber o salimos afuera y vemos más allá de nuestro patio y miramos más allá donde hay otros.

En última instancia uno está llamado a ser uno mismo.

(Carta al director de LAVERDAD, publicada en el diario murciano)

Advertisements

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: