Luna de Armstrong


Twitter: @eugenio_fouz

Sólo un loco quiere hacer esto. Y es que uno tiene que ser un poco raro para entrar en un mundo de preguntas y dudas inesperadas, solo. Saber que no sabe apenas nada en una tierra irregular e inmensa, con cráteres y trampas. Ser como un astronauta escarlata caminando a tientas en un planeta inhóspito, desprotegido y sin apenas amigos.

Armstrong empieza a partir de cero y sabe bien que el estado natural del estudiante es la ignorancia. Cree en las preguntas y en las respuestas, avanza siempre de frente cara a la incertidumbre dejando su espalda a merced del enemigo. Defiende el diálogo, la disidencia y la perspectiva. Piensa “todo es nuevo” todos los días. Adora las letras y los libros. Filosofa a diario sobre la vida.

Este individuo hablador pide peras al olmo y descubre  el lado bueno de las cosas. Busca y rescata a niños perdidos, siente pasión por la lectura, el entendimiento y la cordura. Un buen profesional nace y también se hace. Un astronauta colecciona libretas, tizas y libros, no teme al fuego y es pacífico.

Dios existe o no existe, la verdad y la justicia. Cree en el otro, es tolerante y dedica mucho tiempo a su trabajo. El hombre es buena gente y suele andar pensativo. Agradece a la Luna una vida que cree que no merece.

Tags: , , , , ,

2 Responses to “Luna de Armstrong”

  1. Európides Says:

    A veces son los locos los que escriben bellas canciones, los que crean grandes obras o los que realizan grandes hazañas.

    Yo lo considero un sinónimo de aventurero, temerario, valiente… Al margen de que la locura tenga también su parte síquica, claro.

    En toda profesión u oficio, es bueno hacerse un propio examen con el fin de mejorar en la metodología para que cuando se impartan conocimientos, éstos sean adquiridos por el ouente con mayor facilidad.

    Incluso el captar la atención de los alumnos en un momento determinado es ideal para que esa parte más importante de lo que se expone, se les quede grabada en la mente para siempre.

    Es bueno mejorar, estar al día y estar preparado, para estar además lleno de satisfacción, al entender que lo que se hace, además de con voluntad, con una exhaustiva preparación.

    ¿Cuanto tiempo estaría Armstrong preparándose para dar esos pasos en la Luna? Imagino que cien mil veces más del tiempo que estuvo pisándola.

    El hacer las cosas bien, ayuda a estar uno bien consigo mismo y por lo tanto, debo felicitarte por esos rescates a niños perdidos y por la pasión hacia la lectura.

    Un abrazo.

  2. Eugenio Fouz Says:

    Estimado Európides:
    muy honrado con su extenso comentario y tomo nota de lo que dice.
    Reciba un saludo cordial,
    Eugenio Fouz

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: