Examen de conciencia


quino_felipe

Hay quien es inquieto por naturaleza y no deja de pensar o imaginar. Hay quien busca constantemente soluciones o ideas nuevas para mejorar las cosas.  Alguien que es incapaz de hacer algo que no le guste o no le apasione. Cuando algo le disgusta se le nota. Es de los que toma sus responsabilidades y asume sus derrotas.

Ha dejado de creer que la pedagogía es una tontería-porque sí, llegó a pensar que los métodos pedagógicos no servían para casi nada-. Le gustan los libros,  ayudan a pensar, y dio con un libro sobre enseñanza de Javier Mahíllo con un título poderoso: “¿Sabes enseñar?”. Suele tomar notas y copiar pensamientos y ejemplos en un  cuaderno. Comenzó una agenda exclusiva de notas propias y ajenas sobre pedagogía.

Preparaba papeles con nociones básicas de vocabulario, listas de palabras, ejercicios de repetición y copia para los alumnos con carencias de conceptos en el uso de una lengua extranjera, como por ejemplo conocer los días de la semana, los pronombres de objeto o los números ordinales. Ha visto alumnos llenos de dudas en cuestiones tan elementales como estas. No le avergüenza preparar esas hojas ni debe avergonzarse el alumno de tener que hacerles frente.

Ha querido organizar todos los trabajos y textos de años anteriores, y se ha dedicado a elaborar listados de textos, ejercicios. Ahora mismo está pendiente la preparación de exámenes de prueba o “mock exams” que considera de utilidad. Este año se ha propuesto incluir otra lectura graduada más en cada curso de inglés, y así se pasa de hacer una lectura obligatoria (objetivo inalcanzable para algunos estudiantes) a dos lecturas obligatorias. La idea de añadir una lectura es facilitar la habituación a esta actividad. La lectura graduada será de un nivel inferior siempre, y generará confianza y soltura en el estudiante.

El acto de la lectura es una actividad irrenunciable en el aprendizaje de una lengua: extranjera o nativa. Además puede repetirse, realizarse a un ritmo propio, en soledad, en compañía de los otros estudiantes, y requiere el uso de un diccionario.

Además como novedad este año, se elige un día de la semana como “dictionary day” en el que todos los estudiantes deben traer sus diccionarios y usarlos, mejorando el aprendizaje de la lengua inglesa, vocabulario, pronunciación y la comprensión de cualquier texto escrito. La actividad de traducción puede parecer difícil y lenta pero es fundamental para el aprendizaje de una lengua extranjera. De hecho, estas traducciones escritas son semanales y evaluables.  Estas estarían destinadas a la preparación para el objetivo de la lectura en el segundo y tercer trimestre de dos libros graduados.

Uno se ha empeñado en exigir a sus alumnos que hablen en lengua inglesa siempre en clase. Hasta la fecha se han realizado 4 intercambios culturales con Inglaterra de inmersión en familias inglesas durante una semana en aquel país y el mismo tiempo en el nuestro.

Este año por primera vez se inicia una experiencia de “penpal writing” a partir de la propuesta de un profesor inglés de español en el sur de Inglaterra y ha apuntado a los alumnos interesados en un correo escolar de grupo. Uno cree que la escuela va más allá del aula.

Se ha puesto en marcha una “Plataforma Educativa” movida por un profesor de Informática y en esa plataforma los profesores de forma voluntaria proponen ejercicios, textos o exámenes resueltos, a la que también se ha apuntado.

Otra novedad es la redacción de recordatorios en hojas sueltas para todos los alumnos -“Reminders”- con consejos de cómo estudiar o qué no hacer en el aula y con el anuncio de las oportunidades en la escuela, los proyectos nuevos o cualquier idea de interés.

 

Este año será el sexto año que se presenta a las convocatorias de prensa en la escuela de “El País de los estudiantes” promovidas por ELPAÍS. Lo más reciente este año es la participación en la “Primera Edición de miperiódicodigital” organizada por LA VERDAD GRUPO MULTIMEDIA y con el apoyo de la Consejería de Educación de la Comunidad Murciana.

 

Y volviendo a ese libro de Mahíllo sobre pedagogía este profesor se quedaba entusiasmado con algunos apartados en los que el autor recomendaba claramente qué hacer para lograr las clases más aburridas del mundo, y daba buenos consejos. Y alguno de los que leía no los habría necesitado porque los cumplía quien escribe ahora a rajatabla. Mejorar es posible.

El fracaso consiste en no creer en la mejora silenciosa, en el esfuerzo y en el hábito de lectura y estudio.

 

Y con todo, encuentra a alumnos que confiesan que no aprenden nada interesante en la escuela. Alumnos que postulan aprender al aire libre, fuera del aula. Entienden que el profesorado y los libros tienen su parte de culpa.

 

Y no deja uno de sorprenderse, pararse a pensar y tener en cuenta lo que le dicen. Recuerda ahora a la maestra que le enseñó a leer-a interpretar el lenguaje escrito-, y reflexiona sobre su vida de alumno cuando era niño y adolescente y su falta de soberbia. Fue más lento a la hora de ser crítico con quienes le enseñaron tanto. Ahora sabe que muchos estudiantes no conocen el esfuerzo de verdad, no leen libros como “La Celestina” o cualquier otro clásico. Y también cree que no son todos, sino unos cuantos.

Los hay que no son capaces de estar 2 horas seguidas con un libro, trabajando o repasando. Hay quienes creen que la memoria es algo ridículo e innecesario.

Y los hay que no son así.

 

Ha oído varias veces que lo que un alumno quiere es aprobar por encima de todo lo demás. Ha tenido que escuchar a quien le culpaba de la escasa atención o la falta de interés por su clase y la acusación de su dejadez al no preocuparse por la motivación que cada uno debe procurarse.

 

También señala alguien que debería valorarse el esfuerzo del alumno al realizar un ejercicio, aun habiéndolo resuelto de forma errónea, y valorarlo con un punto positivo. Así las cosas, la situación implicaría calificar positivamente todo esfuerzo bueno o malo y pasar con la calificación de aprobado a todo alumno mediocre que hiciese ejercicios y mostrase un esfuerzo. Asistir a clase y hacer todo mal, pero hacerlo supondría estar capacitado según esta idea.

 

Algunos hablan de integrar la lengua inglesa en otras asignaturas, mientras que hay quienes pretenden las explicaciones de la asignatura de Inglés en castellano. Es preciso un nivel de exigencia y disciplina para el aprendizaje. Se hace necesaria una revisión de pensamientos e ideas y un examen de conciencia.

 

 

Advertisements

Tags:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: