Poetry and verse

23 October 2016

twitter: @eugenio_fouz


Lord Byron

The following fast descriptions of types of poetry under the name of Gary R. Hess might be a great help for those like you and me writing verses. Excellent collection and cross reference lines too.



Gary R. Hess

“This article contains the many different poem types. These include all known (at least to my research) forms that poems may take.


A poem that has five lines and creates a mood, picture, or feeling. Lines 1 through 4 are made up of words, phrases or clauses while the first word of each line is in alphabetical order. Line 5 is one sentence long and begins with any letter.


Poetry that certain letters, usually the first in each line form a word or message when read in a sequence. Example: Edgar Allan Poe’s “A Valentine”.


A poem that tells a story similar to a folk tale or legend which often has a repeated refrain.


Poetry which has three stanzas of seven, eight or ten lines and a shorter final stanza of four or five. All stanzas end with the same one line refrain.

Blank verse

A poem written in unrhymed iambic pentameter and is often unobtrusive. The iambic pentameter form often resembles the rhythms of speech. Example: Alfred Tennyson’s “Ulysses”.


A poem written about one self’s life, personality traits, and ambitions. Example: Jean Ingelow’s “One Morning, Oh! So Early”.


Poetry that treats a serious subject as humor. Example: E. E. Cummings “O Distinct”.


Medieval Italian lyric style poetry with five or six stanzas and a shorter ending stanza.

Carpe diem

Latin expression that means ‘seize the day.’ Carpe diem poems have a theme of living for today.


Poetry with five lines. Line 1 has one word (the title). Line 2 has two words that describe the title. Line 3 has three words that tell the action. Line 4 has four words that express the feeling, and line 5 has one word which recalls the title.


Poetry which holds the principles and ideals of beauty that are characteristic of Greek and Roman art, architecture, and literature.


Also known as “size poetry”. Concrete poetry uses typographical arrangements to display an element of the poem. This can either be through re-arrangement of

letters of a word or by arranging the words as a shape.


This type of poem is two lines which may be rhymed or unrhymed. Example: Walt Whitman’s “To You”.

Dramatic monologue

A type of poem which is spoken to a listener. The speaker addresses a specific topic while the listener unwittingly reveals details about him/herself.


A sad and thoughtful poem about the death of an individual. Example: Gary R. Hess’s “1983”.


An extensive, serious poem that tells the story about a heroic figure.


A very short, ironic and witty poem usually written as a brief couplet or quatrain. The term is derived from the Greek epigramma meaning inscription.


A commemorative inscription on a tomb or mortuary monument written to praise the deceased. Example: Ben Jonson’s “On My First Sonne”.

Epithalamium (Epithalamion)

A poem written in honor of the bride and groom.

Free verse (vers libre)

Poetry written in either rhyme or unrhymed lines that have no set fixed metrical pattern.


Poetry created by taking words, phrases, and passages from other sources and re-framing them by adding spaces, lines, or by altering the text with additions or subtractions.


A short lyrical poem that arose in Urdu. It is between 5 and 15 couplets long. Each couplet contains its own poetic thought but is linked in rhyme that is established in the first couplet and continued in the second line of each pair. The lines of each couplet are equal in length. Themes are usually connected to love and romance. The closing signature often includes the poet’s name or allusion to it.


A Japanese poem composed of three unrhymed lines of five, seven, and five morae, usually containing a season word.

 Horatian ode

Short lyric poem written in two or four-line stanzas, each with its the same metrical pattern, often addressed to a friend and deal with friendship, love and the practice of poetry. It is named after its creator, Horace.

Iambic pentameter

One short syllable followed by one long one five sets in a row. Example: la-LAH la-LAH la-LAH la-LAH la-LAH. Used extensively in sonnets.

Idyll (Idyl)

Poetry that either depicts a peaceful, idealized country scene or a long poem telling a story about heroes of a bye gone age.

Irregular (Pseudo-Pindaric or Cowleyan) ode

Neither the three part form of the pindaric ode nor the two or four-line stanza of the Horatian ode. It is characterized by irregularity of verse and structure and lack of correspondence between the parts.

Italian sonnet

A sonnet consisting of an octave with the rhyme pattern abbaabba followed by six lines with a rhyme pattern of cdecde or cdcdcd.


A long narrative poem, especially one that was sung by medieval minstrels.


A short sometimes vulgar, humorous poem consisting of five anapestic lines. Lines 1, 2, and 5 have seven to ten syllables, rhyme and have the same verbal rhythm. The 3rd and 4th lines have five to seven syllables, rhyme and have the same rhythm.


A poem that is made up of a list of items or events. It can be any length and rhymed or unrhymed.


A poem that expresses the thoughts and feelings of the poet. Many songs are written using this type of writing.

Memoriam stanza

A quatrain in iambic tetrameter with a rhyme scheme of abba — named after the pattern used by Lord Tennyson.


Poetry that tells about the word. It uses the letters of the word for the first letter of each line.


A poem that tells a story.


A lengthy lyric poem typically of a serious or meditative nature and having an elevated style and formal stanza structure. Example: Sappho’s “Ode to a Loved One”.


A poem that depicts rural life in a peaceful, romanticized way.


A 14-line sonnet consisting of an octave rhyming abbaabba followed by a sestet of cddcee or cdecde

Pindaric ode

A ceremonious poem consisting of a strophe (two or more lines repeated as a unit) followed by a an antistrophe with the same metrical pattern and concluding with a summary line (an epode) in a different meter. Named after Pindar, a Greek professional lyrist of the 5th century B.C.


A stanza or poem consisting of four lines. Lines 2 and 4 must rhyme while having a similar number of syllables.


A rhyming poem has the repetition of the same or similar sounds of two or more words, often at the end of the line.

Rhyme royal

A type of poetry consisting of stanzas having seven lines in iambic pentameter.


A poem about nature and love while having emphasis on the personal experience.


A lyrical poem of French origin having 10 or 13 lines with two rhymes and with the opening phrase repeated twice as the refrain.


A short Japanese style poem, similar to haiku in structure that treats human beings rather than nature: Often in a humorous or satiric way.


A poem consisting of six six-line stanzas and a three-line envoy. The end words of the first stanza are repeated in varied order as end words in the other stanzas and also recur in the envoy.


A 14-line sonnet consisting of three quatrains of abab cdcd efef followed by a couplet, gg. Shakespearean sonnets generally use iambic pentameter. Example: Shakespeare’s “Sonnet 2”.


Poetry written in the shape or form of an object. This is a type of concrete poetry.


A lyric poem that consists of 14 lines which usually have one or more conventional rhyme schemes.


Intended primarily for performance, sound poetry is sometimes referred to as “verse without words”. This form is seen as the bridging between literary and musical composition in which the phonetics of human speech are used to create a poem.


A Japanese poem of five lines, the first and third composed of five syllables and the other seven.

Terza Rima

A type of poetry consisting of 10 or 11 syllable lines arranged in three-line tercets.


A single metrical line of poetry.


A 19-line poem consisting of five tercets and a final quatrain on two rhymes. The first and third lines of the first tercet repeat alternately as a refrain closing the succeeding stanzas and joined as the final couplet of the quatrain.


The visual arrangement of text, images, and symbols to help convey the meaning of the work. Visual poetry is sometimes referred to as a type of concrete poetry.




Cómo entender los números romanos (latín)

23 October 2016

twitter: @eugenio_fouz


(Albert Uderzo)

Para leer y escribir números romanos existen una serie de reglas que hay que tener en cuenta. En el slideshare incrustado a continuación he recogido explicaciones y ejemplos de varias páginas web.


“Carta al padre” (por Ramón Paraíso)

22 October 2016

twitter: @eugenio_fouz


(Frank Kafka)

Ramón Paraíso ha sido mi tutor en el curso de INTEF “Alfabetizaciones múltiples”. Tiene una cuenta en Twitter y escribe un blog. De todos los textos suyos, este de “Carta al padre” me ha gustado más que ningún otro. Yo también leí “Carta al padre” de Kafka.


Carta al padre

Publicado por Ramón Paraíso

“Recuerdo que hace muchos años compré y leí en Praga Carta al padre, la tremenda misiva que Kafka escribió a su progenitor criticando abiertamente su comportamiento con él a lo largo de su infancia y juventud. La verdad es que, a pesar de los motivos y razones que tuviera el escritor checo para lanzar semejante diatriba contra su padre, el libro me pareció una pasada de frenada absoluta, y eso que por aquel entonces andaba yo un tanto mosqueado con el mío.

El caso es que recuerdo leer la carta de marras y pensar mucho en mi padre. Y no precisamente porque lo descrito en ella se asemejara a nuestra relación, de ningún modo. Su lectura me dejó la sensación, seguramente equivocada, de que Kafka estaba siendo injusto y excesivamente duro para con su padre y recuerdo reflexionar sobre si no habría cometido yo alguno de esos excesos en muchas de mis críticas más o menos abiertas al mío. Me temo que a menudo no hay jueces más severos e intransigentes que los propios hijos, aunque creo que cuando pasamos a la categoría de padres conseguimos relativizarlo todo un poco y ver un poco más allá del ombligo reluciente de nuestra propia infancia.

Y me doy cuenta de que mucho de lo escrito en estas páginas sobre educación está claramente influenciado por mi padre y su manera de ver y de afrontar la vida. No era persona de muchas palabras, la verdad. No obstante, pienso en conceptos que necesito a menudo en mi profesión y que incluso intento transmitir a mi alumnado como autonomía, iniciativa, compromiso, profesionalidad o capacidad de resolver situaciones diversas y me doy cuenta de que todo ello lo aprendí yo rodeado de pinceles y brochas subido en un andamio, con mi padre apretando a nuestro lado, sin darnos demasiada tregua, todo sea dicho. Porque también se equivocó mucho, claro, igual que todos lo hacemos.

Hace ya tiempo que uno saldó las cuentas pendientes y ahora que mi padre se ha ido lo único que quiero es poner en valor todo lo aprendido con su ejemplo. Especialmente en lo relativo a la confianza y autonomía recibidas para tomar nuestras propias decisiones sabiendo que, pasara lo que pasara, ahí iban a estar ellos para recogernos en la victoria o en la derrota. Y cuando todo se encara así, cuando el apoyo es tal, normalmente hay muchas más de las primeras.

Así que solo espero estar a su altura y que, dentro de mucho tiempo, cuando un servidor falte, el terrible desasosiego provocado por la ausencia del padre se vea en lo posible mitigado por la calidez de su recuerdo. Será señal de que nos hemos acercado siquiera a su ejemplo y quizá así nos libremos de una carta como la escrita por Kafka a su padre. Yo, por mi parte, puedo asegurar que la que escribiré al mío será muy pero que muy distinta.

Te quiero mucho, padre.”

18 de octubre de 2016, escrito por Ramón Paraíso y publicado en su blog “De Vuelta”.


Sobre los libros y la literatura (Borges)

21 October 2016

twitter: @eugenio_fouz


Una amiga comparte a través de Facebook esta nota del escritor argentino.

Gracias, María S.

La respuesta de un profesor español indignado al experto en educación Marc Prensky

21 October 2016

twitter: @eugenio_fouz


Gregory Peck (Matar a un ruiseñor, Harper Lee)

Leo un artículo de prensa fechado hace dos años que no me deja para nada indiferente. Lo firma Alberto Royo. Busco en google su nombre pretendiendo llegar a él a través del Bosque Sagrado que es Twitter. Lo encuentro con una cuenta bajo el nombre de Profesor Atticus. Tiene pocos seguidores en la red ratificando la idea profética de Rubén Caviedes (autor en Jot Down magazine) que evoca la figura del filósofo Sócrates en el mundo de hoy, poco popular y casi anónimo en redes sociales. Ya había ocurrido algo parecido con otro articulista, Gonzalo Ugidos  (@kalminari). En fin, el profesor de música es @profesoratticus en Twitter. Dejo el texto íntegro escrito por Alberto Royo a continuación:


Alberto Royo

Uno intenta ser siempre moderado en sus valoraciones, pero cada vez es más difícil analizar con seriedad y mesura, evitando la causticidad como válvula de escape, las ocurrencias de quienes se dicen (y a quienes se denomina) «expertos educativos». Y son legión. Abundan, proliferan y se multiplican de forma exponencial. Y lo peor es que sus vacuas pero seductoras suposiciones son tenidas en cuenta y amplificadas por los medios de comunicación. Este y no otro es el motivo por el que, una vez más, me veo obligado, por responsabilidad cívica y dignidad profesional, a salir al paso de los dislates proferidos (y recogidos en ABC) por Marc Prensky, consultor, «experto educativo» reconocido mundialmente como tal.

En una entrevista publicada en la edición digital de ABC, el «experto» Prensky lo daba todo, comenzando por el soberbio (y no va con segundas) titular: «Los profesores de hoy deberían eliminar las clases magistrales». No quiero extenderme demasiado en esto de la magistralidad despreciada, todo un mantra de la neoexpertología educativa, pero sí quiero recordar que una clase magistral es aquella en la que el docente demuestra al discente su maestría (su pericia, su oficio, su sapiencia, su conocimiento…). La palabra «magistra» hace referencia al propio ejercicio del magisterio, esto es, de la enseñanza.

Otra cosa es que Prensky, como muchos de los que participan de esta moda de reprobar al profesor y explicarle cómo debe trabajar, se empecine en asociar la autoridad intelectual de quien atesora el conocimiento con oscuras intenciones humillar y/o atormentar a quienes no saben, precisamente porque requieren de alguien que les enseñe (si todos supieran, no sería necesaria la trasmisión de estos conocimientos), como si saber más (y, en principio, como digo, debemos admitir que entre profesor y alumno el primero sabe más que el segundo) conllevara la voluntad de afear la inferioridad del otro.

Así, se impone una igualdad ficticia entre ambos que evita que el «pobre» alumno pueda sentirse afligido, se desdeña la capacidad del profesor y se caricaturiza su labor, tanto más cuanto mayor sea la competencia de este y sus deseos de formar a un nivel de excelencia. Y llegamos de esta manera a la unión, más que forzada pero ya habitual, entre la idea de clase magistral y la de degradación, doblegamiento, vejación del alumno. No exagero. Según Prensky, «la realidad en la que viven los niños y jóvenes es cada vez más cambiante, incierta, compleja y ambigua» (infortunados pequeñuelos), «su capacidad de atención no ha cambiado» (la perspicacia no parece caracterizar a Mr. Prensky). «Pero», continúa, «sí» han cambiado «su tolerancia y sus necesidades». «No quieren charlas teóricas», sigue. «Quieren que se les respete, se confíe en ellos, y que sus opiniones se valoren y se tengan en cuenta».

O sea, que los chicos no quieren teoría. Y, si no quieren, ¿quiénes somos nosotros para aburrirlos con nuestras batallitas? Quieren que se les respete, se confíe en ellos y se valoren sus opiniones. Bien, no conozco profesores que entren en clase con deseos irreprimibles de faltar al respeto al alumno de la cuarta fila (en todo caso de que no se lo falten a él, si no es abusar). En cuanto a la confianza en los alumnos, me resulta una reclamación ciertamente sui generis. ¿Debo confiar en mis alumnos? No lo sé. ¿En todos? ¿Por qué? ¿Confiar en qué sentido?

Esto me recuerda a una señora muy educada, fan de la Educación Waldorf, con la que coincidí en un debate, que me preguntaba, fuera de cámara, si «quería» a mis alumnos. «Querer, querer…», le dije yo, «…más que nada los respeto…» ¿Y sus opiniones? Pues no tengo especial interés en no valorarlas, pero tampoco en hacerlo a toda costa. No creo que sea esa mi función como docente. ¿Son relevantes las opiniones de mis alumnos? ¿Respecto a qué? ¿Tengo que escucharlos antes de presentar una actividad, plantear unos contenidos o corregir un examen?

Sinceramente, no creo que el alumno deba ser, de ninguna manera, el centro de la educación sino exclusivamente el beneficiario. Es esta una concepción de la enseñanza de consecuencias, no imprevisibles, porque ya estamos comprobando el resultado de la pedagogía chachi, sino nefastas, y que convierten a nuestros alumnos en ignaros narcisistas que encima creen tener derecho a decidir cómo debemos los docentes ejercer nuestra profesión. Es decir, lo mismo que los expertos.

Opina Mr Persky que «el nuevo modelo de pedagogía» debe ser «intuitivo» (admirable estrategia para cargarse de un plumazo todo intento de instrucción rigurosa). Pero esto no acaba aquí. «El profesor», asegura nuestro experto, no debe tener respuestas sino preguntas («preguntas-guía», las llama; también «co-asociación») «que facilitar a los alumnos» y, en algunos casos, sugerencias de posibles herramientas y lugares para empezar y proceder.

De forma que el que antaño era depositario del conocimiento pasa a ser una especie de pringadete que media entre el alumno y lo que sea que quieran estos tipos que aprenda, sea en la internete (las nuevas tecnologías, ¡cómo no!) o en la mismidad de la vida, que, ya se sabe, es «la mejor Universidad». Y encima se permite el hombre exigir al profesor que «diseñe el proceso de aprendizaje» (¿Mande? ¿Que diseñe qué? ¿Las preguntas que deben hacerse los alumnos? Y de manera intuitiva, por descontado) y que “garantice la calidad” (esto ya es directamente grosero).

Aquí queda pues esta humilde semblanza (espero haberle hecho justicia) de «uno de los pensadores más influyentes en el ámbito de la educación internacional».

Así nos luce el pelo.”

Alberto Royo es licenciado en Historia y Ciencias de la Música y profesor de Secundaria, además de presidente de la Asociación de Profesores de Secundaria de Navarra y Secretario General de la Federación de Sindicatos de Profesores de Secundaria SPES.

[Escrito por Alberto Royo y publicado en  ABC, 23-11-2014. ]


Remember when you started to like a coursebook because of these little things

21 October 2016

twitter: @eugenio_fouz


[James Huggins, @james_madeinme on Twitter]

The coursebook on Baccalaureate this year provides students with good stuff for learning and communication. There are plenty of videos, audios and texts. The language used in the book occupies a varied range of registers. The editor on this occasion is Ben Wetz, a well-known imaginative, original teacher. I like the apppendixes on vocabulary and grammar. The Vocabulary Workshop helps the student to focus on the topic from every lesson.

I must confess I have just started to work with the stuff and in the first two lessons I knew it was going to be interesting, funny, enjoyable to me.

To give just an example, I fell immediately fascinated with this poem which is on page 18. [Skills extra. Unit 1. Key to Bachillerato, Ben WETZ (Oxford, 2014. OUP)]


Remember When

A Poem About Technology by: James S. Huggins’ Refrigerator Door

“A computer was something on TV

From a sci fi show of note.

A window was something you hated to clean

And ram was the cousin of goat.


Meg was the name of my girlfriend

And gig was a job for the nights.

Now they all mean different things

And that really mega bytes.


An application was for employment.

A program was a TV show.

A curser used profanity.

A keyboard was a piano.


Memory was something that you lost with age.

A CD was a bank account.

And if you had a 3 1/2″ floppy

You hoped nobody found out.


Compress was something you did to the garbage

Not something you did to a file.

And if you unzipped anything in


You’d be in jail for a while.


Log on was adding wood to the fire.

Hard drive was a long trip on the road.

A mouse pad was where a mouse lived.

And a backup happened to your



Cut you did with a pocket knife.

Paste you did with glue.

A web was a spider’s home.

And a virus was the flu


I guess I’ll stick to my pad and paper

And the memory in my head.

I hear nobody’s been killed in a

computer crash,

But when it happens they wish they were dead.”

[poem written by James Huggins]



33 ways to stay creative & the woman runner (slideshare)

14 October 2016

twitter: @eugenio_fouz



Robert Zimmerman, el poeta de las letras enmarañadas, gana el Premio Nobel de Literatura 2016

14 October 2016

twitter: @eugenio_fouz


Bob Dylan no me gustó nada la primera vez. Luego me volví un maniático y no podía parar de escuchar sus canciones durante horas. Me alegra mucho el galardón sueco al poeta americano.


Google Cooche

12 October 2016

twitter: @eugenio_fouz


Foto: ELIJAH NOUVELAGE/REUTERS.- 11102016; Estados Unidos / #CocheGoogle| El coche autónomo de Google ya conduce mejor que un adolescente. Así lo asegura la propia compañía, a raíz de los resultados obtenidos después de probar su vehículo durante dos millones de millas (más de tres millones de kilómetros). El informe revela que hasta el momento se han contabilizado 18 accidentes con sus coches autónomos, de los cuales hay algunos en los que ni siquiera han tenido la culpa. “Estamos construyendo un conductor”, dice Dmitri Dolgov, jefe del proyecto en Google.

Entre las numerosas pruebas a las que han sido sometidos los vehículos está la más importante: su capacidad de reacción ante obstáculos y situaciones imprevistas. Por ejemplo, en uno de sus trayectos probaron que un ciclista cruzara la calle desde la izquierda mientras una mujer con un carrito de bebé hacía lo mismo desde la derecha. El coche de Google frenó lentamente permitiendo el paso hacia ambas direcciones, mientras que un automóvil que iba a su lado, conducido por una persona, se detuvo con demasiada brusquedad. “Las dos millones de millas son un número redondo, pero lo realmente importante es la calidad de la conducción en esas millas y la experiencia adquirida”, añade Dolgov.


Netizen poet & blogger, profesor de inglés.

Me llamo @eugenio_fouz

y soy twitter-adicto.



Google Cooche

A quien navegue solo por mares digitales y crea que este podría ser un buen momento para relajarse, permítame recomendarle la lectura de un disparatado libro de viajes firmado por Jonathan Swift. Tal vez el navegante que ojea los periódicos disfrute ahora de una conducción segura en un automóvil sin conductor similar al Google Cooche de la fotografía porque no tiene que preocuparse de maniobras ni nada. Resulta irónico pensar que hace unos años a nosotros nos preocupase aprender a conducir y aprobar exámenes para pilotar un vehículo de motor. El prototipo de “self-driving car” de Google no tiene este problema. En realidad, no siente ni padece emociones.

El Google Cooche blanco e inmaculado de la imagen parece un juguete listo. Quiero decir, listo para estrenar. Nuevecito como un huevo. El vehículo inteligente no incumple las normas de tráfico ni paga multas. La automatización vista así no parece una mala idea. Este automóvil ha registrado pocos accidentes, que en la mayoría de los casos no fueron culpa suya. Si es que se puede hablar de la culpa de un robot.

Uno se da cuenta, desolado, de que el hombre contará cada vez menos en la conducción y de la misma manera en la vida moderna. Frente a la perfección fría de una máquina, de un coche auto-pilotado o un teléfono inteligente el ser humano importa poco.

No olvido hablarle del libro de Swift: “Los viajes de Gulliver”. Léalo y aprenderá cosas sobre las leyes del universo, entenderá a la humanidad entera (incluidas las mujeres), la perspectiva y la nobleza de los animales que habitan en el país de los Houyhnhnms. El lector de fondo quizás vislumbre cierto paralelismo entre la superioridad de los pobladores de ese país extraño y el sometimiento actual de la especie humana. 

[publicado el día 11 de octubre de 2016, martes en @TheObjective_es vía #ElSubjetivo]

Lea si quiere la versión original aquí:




Anne Sullivan (“The Miracle Worker”)

12 October 2016

twitter: @eugenio_fouz


Anne Sullivan fue la institutriz que salvó la vida a Helen Keller



Elements of True Gentlemen

if all else fails...use a hammer

an exercise in percussive maintenance

Tiny Texts

Read, listen & learn a littleEnglish


El primer blog de Garrafón en habla hispana

Mitzie Mee Blog

Bangkok - Dubai - Las Vegas - Los Angeles - New York - Tokyo. A blog about travel, food and life in Dubai.

No More Spanglish!

¿Necesita saber inglés para trabajar? Mejore su inglés eliminando los errores más comunes.


Making her way back to Neverland one day at a time...

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.


crear siempre, aprender y guardar la llama