La noche iluminada

17 November 2017

twitter: @eugenio_fouz

El jueves 17 volvía a casa después de un día en el que se me repetía, de verdad, sin querer el verso de Neruda una vez y otra del poema de amor que parecía más bien la canción desesperada “puedo escribir los versos más tristes esta noche“.

Eran apenas las 7 de una tarde de otoño cuando se caía la noche cerca del río y la luz en medio del bosque, como en un cuento, dibujó la puerta abierta de la casa del ogro, la bruja de Caperucita o vaya usted a saber si la misma puerta del hogar donde duermen los 7 enanitos.

Aquí afuera, el frío, la soledad y la tristeza negra. Allí dentro, se adivina un cierto calor, luz blanca y confort para este exilio interior. En un instante pensé, “tal vez valga la pena atreverse a verse el reflejo en el espejo. Quizás pruebe a leer 6 líneas o 7 de un libro viejo en la Biblioteca“. El semáforo pasó vergüenza, vamos que se puso rojo, yo me detuve justo enfrente del cartel, a menos de 7 metros de él, apunté con mi alma mi arma y disparé clac, clac la cámara del juguetito electrónico al que todos llaman teléfono. Quise guardar la metáfora de la puerta abierta y el libro erguido, disponibles los dos para quien busque cobijo entre las paredes de una casa, las letras, los cuentos infantiles, (también los cómics, Funes) o las personas buenas.

Pensé en una novela de Scott Fitzgerald, en los rezos de “la noche oscura” de San Juan de la Cruz y en la Biblioteca de Murcia situada en el número 17 -vaya, vaya- de la avenida de Juan Carlos I. No me diga que no es casualidad también contar el número mágico de letras vivientes en el nombre elegido para el soporte de lectura digital por la Biblioteca Regional, eBiblio. Vale, 7.

*

Esa misma noche llego al claro del bosque y comparto la fotografía con otros pájaros azules. Uno de ellos se recrea en un nuevo canto.

Gracias, @brmu

*

Advertisements

“et cetera”

17 November 2017

twitter: @eugenio_fouz

La palabra "etcétera" se escribe así en castellano y en dos palabras en latín original: et cetera

*

Diccionario de la RAE

etcétera

Del lat. et cetĕra ‘y lo demás’.

  1. expr. U. para sustituir el resto de una exposición o enumeración que se sobrentiende o que no interesa expresar. Se emplea generalmente en la abreviatura etc. U. t. c. s. m.

Real Academia Española

*

Lea aquí la versión original:

http://dle.rae.es/?id=H3QU4GM

*

Public profile on LinkedIn, Gravatar and about.me

17 November 2017

twitter: eugenio_fouz

My public profiles on LinkedIn, Gravatar & about.me

Extract of LinkedIn public profile:

 

BLOGS, PORTFOLIO, SOCIAL MEDIA

BLOGS

notebloc.wordpress.com (efnotebloc)

mividacomoescritor.wordpress.com

efemoleskine.blogspot.com

PORTFOLIO

medium.com/@eugenio_fouz

SOCIAL MEDIA

twitter / facebook / G+

in / Goodreads / SlideShare

*

G-Drive:

LinkedIn

http://tinyurl.com/y9mhnvmb

**

Gravatar

http://tinyurl.com/y7sp3fyo

*

about.me

http://tinyurl.com/y9tptlly

*

El retrato más hermoso jamás pintado por una pluma

15 November 2017

twitter: @eugenio_fouz

(Arturo Pérez Reverte)

Al principio del revuelo que causó Chiquito de la Calzada, allá por los noventa, el autor de “El Club Dumas” ya quiso retratarle. Ayer por la mañana, mientras me desperezaba, a Carlos Moreno (el Pulpo) [@elpulpoCOPE] se le ocurrió leer unas líneas del artículo que sigue a continuación en su programa de radio “Poniendo las calles” y recordé la buenísima impresión con la que me había quedado entonces.

***

Este es el artículo publicado el 20 de noviembre de 1994 en «XL Semanal»:

Arturo Pérez Reverte (@perezreverte)

A Chiquito de la Calzada, por Arturo Pérez Reverte

¿Se da usted cuen, don Gregorio? Toda la vida persiguiendo los garbanzos de uno en uno, rodando por tablaos de mala muerte hecho un fistro y con más agujeros en el diodeno que la ventana de un chérif. Sesenta años que se le retratan a usted en la cara, doce lustros andaluces y flamencos palma va y palma viene, con el gaznate hecho polvo por los trasnoches y el Machaquito, buscándose la vida a cuatro duros. Y ahora resulta que basta un rato en la tele para que la gente le pida autógrafos, y le den palmaditas en la espalda, y Pepita, que es una santa por haberle aguantado a usted, pecador de la pradera, treinta y seis tacos de almanaque haciendo juegos malabares con la cartilla de ahorros, ya no tiene que andar preocupándose de qué echarle al puchero.

Cuánto me alegro, maestro. Sobre todo porque, como dice la copla, al arriba firmante lo que más le alegra es comer jamón serrano de pata negra y oír a un flamenco contar un chiste. Contarlo además como Dios manda, o sea, dándole a uno igual el chiste que sea, y atento a la manera, que es donde está el duende, por la gloria de mi madre; como una vez que oí a Paco Gandía, que es un monstruo, comprándole un periódico a Curro el de la Campana en la esquina de Sierpes, en Sevilla, y tuve que sentarme en la confitería para no caerme al suelo de risa. Mi mujer, que es rubia y de Huesca, dice que no le ve a usted la gracia. Pero ya sabe usted, don Gregorio, que en España los chistes según y cómo. De Despeñaperros arriba, la historia necesita gracia. De Despeñaperros abajo, el chiste nos da igual. La guasa está en quién y en cómo lo cuenta. Y cuanto más largo, mehó.

Pero me desvío del tema. Lo que quería decirle es que el otro día, mientras me contaba usted el del mono que le endiña el diodeno vaginal al león, o sea, yo le miré los ojos y me encontré de pronto allá, al fondo, toda la tristeza lúcida y resabiada de quien ha hecho muchas palmas y ha cantado muchas coplas mientras la vida le daba, por lo bajini, más cornás que un Vitorino loco. De pronto -y disculpe, maestro, si me meto en lo que no me importa- me pareció verle en las arrugas del careto, en las patillas y el pelo en caracolillo tras la oreja, en esos ojos tranquilos y zumbones, mucha cátedra de la vida y de la puñetera condición humana. De esa que tienen los viejos flamencos; la que nadie, le cuenta a uno sino que se aprende palmo a palmo, noche a noche mirando la vida desde el tablao, entre guitarristas y bailaoras de faralaes llenos de zurcidos, alegrándole la noche de sangría barata a rebaños de guiris que ni entienden lo que se les canta ni se les baila, ni maldito lo que les importa, o a señoritos de fino La Ina y pameses, bautizo en el cortijo, boda, despedida de soltero, cuéntanos otro, Chiquito. Esa mariquita que va por la calle. Ja, ja. Etcétera.

Por eso me alegro tanto de lo suyo, don Gregorio. Aparte de haber enriquecido con un par de nuevas palabras el lenguaje de los españoles -más de lo que han hecho en su vida muchos ilustres escritores y académicos-, es bueno que de vez en cuando aquí triunfe alguien que merezca la pena, no por lo que cuenta, sino por lo que es y lleva a cuestas en su vieja y abollada maleta. En este país donde el éxito suele ir ligado a niñatos canta-mañanas que nacen de pie, a demagogos de lágrima fácil o a tiburones de moqueta, compadre y pelotazo, usted, merced al único golpe de suerte de su vida, se lo acaba de montar a puro huevo, y eso tiene mucho mérito y nunca estará del todo pagao. Porque la gente no sabe que un flamenco contando un chiste es lo más trágico del mundo, y de ese desgarro es, precisamente, de donde sale la gracia. A ver si no, de qué. A ver cómo sobrevive uno en esta casa de putas si se lo toma, encima, por la tremenda.

En cuanto a lo que el diodeno dé de sí, bueno estará y usted lo sabe. Hay gente que sale en la tele y cree, ¿verdad?, que lo de firmar autógrafos y lo de muy bueno lo tuyo es algo que dura toda la vida. Parece mentira, pero en este país donde a uno lo aplauden y al día siguiente lo apuñalan con idéntico entusiasmo, menudean fistros con menos futuro que un espía sordo, de esos que creen que el triunfo llega y no se va nunca. Pero a usted, don Gregorio, no hay más que mirarle la cara. Usted tiene más mili que el cabo Tres Forcas, y nadie tiene que contarle de qué está hecho el éxito. Sobre todo el éxito de la tele, que suele actuar como un macró con las lumis: las pone al punto en las mejores esquinas y luego, cuando están quemadas y hechas polvo, las cede a los compadres de los puticlubs, a precio de saldo.

Así que Dios lo bendiga, maestro. Y que le dure.

20 de noviembre de 1994.-

*

Descargue y lea aquí el artículo de Pérez Reverte

vía G-Drive

http://tinyurl.com/y7ts58xq

*

Homenaje a Chiquito de la Calzada (Gregorio Sánchez)

13 November 2017

twitter: @eugenio_fouz

Juan Ramón Mora, @JRMora

El sábado, 11 de noviembre de 2017 muere (pero no muere) Chiquito de la Calzada. No muere porque la gente ha sacado todo el cariño que le guardaba y le ha homenajeado, imitado malamente, recordado y querido tanto que no muere. En este post recojo la viñeta de Juan Ramón Mora, el tuit de Raquel Martínez del informativo de la Primera, la grabación de un programa de Buenafuente, el culto de @ElMundoToday y no sigo porque es imposible. La Guardia Civil y la Policía Nacional le han dedicado tuits de homenaje. He visto un montaje fotográfico en el cual el malagueño marcaba el paso a los Beatles en el paso de cebra más famoso del mundo -Abbey Road-. Una empresa española publicaba ayer un anuncio en El País a toda página solicitando al rey Felipe VI la gracia de conceder al humorista el título de Conde de Mor.

*

Raquel Martínez vía Telediario TVE.-

**

@Buenafuente [Programa 1/ 2]

*

@Buenafuente [Programa 2/ 2]

**

http://www.elmundotoday.com/2017/11/dios-admite-en-el-cielo-al-primer-pecador/

@ElMundoToday

*

I´m not addicted to reading …

12 November 2017

twitter: @eugenio_fouz

Wakefield (Nathaniel Hawthorne)

12 November 2017

twitter: @eugenio_fouz

Quiero guardar un extracto del relato corto del escritor americano Nathaniel Hawthorne titulado Wakefield. La historia que se cuenta aquí es singular y extraña como lo es también la historia contada en El adversario de Emmanuel Carrère.

*

Wakefield, Nathaniel Hawthorne

“Recuerdo haber leído en alguna revista o periódico viejo la historia, relatada como verdadera, de un hombre -llamémoslo Wakefield- que abandonó a su mujer durante un largo tiempo. El hecho, expuesto así en abstracto, no es muy infrecuente, ni tampoco -sin una adecuada discriminación de las circunstancias- debe ser censurado por díscolo o absurdo. Sea como fuere, este, aunque lejos de ser el más grave, es tal vez el caso más extraño de delincuencia marital de que haya noticia. Y es, además, la más notable extravagancia de las que puedan encontrarse en la lista completa de las rarezas de los hombres. La pareja en cuestión vivía en Londres. El marido, bajo el pretexto de un viaje, dejó su casa, alquiló habitaciones en la calle siguiente y allí, sin que supieran de él la esposa o los amigos y sin que hubiera ni sombra de razón para semejante autodestierro, vivió durante más de veinte años. En el transcurso de este tiempo todos los días contempló la casa y con frecuencia atisbó a la desamparada esposa. Y después de tan largo paréntesis en su felicidad matrimonial cuando su muerte era dada ya por cierta, su herencia había sido repartida y su nombre borrado de todas las memorias; cuando hacía tantísimo tiempo que su mujer se había resignado a una viudez otoñal -una noche él entró tranquilamente por la puerta, como si hubiera estado afuera sólo durante el día, y fue un amante esposo hasta la muerte.

Este resumen es todo lo que recuerdo. Pero pienso que el incidente, aunque manifiesta una absoluta originalidad sin precedentes y es probable que jamás se repita, es de esos que despiertan las simpatías del género humano. Cada uno de nosotros sabe que, por su propia cuenta, no cometería semejante locura; y, sin embargo, intuye que cualquier otro podría hacerlo. En mis meditaciones, por lo menos, este caso aparece insistentemente, asombrándome siempre y siempre acompañado por la sensación de que la historia tiene que ser verídica y por una idea general sobre el carácter de su héroe. Cuando quiera que un tema afecta la mente de modo tan forzoso, vale la pena destinar algún tiempo para pensar en él. A este respecto, el lector que así lo quiera puede entregarse a sus propias meditaciones. Mas si prefiere divagar en mi compañía a lo largo de estos veinte años del capricho de Wakefield, le doy la bienvenida, confiando en que habrá un sentido latente y una moraleja, así no logremos descubrirlos, trazados pulcramente y condensados en la frase final. El pensamiento posee siempre su eficacia; y todo incidente llamativo, su enseñanza. (…)

Lea el relato completo aquí:

http://tinyurl.com/ybx6n8cb

[vía http://www.ciudadseva.com, @SlideShare]

*

How many times can you wear it between washes?

10 November 2017

twitter: @eugenio_fouz

*

Consejos de tráfico por @guardiacivil (vía @Twitter)

5 November 2017

twitter: @eugenio_fouz

@guardiacivil #consejosdetráfico

*

Conjugate verbs in the present simple tense (LEXICALS)

1 November 2017

twitter: @eugenio_fouz

*

Conjugation of English verbs

PRESENT SIMPLE TENSE

Lexical verbs

Affirmative, negative and interrogative forms

affirmative form

to forget (olvidar)

I forget.yo olvido

You forget

She forgets

We/ you / they forget

negative form

to sleep (dormir)

I / you do not sleep

She does not sleep.ella no duerme

We / you / they do not sleep

interrogative form

to cheat (copiar / hacer trampa)

Do I cheat?

Do you cheat?.¿copias tú?

Does she cheat?

Do we / you / they cheat?

**

Skeleton of verbs (enunciado o presentación de verbos)

To speak spoke spoken (hablar)

To speak: INFINITIVE form (hablar)

spoke: PAST form (hablé, hablaba)

spoken: PAST PARTICIPLE form (hablado)

 

Lexical verbs :

A/ regular verbs, e.g:

to play played played; to look looked looked; to walk walked walked

[past form + past participle form end in –ed]

B/ irregular verbs, e.g:

to see saw seen; to read read read; to quit quit quit

[past form + past participle form do not end in -ed]

__

e.g.exempli gratia (for example)

Eugenio Fouz.-311017

**

Download the PDF via @SlideShare if you like:

http://tinyurl.com/y6ubu6aa

*

Or try GoogleDrive: 

http://tinyurl.com/y8m33sbs

**


Suspendermen

Elements of True Gentlemen

if all else fails...use a hammer

an exercise in percussive maintenance

Tiny Texts

Read, listen & learn a littleEnglish

Garrafablog

El primer blog de Garrafón en habla hispana

Mitzie Mee Blog

Bangkok - Dubai - Las Vegas - Los Angeles - New York - Tokyo. A blog about travel, food and life in Dubai.

No More Spanglish!

¿Necesita saber inglés para trabajar? Mejore su inglés eliminando los errores más comunes.

Tinkerbelle

Making her way back to Neverland one day at a time...

A Guy's Moleskine Notebook

Books. Reflections. Travel.

efnotebloc

crear siempre, aprender y guardar la llama